Las mil caras amables de la solidaridad

El Occidente astur da ejemplo y en el Franco, con buen humor, hubo una carrera con rollos de hierba seca


CASTROPOL / LA VOZ

Este fin de semana ha sido uno de los más solidarios en el Occidente asturiano. En El Franco han querido recaudar dinero para la lucha contra el cáncer organizando una curiosa e innovadora competición con rollos de hierba seca. Es la primera carrera de estas características que se hace en la comarca astur y, como se esperaba, contó con la participación del público. Las personas inscritas tuvieron que empujar a través de un recorrido preparado en el parque de La Caridad rollos de paja que se acercaban a los 200 kilos. Algunos lo intentaron solos, con bastantes complicaciones, mientras que otros lo hicieron en parejas. Todo con el objetivo de recaudar dinero para la Fundación Sandra Ibarra contra el cáncer. Más allá de resaltar vencedores y vencidos, la competición fue todo un derroche de risas y buen humor.

En el Peñamar

El otro gran acto solidario tuvo lugar en Castropol. En el restaurante Peñamar se desarrolló la comida solidaria en la que se entregó al hospital de Jarrio el material adquirido con la recaudación del último Paseo Solidario Villa de Figueras. Los 130 comensales que asistieron al acto pagaron 30 euros, de los cuales 25 se fueron directamente a la fundación de Sandra Ibarra contra el cáncer. El Cross ? Paseo de Figueras, celebrado a finales de agosto, logró recaudar 10.800 euros gracias a la participación de unas 1.500 personas.

Con este dinero se ha adquirido un histeroscopio y nueve lámparas dermatológicas que servirán para realizar pruebas de detección de cáncer. El acto de entrega de este material tuvo lugar minutos antes del inicio de la comida y contó con la presencia de la gerente del hospital de Jarrio, de miembros de la Fundación Sandra Ibarra y de representantes de ayuntamientos y colectivos sociales de la comarca.

Más de 1.500 participantes

Los organizadores de la prueba deportiva, que cumplió este verano ocho ediciones, ya se preparan para la próxima cita, donde esperan superar la cifra de 1.500 inscritos.

El desarrollo de actividades impulsadas por la Fundación Sandra Ibarra es cada vez más constante en esta zona. Su presidenta, Sandra Ibarra, acude a la comarca siempre que puede a respaldar los eventos y lo suele hacer en compañía de su pareja, el conocido periodista Juan Ramón Lucas. Ayer les fue imposible acudir a la comida solidaria debido a otros compromisos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las mil caras amables de la solidaridad