Un hombre que cambió un equipo

ALFONSO SUÁREZ OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Francesc Arnau Real Oviedo.Francesc Arnau, en la sala de prensa del Carlos Tartiere
Francesc Arnau, en la sala de prensa del Carlos Tartiere Real Oviedo

El fallecimiento de Francesc Arnau deja en shock al club y familia oviedista

24 may 2021 . Actualizado a las 09:25 h.

En el imaginario popular, Francesc Arnau quedará como un guardameta que completó su carrera deportiva entre el FC Barcelona y el Málaga. Para el oviedismo, será la persona que llegó en el peor momento posible y que tuvo la capacidad para rediseñar un equipo a contrarreloj y de manera exitosa. Tomó decisiones, acertó, también se equivocó, trabajó hasta el último día y se marchó dejando un gran vacío.

La noticia corrió como la pólvora en las primeras horas del sábado por todo Oviedo. Solo cuando el propio club lo confirmó de manera oficial, los susurros se convirtieron en realidad. De ahí, al drama. El de una familia que queda rota. Mujer, dos hijos, padres y muchos amigos y excompañeros que hoy lloran su pérdida.

Formado en las categorías inferiores del FC Barcelona, Francesc Arnau Grabalosa (Les Planes d'Hostoles, Cataluña; 23 de marzo de 1975-Oviedo, Asturias; 21 de mayo de 2021) llegó al primer equipo catalán de la mano de Bobby Robson. El técnico inglés le hizo debutar en un choque ante el Atlético de Madrid que terminó con un abultado 3-3. Era una época en la que defender la meta del Barcelona era un oficio de mucho riesgo. Tras la salida de Andoni Zubizarreta, junto a Francesc, pasaron Carlos Busquets, Vitor Baía, Julen Lopetegui, Ruud Hesp, José Manuel Reina, Richard Dutruel o Roberto Bonano. Ninguno de ellos triunfó. Ninguno perduró hasta la aparición de Víctor Valdés.