El puente de los Santos, cinco años sin luz

Los conflictos de competencias entre administraciones dejan sin alumbrado la infraestructura que une Asturias y Galicia, pese a encontrarse en la autovía A-8


Redacción

Las infraestructuras no solo hay que hacerlas, también hay que mantenerlas. Y eso cuesta dinero. Mucho. Quizás por eso no son infrecuentes los conflictos de competencias y las discusiones sobre a quién corresponde el mantenimiento en los casos en los que dos Administraciones comparten la titularidad de una vía. Un ejemplo de esas infraestructuras, puentes en la mayoría de los casos, sin luz o con deficiencias precisamente por esas colisiones territoriales es el puente de los Santos. El viaducto que une Galicia y Asturias a la altura de Ribadeo y Figueras, en Castropol, lleva cinco años sin alumbrado.

La suministradora cortó la luz a finales del 2011, después de que el Concejo de Castropol, que hasta entonces había asumido ese gasto, dejase de pagar la factura tras 24 años haciéndolo. Castropol había intentado durante años, sin éxito, que Ribadeo financiase su parte, es decir, la iluminación de la mitad de la infraestructura. A partir del año 2008, cuando entró en servicio la autovía A-8, de la que este puente forma parte, intentó que fuese el Ministerio de Fomento, como titular de la vía, el que se hiciese cargo del gasto. La propuesta tampoco cuajó, así que la plataforma se quedó sin luz, y así sigue. Hace algunos meses, la Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias instó a los dos ayuntamientos a hacerse cargo del pago. Ribadeo, por su parte, llevó el asunto hasta el Defensor del Pueblo.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El puente de los Santos, cinco años sin luz