La esperanza blanquivioleta

Un debutante de 22 años está siendo el mejor jugador del Valladolid

Toni Villa en el Valladolid-Nàstic
Toni Villa en el Valladolid-Nàstic

Oviedo

Meses después de que José Arnáiz, la última gran perla de la cantera del Real Valladolid abandonara el club pucelano para fichar por el F.C. Barcelona "B", Zorrilla vuelve a sonreír con otro producto de su escuela. Se trata de Toni Villa, un fino centrocampista que está siendo uno de los puntos fuertes del equipo de Luis César Sampedro en este primer tercio de temporada. 

Laureano Antonio Villa Suárez nació en Murcia en 1995, hace 22 años. Tras aterrizar a los 15 años en las categorías inferiores del Real Valladolid, en la 14/15 llegó al filial pucelano, entonces en 2ªB y entrenado por Rubén de la Barrera. Precisamente, en el partido que el Real Oviedo perdió en Zorrilla ante dicho filial, Toni Villa marcó el gol de la victoria vallisoletana. Nuestro protagonista se volvió a encontrar con De la Barrera en León, cuando el Valladolid cedió al murciano a la Cultural. Villa fue pieza clave en el sistema del técnico gallego, marcando cinco goles en la temporada regular y anotando un tanto clave en el playoff de campeones ante el Barça B

Tras el ascenso, De la Barrera volvió a querer a Toni Villa en su equipo, pero el Valladolid esta vez no accedió: sabían que había llegado su hora en el primer equipo. A pesar de no entrar en el once durante las primeras siete jornadas de competición, sus buenas actuaciones en las eliminatorias coperas hicieron que Luis César Sampedro apostara definitivamente por el murciano. Desde su titularidad ante el Rayo en la jornada 8, partido en el que dejó una jugada portentosa, Villa lleva cinco encuentros de seis saliendo desde el inicio y manejando a su antojo el ataque pucelano. 

Gerard López, entrenador del F.C. Barcelona "B", lo descubrió en el playoff del año pasado y parece ser que no se ha olvidado de él. Según medios de comunicación catalanes, el club culé lo está siguiendo de cerca y podría ir a por él en el mercado de invierno. Por si las moscas, el Valladolid ya está trabajando en su renovación, al considerarlo una pieza clave en su proyecto de futuro. 

Comentarios

La esperanza blanquivioleta