Por los Oscos, tras las huellas de más de 5.000 legionarios romanos

Los investigadores iniciaron las catas en A Fonsagrada y confían en presentar ya el viernes los primeros resultados


santa eulalia / la voz

No es nada fácil acceder a Pena Parda. Es el nombre por el que se conoce la zona donde se encuentra el mayor asentamiento militar hallado en Galicia y que podría haber albergado a cerca de 5.000 soldados. Llegar en todoterreno es la única solución para conocer de cerca un campamento que ocupa unas 10 hectáreas compartidas a medias entre Galicia y Asturias. Su extensión sería, más o menos, como unos doce campos de fútbol.

En este enclave, desde el lunes por la tarde trabajan cinco arqueólogos que han llegado a A Fonsagrada con el objetivo de desvelar más detalles de los hábitos que tenían estos contingentes militares que desempeñaron su actividad entre los siglos I y III después de Cristo.

Estarán hasta el domingo realizando catas e intentando plasmar en tres dimensiones el terreno del campamento gracias al uso de un dron.

«Lo descubrimos hace unos tres años y ahora lo que queremos es indagar más en él. Ya teníamos datos a través de imágenes aéreas, pero necesitamos confirmar otros detalles, como la cronología o su delimitación», manifestó Andrés Méndez, uno de los arqueólogos que participan en los trabajos.

La investigación durará pocos días, hasta el sábado, pero son optimismo y creen que será tiempo suficiente para sacar a la luz detalles de las protecciones que montaban y usaban los romanos para evitar ataques enemigos cuando se encontraban descansando.

Las estructuras defensivas

«Tras una jornada de avance, todo el ejército buscaba un sitio para descansar y para ello levantaban defensas. Lo que nos interesa son esas defensas, porque creemos que el resto no se conserva», explicó Andrés Méndez.

No hay previsión de encontrar objetos personales, pero todos son conscientes de que en investigaciones como estas siempre pueden aparecer sorpresas. En Asturias ya se estudiaron otros campamentos similares. Los arqueólogos trabajaron en otros asentamientos militares hallados en el Alto de la Garganta, en Villanueva de Oscos, y en el concejo de Boal. En Galicia, este es el primero que investigan.

«Galicia llega un poco más tarde en este tipo de estudios en campamentos. En el Principado ya hemos llevado a cabo otros seis», apuntaba Andrés Méndez.

En Santa Eulalia

Los trabajos de estos días son financiados por la Diputación de Lugo y el Concello de Fonsagrada, que aportan 46.000 euros, pero la intención es que en un futuro la investigación de este campamento pueda también llevarse a cabo en territorio asturiano, en el concejo de Santa Eulalia de Oscos. En esta zona la maleza y la vegetación complican mucho el trabajo, pero su interés arqueológico es también muy alto.

El equipo de trabajo tiene todavía por delante cuatro intensas jornadas. El viernes por la tarde tienen previsto presentar algunos resultados en un acto público en A Fonsagrada; el sábado por la mañana harán una visita guiada en la zona, y el domingo, finalmente, procederán al sellado de la zona investigada.

Algunos de esos arqueólogos están en la actualidad trabajando en el extranjero, en Portugal y Reino Unido. «Son trabajos muy intensos, pero que merecen la pena. En mi caso tengo que pagarme el billete de avión para llegar aquí, pero los resultados son muy valiosos para completar trabajos académicos propios», explicó otro de los arqueólogos.

Pendientes en Santa Eulalia, donde desconocían la existencia del yacimiento

En Santa Eulalia de Oscos siguen estos días con atención las prospecciones arqueológicas que se realizan en el concello vecino, en Galicia, de A Fonsagrada. El alcalde del municipio asturiano, Marcos Niño, reconoce que desconocía que el asentamiento militar romano se extendiese hasta su término municipal. «Ni estaba plasmado en nuestro inventario ni nadie nos había dicho algo», manifestó.

De ahí su interés por los trabajos arqueológicos y porque se pueda conocer más sobre un asentamiento que podría haber albergado a 5.000 soldados romanos. Y aprovecha para reclamar al Principado más inversión en materia cultural para poder investigar lugares así. Niño Gayoso pide que la comarca Oscos?Eo se integre en el plan arqueológico del Parque Histórico del Navia, para lograr financiación.

Por los Oscos, tras las huellas de más de 5.000 legionarios romanos