¿Tiene sentido un bautismo civil?

La controversia se entiende por el origen religioso, pero el alcalde dice que la iniciativa responde a una demanda social


vegadeo / la voz

¿Tiene sentido un bautismo civil? ¿Se puede equiparar a una boda o, como sacramento cristiano, solo sería equivalente a la confirmación o a la eucaristía? ¿Se entendería una comunión civil? ¿Una extrema unción civil? ¿Es un ejemplo de normalización o una excentricidad amparada en la secularización? Son preguntas que estos días se hacen algunos vecinos en Vegadeo después de que el Ayuntamiento haya dado el paso de iniciar la aprobación de una nueva Ordenanza municipal reguladora de actos de bienvenida social.

El matiz que suscita el debate está claro: una boda es un casamiento o una ceremonia, civil o religiosa, con la que se solemniza. Pero el bautismo es un acto puramente religioso, un sacramento iniciático, de conversión al cristianismo. El alcalde veigueño, el socialista César Álvarez, manifestó que su iniciativa responde a una demanda social: «Me preguntaron por ello un par de madres. En Asturias ya se hace en algún concejo, como en Carreño. En el bautismo religioso, al final los padres tienen que inscribir al niño en el registro civil. Pues con esta ceremonia lo que hacemos es, tras inscribirlo, hacer un acto en el consistorio al que acude la familia y los amigos. Primero se leen los artículos en los que se basa la norma; después interviene el alcalde y, finalmente, algún familiar. Se trata de un acto social», apuntó el alcalde.

César Álvarez reconoce que la ordenanza, aprobada esta semana de forma inicial por el pleno, puede suscitar comentarios: «A mi no me han llegado, pero puede haberlos. Lo entendería. Pero en definitiva lo que estamos haciendo es regular un espacio nuevo que se está creando, porque socialmente sí hay una demanda para celebrar este tipo de actos sociales con cierta solemnidad».

En principio no se contempla el pago de una tasa, pero previsiblemente sí la habrá. En el caso de las bodas civiles, en Vegadeo se cobran 60 euros a las parejas empadronadas y 120 a quienes no lo están.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

¿Tiene sentido un bautismo civil?