Una «propina» de 125.000 euros

El Gordo sonríe con un segundo premio a los camareros de un bar de Villaviciosa que invirtieron el bote en el décimo. La misma administración vendió un quinto

Cristina Simón y Ani Roda, ganadoras de un segundo premio de la Lotería de Navidad
Cristina Simón y Ani Roda, ganadoras de un segundo premio de la Lotería de Navidad

Redacción

Villaviciosa está de enhorabuena. Dos premios del Gordo de la Lotería -un segundo y un quinto- han sido vendidos en su Administración de Lotería Nº1, situada en la calle Vallina y Fernández. Han sido agraciados con 125.000 y 6.000 euros, respectivamente, pero el segundo premio tiene detrás un historia muy especial: fue comprado por los tres camareros -que son, a su vez, familiares- que regentan un bar local, el Café del Sol, y que decidieron invertir el dinero de las propinas en tres décimos, uno por cada uno de ellos. Los trabajadores hosteleros han tenido la tremenda fortuna de que una de las participaciones ha resultado premiada con el segundo premio, el cual repartirán ahora en tres partes iguales.

«Me llamó mi primo, que está ahora en casa enfermo de gripe y estaba viendo el sorteo. Sabíamos que había tocado algo en Villaviciosa pero no que éramos nosotros», explica Cristina Simón, camarera del Café del Sol, hablando de la llamada de su primo, el también trabajador del bar, Raúl Palacio. La chica no se lo podía creer de ninguna manera pese a los esfuerzos de su primo por convencerla. «Si es que no sabía ni qué números llevábamos. Raúl insistía en que sí, que nos había tocado. Hasta que no me envió la foto por Whatsapp del décimo para demostrármelo no hubo forma de que le creyese», comenta todavía un poco con un poco de sorpresa.

Ellos siempre suelen jugar juntos a la Lotería y decidieron comprar tres décimos con el dinero de las propinas que guardaban en el bote, hace ya varios meses. «Recuerdo que lo compramos a finales de septiembre o principios de octubre, con bastante antelación, durante quince días en los que Raúl estaba de vacaciones», cuenta Cristina. La tercera en discordia, la tía de ambos que regenta el local y que responde al nombre de Ani Roda, recibió la noticia mientras se dirigía al trabajo. «Venía conduciendo y me llegó una llamada de mi sobrino. Lo primero que le dije fue que estaba conduciendo y que no podía hablar así que casi le cuelgo. Empezó a decirme que de los tres décimos que teníamos uno era el segundo premio, que nos había tocado», asegura la afortunada. Cuando llegó al Café del Sol ya todo el mundo lo sabía porque Raúl telefoneó al bar en primer lugar y la recibieron celebrándolo.

Respecto al premio ninguna de ellas sabe todavía qué van a hacer con los 125.000 euros. «No tenemos ni idea, igualmente no nos va a quitar de trabajar pero se agradece muchísimo que nos haya caído algo así a los tres de repente», comenta Ani. Por su parte, aunque Cristina comparte su postura y tampoco sabe en qué lo invertirán, sí que tiene claro lo que toca ahora: celebrarlo. «Con el premio aún no sé, pero lo que vamos a hacer ahora mismo es una fiesta para los clientes», cuenta la trabajadora con gran alegría.

Una administración que reparte millones

No es la primera vez que la Administración de Lotería Nº1 de Villaviciosa reparte la suerte y los euros entre sus vecinos. Además de estos segundo y quinto premio de la Lotería de Navidad de 2016, hace cinco años también hubo una lluvia de premios -en y de millones- en la localidad. El sábado 22 de octubre de 2011 la misma administración vendió la serie entera de cien décimos del número 87.620, agraciado con el primer premio del sorteo ordinario de la Lotería Nacional, lo que significó 9 millones de euros en premios. A cada participación le correspondieron 60.030 euros aunque uno de ellos, con la fracción tercera y la serie cuarta, fue agraciado con 3 millones de euros.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Una «propina» de 125.000 euros