La UCO busca el objeto «romo y contundente» con que mataron a Ardines

Los investigadores analizan los restos biológicos de las manos del concejal que pudieran indentificar al culpable

 Inmediaciones de la casa de concejal de IU en Llanes, Javier Ardines, de 52 años cuyo cadáver fue hallado ayer con varios golpes en la cabeza a unos 300 metros de la misma
Inmediaciones de la casa de concejal de IU en Llanes, Javier Ardines, de 52 años cuyo cadáver fue hallado ayer con varios golpes en la cabeza a unos 300 metros de la misma

Redaccion

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha intensificado la búsqueda del objeto «romo y contundente» con el que los autores del crimen del concejal de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Llanes, Javier Ardines, acabaron con su vida en Belmonte de Pría, el pasado 16 de agosto.

Agentes especializados de la UCO se encuentran en Asturias desde el pasado mes como refuerzo a las investigaciones que llevan a cabo los efectivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón.

Fuentes de instituto armado han confirmado a EFE que las investigaciones continuarán bajo un estricto hermetismo policial, al amparo de la decisión de la titular del Juzgado de Instrucción de Llanes que ha decretado el secreto de sumario, para no entorpecer las pesquisas.

No obstante, la investigación dispone de varios elementos que serán claves para determinar la autoría del crimen.

Entre otros vestigios figuran los restos biológicos que la víctima presentaba en las manos, lo que favorece la tesis de la existencia de signos de defensa frente a la agresión.

Estos restos biológicos han sido remitidos para su análisis a los laboratorios centrales de Criminalística de la Guardia Civil, en Madrid.

Entre las pruebas que han sido recogidas en el lugar del crimen figuran también unas vallas que los agresores pusieron en mitad del camino de Belmonte de Pría y que forzaron al concejal a bajarse de su vehículo para apartarlas y continuar su recorrido hacia el puerto.

Estas vallas habían sido utilizadas por última vez en las fiestas de Villahormes (Llanes) y también han sido analizadas, para ver si contienen huellas de los autores del crimen.

El cadáver del edil fue encontrado por un vecino a las ocho de la mañana del día 16 de agosto, a apenas 60 metros de las vallas y de su furgoneta, que se encontraba con el motor arrancado y la puerta del conductor abierta.

Javier Ardines se dirigía al puerto de Llanes para embarcar en el «Bramadoira», la embarcación de la que era patrón, y con la que iba a salir a faenar ese día.

Su cadáver presentaba tres golpes en la cabeza, propinados con un objeto «romo y contundente», cuya localización es actualmente una de las prioridades de los investigadores.

El concejal asesinado estaba al frente de las concejalías de Playas, Medio Rural, Personal y Valle de San Jorge, y sus discrepancias en el ámbito municipal en materia de las convocatorias de ofertas de empleo público, entre otras, han llevado a los investigadores a enfocar parte de las pesquisas en este área.

Familiares, amigos y personas del entorno laboral de Javier Ardines han prestado declaración en los últimos días y se ha tomado muestras de ADN para su cotejo con las pruebas recabadas en la investigación

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La UCO busca el objeto «romo y contundente» con que mataron a Ardines