Perceberos del Occidente asturiano, en pie de guerra

Denuncian la impunidad con la que se practica el furtivismo


Puerto Vega / Redacción

Los perceberos asturianos, más de 300, buena parte de los cuales practican la actividad en el Occidente asturiano, en zonas de Puerto de Vega y Luarca, aseguran no poder más. Ayer una representación de ellos se reunieron en el muelle de Puerto de Vega para denunciar la impunidad con la que se practica el furtivismo. Dicen que llevan años soportándolo y conteniéndose cuando los furtivos son descubiertos y denunciados en reiteradas ocasiones y quedan libres, con multas que nunca se llegan a cobrar porque se declaran insolventes. Así las cosas, reinciden en el furtivismo «porque les sale muy barato, gratis», señalan.

«No puede que, por los pocos que al final pagan las multas, sigan yendo al percebe porque la sanción le sale más económica en comparación con lo que ganan. Es vergonzoso», manifestó ayer Avelino Fernández, un percebero de Ortiguera (Coaña).

Aseguran que el Seprona de la Guardia Civil trabaja intensamente y con eficacia, pero todo se queda en nada cuando los furtivos llegan ante la justicia. Por eso piden que se endurezcan las penas, porque la mayoría de detenidos son gente que acumula antecedentes por la práctica del furtivismo. Añaden que ahora, si bien la nueva legislación contempla incluso penas de cárcel, en la práctica ello no ha supuesto una disminución de esta actividad ilegal. Y aseguran que esto repercute en el riesgo, cada vez mayor, que asumen los perceberos legales, ya que al estar esquilmados los peñones tienen que ir a buscar los percebes a zonas mucho más peligrosas.

También piden una mayor implicación de hosteleros y participares que compran percebe ilegal. «Nosotros pasamos controles, pesajes. Ellos nada de nada. Se pone en riesgo la salud pública», asegura Manuel Fernández, otro percebero de Ortiguera.

Tags
Comentarios

Perceberos del Occidente asturiano, en pie de guerra