El dramático relato de una víctima de la violencia machista: «Pensé que no salía viva del coche»

Juicio a un joven por la paliza a su exnovia en Cangas del Narcea

Juzgados de Oviedo
Juzgados de Oviedo

Redacción

La presunta víctima de agresiones y amenazas por parte de su pareja en Cangas de Narcea ha relatado hoy en su testimonio que creyó que «no salía viva del coche» en el que la encerró el acusado para obligarla a retomar su relación, aunque éste ha declarado que no recuerda nada de lo sucedido porque había mezclado pastillas y alcohol.

Durante la vista oral celebrada en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, la mujer ha explicado que el hombre fue a buscarla al aparcamiento después de su jornada laboral, quitándole el móvil y encerrándola en su vehículo, donde la agredió brutalmente y le destrozó el coche.

Posteriormente, cuando el hermano de la víctima llegó al lugar de los hechos en su coche, el autor salió del vehículo a gran velocidad y le propinó un puñetazo al mismo, que tenía la ventanilla bajada, y trató de abrir la puerta trasera donde estaba el hijo de éste mientras aseguraba «te voy a dar donde más te duele».

El acusado, J.M.V.B., ha relatado que no recuerda nada de lo sucedido, ya que actuó bajo la influencia del alcohol y las pastillas, y ha negado los anteriores episodios de violencia denunciados por la víctima, que aseguró que la maltrató en dos ocasiones cuando estaban en la casa de los padres de éste.

En su defensa, ha asegurado que la víctima ha sido influenciada por una ex pareja anterior que le denunció por maltrato, episodio por el que fue condenado a una pena de prisión, y sobre la que pesa una orden de alejamiento actualmente.

Los padres del presunto autor de los hechos han señalado que durante los primeros episodios de violencia estuvieron en casa con la pareja, y han alegado que no escucharon «nada raro» y que la relación estaba «bien», aunque han tenido varias contradicciones acerca del episodio del coche, que han alterado al acusado y ha obligado a los agentes que le custodiaban a ponerle los grilletes.

Sobre este último episodio, tras el cual la víctima fue ingresada en el hospital de Cangas del Narcea y posteriormente derivada al HUCA, también ha declarado el amigo que acompañó al acusado a dicha localidad para que la pareja arreglase las cosas, que ha negado que el acusado agrediese a la mujer en el coche durante su presencia, así como que propinase un puñetazo a su hermano.

Sin embargo, este testimonio no concuerda con su declaración policial, algo que ha destacado el fiscal, ni con la versión dada por el hermano y la ex pareja de éste, así como con los informes del forense y policiales, que concluyen que la víctima llegó a dependencias policiales «ensangrentada» y fue hospitalizada con «policontusiones» y «múltiples heridas» por todo el cuerpo.

En las conclusiones finales, la Fiscalía ha modificado una de las peticiones de amenazas, dirigida inicialmente a la víctima y que de la que finalmente se ha cambiado al hermano, lo que conlleva una rebaja de 18 meses respecto a la petición inicial de nueve años, aunque ha sido tajante en cuanto a lo sucedido, concluyendo que no tiene «la más mínima duda» de que sucedió lo relatado por la víctima.

Por su parte, la acusación particular ha coincidido con la Fiscalía sobre los hechos ocurridos, aunque tras su modificación la pena solicitada ha aumentado hasta los 19 años, por delitos de detención, amenazas, lesiones y maltrato.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El dramático relato de una víctima de la violencia machista: «Pensé que no salía viva del coche»