Saúl, Toché y segunda victoria

¿Qué ocurrió en el partido de la primera vuelta?

Linares disputa un balón en el Oviedo-Cádiz
Linares disputa un balón en el Oviedo-Cádiz

Oviedo

Sin tiempo para digerir la victoria ante el Sporting, el Real Oviedo afrontará mañana otro de esos partidos que pueden significar algo más que tres puntos. Los azules visitan el Ramón de Carranza para enfrentarse a un Cádiz con el que están empatados a todo en la segunda plaza de la tabla. Si a eso le sumamos la reciente rivalidad entre ambos conjuntos debido al ascenso del Oviedo de 2015 en tierras gaditanas, al encuentro le sobran los alicientes. Ahora que el golaveraje empieza a cobrar importancia, ¿recuerdas qué pasó en el partido del Carlos Tartiere?

Partido de detalles

El Real Oviedo salió reforzado del derbi. El gol de Toché silenció El Molinón y dio alas a un oviedismo que, tras 14 años, se vio a la misma altura que su eterno rival. Llegaba el Cádiz al Tartiere y la afición respondió. Gran ambiente en un municipal ovetense que desde el principio supo entender la importancia del encuentro. Los de Anquela comenzaron dominando a un conjunto que llegaba sin Álvaro García, una de sus principales estrellas. 

Tras una primera parte sin demasiadas ocasiones claras de gol, el encuentro llegó al descanso con empate a cero. Ya en el segundo tiempo, el partido se fue abriendo poco a poco y los huecos fueron apareciendo. El Cádiz lo intentaba a su manera: pocos pases pero muy verticales y siempre buscando la espalda de la defensa azul. Pero no se había cumplido el 65' y apareció Toché. Saúl Berjón, el mejor oviedista, encontró una grieta en el entramado defensivo amarillo y filtró un gran pase al delantero murciano, que no desaprovechó el regalo. Cuarto gol en cinco jornadas para un Toché que estaba de dulce.

El partido fue muriendo con el Oviedo intentando aguantar el resultado y el Cádiz en busca del empate. Tan solo Salvi, de falta directa desde la frontar, hizo temblar un poco al Carlos Tartiere. Segunda victoria en Liga y el Oviedo que se ponía séptimo. Como anécdota, los azules empataban a puntos con el Sporting y gracias a la diferencia de goles, por primera vez en muchos años, estaban por delante en la clasificación. 

El once de Anquela

La gran segunda parte de Aarón Ñíguez en El Molinón hizo volver al ilicitano al once inicial de Juan Antonio Anquela, en detrimento de Mossa. Ese fue el único cambio respecto al partido de Gijón. Verdés y Carlos volvieron a cuajar un muy fiable encuentro en el centro de la zaga, Folch fue uno de los hombres del partido y, como lleva pasando toda la temporada, Aarón y Saúl lideraron el ataque carbayón.

En el banquillo, Anquela contaba con un abanico bastante variado. Mossa y Forlín, dos hombres sin los que no se entendería el Oviedo actual, todavía no habían entrado en el equipo y fueron reservas junto a Alfonso, Valentini, Linares, Owusu y Pucko. Si uno se pone a repasar, el Oviedo que visitará Carranza mañana lo hará con hasta cuatro novedades respecto al partido de ida. 

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Saúl, Toché y segunda victoria