La segunda oportunidad, y quizás la definitiva

Los jugadores del Real Oviedo con menos minutos buscarán, en otras dos semanas con jornadas intersemanales, reengancharse al equipo de Ziganda

Mujica golpea un balón ante Mossa
Mujica golpea un balón ante Mossa

Oviedo

5 partidos en 16 días. Eso es lo que le espera al Real Oviedo desde este sábado, 21 de noviembre, hasta el próximo 6 de diciembre, domingo. Fuenlabrada, Lugo, Almería, Alcorcón y Sabadell. Tres encuentros en el Carlos Tartiere, dos a domicilio. Será la segunda tanda de jornadas intersemanales de lo que va de temporada y la última antes del mercado de invierno. 

El equipo carbayón, asentado en la parte alta de la tabla tras tres victorias consecutivas y con un estilo de juego que se lleva gestando desde la pretemporada, llega a esta minimaratón de partidos en su mejor momento. Quizás, el único lunar sea la poca aportación de muchos de los suplentes. Y es un asunto complejo.

José Ángel Ziganda no es un entrenador que se caracterice por mover mucho el banquillo durante los partidos. Si no es por lesión, el Cuco comienza a retocar el equipo pasado el minuto 70 de encuentro, y lo hace poniendo a jugar a sus jugadores confianza: Obeng (representa el 48% de los minutos jugados por los suplentes del ataque) desde que la pareja Leschuk-Nahuel se ha asentado, Javi Mier y Viti. Esos tres son los únicos futbolistas azules que, partiendo desde la grada, están teniendo minutos reales en las segundas partes. Nadie más.

Y este es un proceso que se retroalimenta. Si un futbolista no juega con asiduidad, es difícil que cuando le toque aportar en los últimos cinco o, a lo sumo, diez minutos su rendimiento sea el mejor. Ya no digamos cuando salen a la palestra todos juntos, como el día del Leganés, la única jornada en la que el Real Oviedo no fue el equipo que lleva siendo todo el curso. La única jornada en la que se desnaturalizó, y no solo por el cambio de esquema. 

El conjunto carbayón llegó a la primera tanda de cinco partidos en dos semanas con solo una victoria en el zurrón, ante el Sporting, así que una mala racha significaba volver a ocupar la zona peligrosa de la tabla. Y así fue. Perdió tres de los cuatro partidos y solo el triunfo ante Las Palmas en el último encuentro de aquella minimaratón evitó el desastre. Aburjania, Cedric y Jimmy solo fueron titulares en Leganés. Mujica tuvo ocho minutos ante el Logroñés. Riki no saltó al campo en ninguno de los cinco encuentros.

Ahora, el Real Oviedo está en una situación mucho más cómoda. Una situación ideal para que Ziganda integre a estos futbolistas en la gran dinámica que atraviesa el equipo azul y para que los propios jugadores aprovechen dicha oportunidad. Cinco partidos en los que las rotaciones serán necesarias para mantener el ritmo alto. Seis, incluso, si contamos el duelo de Copa del Rey en Coria (15,16 o 17 de diciembre). Con el mercado de invierno a la vuelta de la esquina, quizás no haya más oportunidades para alguno de ellos. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La segunda oportunidad, y quizás la definitiva