El ayuntamiento defiende la «absoluta legalidad» del cambio de césped del Tartiere

Ignacio Cuesta asegura que la obra no necesita licencia municipal pero sí autorización

Javier Cuesta y Gerardo Antuña
Javier Cuesta y Gerardo Antuña

Oviedo

Una de las primeras medidas tomadas por el bipartito formado por PP y Ciudadanos ha sido impulsar las obras de remodelación del césped del Tartiere. Era una promesa electoral de los dos partidos y la celeridad con la que se puso en marcha levantó críticas entre la oposición. Principalmente en el PSOE. A pesar de ello, los socios de gobierno defienden la «absoluta legalidad» de la tramitación administrativa.

El concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Oviedo, Ignacio Cuesta, ha defendido esa «absoluta legalidad» de la tramitación realizada en el consistorio para dar luz verde a las obras de renovación del césped del estadio Carlos Tartiere. Cuesta ha salido al paso de las críticas vertidas por el PSOE ya ha defendido que su actuación está amparada por los informes preceptivos de los funcionarios municipales.

El edil de Infraestructuras también ha explicado este extremo al PSOE en el seno de la Comisión del ramo, donde ha defendido que lo necesario en esta ocasión no era una licencia municipal, sino una autorización. «Lo hemos explicado de manera profusa en el ámbito de la Comisión, yo creo que hemos aclarado algo que para nosotros no tenía ninguna duda pero que por parte del PSOE ha generado una cierta inquietud», ha añadido.

En la mencionada Comisión el concejal de Infraestructuras también ha dado cuenta de la resolución del contrato que tenía el Real Oviedo con la empresa de mantenimiento del césped, que es la que está llevando a cabo estos trabajos de subsanación de las deficiencias del campo en el plazo inicial de un año. «Evidentemente ha contado también con la tramitación administrativa pertinente, con los informes de todos los servicios y con la resolución de la de la Junta de Gobierno», ha asegurado.

En cuanto a las críticas de los usuarios del centro social cercano por la seguridad de las obras y el polvo que levantan, Cuesta ha asegurado que este ha sido un problema «muy puntual» que derivaba del amontonamiento de la arena que se retiraba del campo.

El edil de Parques y Jardines, el popular Gerardo Antuña, ha cargado igualmente contra la «irresponsabilidad clara» del PSOE en este asunto, ya que los informes que derivaron en la autorización de las actuaciones los facilitaron los funcionarios municipales que hasta «hace escasos meses» trabajaban bajo las órdenes del anterior equipo de gobierno, dirigido por el socialista Wenceslao López.

Es por ello que considera que esta crítica al nuevo gobierno «viene más por la destrucción, más por la crítica política, que por la mejora de una instalación».

Comentarios

El ayuntamiento defiende la «absoluta legalidad» del cambio de césped del Tartiere