Cazan a un furtivo de la angula intentando vender un kilo en un restaurante

El detenido, un cántabro de 41 años, tienen numerosos antecedentes

Angulas.Angulas
Angulas

Redacción

Efectivos del Seprona adscritos a la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón han tomado declaración a un vecino de Polanco (Cantabria), L.F.C.V., de 41 años, por un supuesto delito relativo a la protección de la flora y fauna, al ser sorprendido cuando iba a vender a un establecimiento hostelero de Ribadeva 1,3 kilos de angula pese a no tener licencia de captura.

Los hechos tuvieron lugar este pasado día 30, cuando integrantes del Servicio de Protección a la Naturaleza de la Comandancia de Gijón interceptaron a una persona en el momento en el que entraba en un establecimiento hostelero de la localidad de Bustio-Ribadedeva, con la intención de vender más de 1 kilo de angulas. El hombre confesó que las había pescado esa misma noche en la desembocadura del río Pas (Cantabria), para lo que carecía de licencia.

La Guardia Civil, que realiza servicios de prevención y vigilancia no solo sobre la pesca de este preciado producto sino también de su comercialización de manera ilícita, lo sorprendió cuando se disponía a trasladar la angula en un caldero, disimulado en el interior de una bolsa.

El total de la angula incautada, 1.300 gramos, era de angula viva por lo que tras su peso en la lonja de Bustio, fue devuelta a la ría de Tina Mayor, desembocadura del río Deva. El hombre tiene numerosos antecedentes de pesca furtiva.

Las diligencias serán entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Llanes, así como se tramitará la correspondiente denuncia a la Dirección General de Pesca Marítima del Principado de Asturias.

Comentarios

Cazan a un furtivo de la angula intentando vender un kilo en un restaurante