Gondán repara una patrullera que fue dañada en el casco en una persecución

La embarcación, con base en Algeciras, llegó a Ribadeo en la cubierta de un mercante


RIBADEO / LA VOZ

La patrullera Río Belelle, del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, y con base en el puerto de Algeciras, ha sido reparada por Astilleros Gondán. Desde hace días se encuentra amarrada en el puerto deportivo de Ribadeo, mientras se realizan las últimas pruebas y se cumplen con los protocolos antes de su regreso a la Bahía de Algeciras. Fuentes consultadas apuntaron que estará en Ribadeo probablemente dos semanas más.

La patrullera llegó a la ría ribadense hace unas semanas, cargada en la cubierta de un mercante. Fue así por los daños que presentaba en el casco, que le impedían navegar, sufridos en una persecución en una operación de la Guardia civil.

La patrullera Río Belelle fue construida por Gondán, con otra embarcación gemela, el Río Águeda, y se entregaron al Ministerio del Interior en verano de 2015, siendo asignadas a las bases de Algeciras y Cádiz, respectivamente, una zona especialmente conflictiva, con el cometido de realizar tareas de control del narcotráfico y de la inmigración irregular, además de la protección del medio marino, para lo que fueron diseñadas y equipadas específicamente.

La Río Belelle, denominada patrullera media, mide 20,90 metros de eslora y cinco de manga. Su autonomía alcanza las 570 millas y se concibió para una vida útil de al menos quince años. Con 2.000 caballos de potencia, impulsada por hidrojets de la serie 40s de Rolls-Royce llega a alcanzar una velocidad de 36 nudos. Fue fabricada con aluminio y plástico reforzado con fibra de vidrio en las instalaciones que Gondán tiene en las inmediaciones del muelle de Vegadeo. La patrullera está concebida para una tripulación de cinco personas y cuenta con un radar de superficie con un alcance de 96 millas.

Buque insignia

No fue este el único contrato que Gondán firmó con el Ministerio del Interior. En 2010 entregó el Río Segura, una patrullera de altura de 73 metros de eslora y 12 de manga, que construida en Figueras (Castropol) en su momento fue definida como el buque insignia de la Guardia Civil de Mar. Se licitó en 2008 por algo más de 15 millones de euros.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Gondán repara una patrullera que fue dañada en el casco en una persecución