Los ganaderos ultiman una macroprotesta en Picos contra el lobo

La concentración ha surgido de forma espontánea por el «hartazgo» y «desesperación» del sector, que denuncia el abandono del medio rural

ataque lobo ganadería lobos animales heridas.Los estragos del lobo en las especies ganaderas de Asturias
Los estragos del lobo en las especies ganaderas de Asturias

Redacción

«Los ganaderos estamos desesperados con el lobo, el oso, el matorral… y porque todo el mundo está en contra del medio rural». Esta problemática que cuenta Jessica López, ganadera y presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Cabrales, es «una problemática que afecta a toda Asturias» y por eso de forma espontánea y a través de las redes sociales ha surgido una macroprotesta en Picos de Europa con el objetivo de denunciar la «presión extrema» que sufre el sector ganadero asturiano, principalmente, por los constantes ataques del lobo.  La reiteración de esos ataques en la zona de Picos de Europa y su entorno ha sido el detonante de la movilización que tendrá lugar el próximo sábado 25 de agosto a partir de las diez de la mañana en el aparcamiento de Obar, situado entre Arenas de Cabrales y Poncebos. Allí está previsto que se celebre una concentración seguida de una marcha hacia la localidad de Poncebos, a unos dos kilómetros de distancia.

Esta macroprotesta, cuya organización se ultima en estos días en vista de la trascendencia que está teniendo, fue promovida inicialmente por un grupo de ganaderos locales, aunque después se fueron sumando otros de toda la zona del Oriente, desde Ponga y Piloña hasta las Peñamelleras, así como la organización Asturias Ganadera. Lo que los convocantes quieren denunciar es «el abandono generalizado en el que se encuentra el sector y la mala gestión que hace la Administración en la mayoría de los asuntos que les conciernen».

Jessica López, una de las impulsoras de la movilización, explica que esta convocatoria surgió de forma espontánea como consecuencia del «hartazgo» y la «desesperación» del sector ganadero porque en los últimos tiempos se han producido «muchos daños por el lobo» entre las cabañas ganaderas, uno daños que, matiza, «si se pagan, que no se suelen pagar, es una miseria». No obstante, asegura que «no es una cuestión de dinero, sino de que nos dejen vivir» porque «nos vemos ahogados». Esta ganadera habla por la gente que lleva toda su vida dedicada al sector, pero también por los jóvenes: «volvimos para dar vida a los pueblos y montamos una empresa para continuar con la tradición ganadera, y ahora esto. Son todo zancadillas», expresa.

El portavoz de Asturias Ganadera, Xuan Valladares, señala que esta macroprotesta que se prevé para el sábado es porque «la gente está harta de que no se solucionen los problemas» que, recuerda, «son los mismos asuntos de hace 10 o 15 años porque no se arreglan». «Es hiriente el tema de los ataques porque genera impotencia», aunque el mismo añade que la matorralización y el abandono de las infraestructuras ganaderas» son otras cuestiones que hace que la gente esté «quemadísima».

Respecto a los ataques que sufre el ganado, Valladares dice que «es un tema complicado por muchos motivos» y que la mitad de los daños que se producen en la cabaña ganadera ni siquiera se denuncia, con lo que apostilla que «las estadísticas no valen de nada» y más cuando «sólo una quinta parte de los daños se reconoce como daño del lobo». También tiene en cuenta que «no se pagan los daños indirectos» y que hay un lucro cesante que en ningún caso se compensa. Y es claro: «Si se pagara todo lo que se tiene que pagar, entonces sí se controlaría la población de lobos».

No obstante, el portavoz de Asturias Ganadera manifiesta que «el problema es grande y real» y que son muchas las cosas que hay que cambiar si se quiere que la ganadería tenga futuro. El mismo aboga porque se establezcan precios justos y porque haya una actuación inmediata después de los ataques con patrullas especializadas. En definitiva, considera que debe haber un cambio de protocolo «porque este sistema de hacer controles pero que no sean eficaces para que no protesten los ecologistas no es operativo», asegura Xuan Valladares, que reivindica «cambiar el chip respecto a la fauna salvaje para que la fauna sea llevadera y saludable».

Jessica López espera que haya «mucha afluencia» en la concentración «y no sólo de ganaderos», sino de otros sectores. «Hay muchos otros sectores que viven gracias a los ganaderos, así que en algo así deberíamos estar todos los sectores unidos porque repercute a todo el mundo», manifiesta. Ella y un representante del sector de la hostería leerán un pequeño comunicado el próximo sábado.

Valora este artículo

10 votos
Comentarios

Los ganaderos ultiman una macroprotesta en Picos contra el lobo