«Hay que desechar la idea de que estas cuencas van a vivir de un único motor como fue la minería»

El alcalde de San Martín del Rey Aurelio apuesta por seguir desarrollando el sector tecnológico en el concejo y considera que turísticamente el municipio y el valle del Nalón muestran «cierta atrofia»

Enrique Fernández, alcalde San Martín del Rey Aurelio
Enrique Fernández, alcalde San Martín del Rey Aurelio

Sotrondio

Enrique Fernández (El Entrego-1974) es el alcalde de San Martín del Rey Aurelio desde hace cinco años y en sus planes está dejar de serlo y volver a dar clases de Economía Financiera y Contabilidad en la Universidad cuando concluya esta legislatura. Recuerda que cuando aceptó encabezar la lista del PSOE de San Martín para las elecciones de 2011 lo hizo teniendo claro que sería «un contrato temporal» y que «venía para un cometido concreto». Pero no quiere irse sin dejar resueltas cuestiones de máxima importancia para el concejo como son la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana; impulsar aún más al municipio en el sector tecnológico, de investigación y conocimiento; o darle un intenso lavado de cara al concejo con el plan de limpieza. Y esto, y alguna cuestión más, con los escasos recursos con los que suelen contar las administraciones locales ahora que están bloqueados los fondos mineros. A este respecto, señala que «hay un efecto aprendizaje» y que en un debate sobre en qué se gastaron esos fondos hay que reconocer «aciertos y errores». No obstante, no entra a juzgar a quienes los gestionaron porque admite que en aquellos tiempos de bonanza quizá el hubiera hecho lo mismo. Ahora tiene claro que «hay que desechar la idea de que las cuencas van a vivir de un único motor como en su día fue la minería» y ve en el turismo una oportunidad para el valle del Nalón aunque señala que «a día de hoy mostramos cierta atrofia» propia de quien nunca tuvo que recurrir a ese recurso. Pero cree que coordinado desde la Mancomunidad y con la implicación de la iniciativa privada se puede generar «un verdadero sector turístico».

-El PSOE ha gobernado históricamente en San Martín del Rey Aurelio, casi siempre con mayoría absoluta (la excepción fue el periodo 1987-1991). A usted le han tocado los tiempos difíciles de gobernar con mayoría simple y escasos recursos. Y así lleva cinco años ¿qué balance hace a grandes rasgos?

-Cada uno afronta la época que le toca y no hay vuelta. Un vecino, reflexionando sobre esta situación que me toca vivir en la gestión pública, me dijo que mar en calma no hace buenos marineros, que me lo tomara con filosofía, que hiciese todo lo que pudiera y la verdad es que a pesar de las dificultades los vecinos de San Martín entienden estas dificultades, y las entienden porque están pasando a todos los agentes económicos, no es un problema o dificultad solo del ayuntamiento, sino de empresas u otras administraciones.

-La deuda municipal es algo que ha traído a muchos alcaldes de cabeza ¿le ha servido de algo ser profesor de Economía Financiera y Contabilidad para sanear las arcas del Ayuntamiento?

-Más que para sanearlas me ha servido para entender la realidad. Una cosa es el nivel de endeudamiento y otra es la capacidad de soportar ese nivel de endeudamiento. Nosotros en el Ayuntamiento tenemos un nivel relativamente bajo, de un 25% de los recursos ordinarios cuando el límite está en el 110%, pero lo importante es que ese nivel de endeudamiento no pone entredicho ni la liquidez ni la solvencia del Ayuntamiento, por tanto, es un nivel asumible. Desde ese punto de vista, si me ha servido para entender una realidad que ha sido crítica pero que, a día de hoy, está bajo control. Pero por entender mejor la realidad no significa que tengas las herramientas o recursos para solucionarlo.

-Entre las cosas complicadas que tiene gobernar en minoría está el tema de los  presupuestos, que casi siempre hacen correr ríos de tinta?

-Yo creo que se ha perdido el temor a tumbar los presupuestos, lo cual es algo grave porque si no hay presupuestos no hay capacidad de gasto y de inversión y, por tanto, eso supone una parálisis de la administración. Y digo que se ha perdido el miedo porque esa irresponsabilidad en la que incurre quien frena o bloquea esa aprobación parece que no pasa factura política, en cambio sí que supone un perjuicio para quien gestiona una institución que se encuentra sin capacidad operativa. Entonces, parece que se ha perdido ese temor a que te acusen de irresponsable y se prefiere bloquear alegremente y conscientemente un presupuesto y esperar que con eso el equipo de gobierno sufra y acabe teniendo menos rédito electoral. Esto es una irresponsabilidad porque quienes sufren son los vecinos, y son dinámicas generales entre gobierno y oposición, porque lo que se busca es perjudicar al equipo de gobierno. Hay que tener en cuenta que un presupuesto prorrogado deja un margen de actuación del año en que se aprobó y, aunque no significa que quedes bloqueado en inversión y gasto, es como si te pones un vestido de hace años y te queda grande o te queda estrecho, que más bien suele ser esto último? Nosotros llevamos desde la primera mitad de este año analizando como fue la liquidación de 2015, y es un paso previo para ponernos en esta segunda mitad del año a preparar un presupuesto para el año 2017. Nuestra intención es presentar a la oposición en tiempo y forma a la vuelta de las vacaciones el borrador y que pueda ser aprobado en el último trimestre del año. Prorrogar un presupuesto

-Como decíamos antes, usted es profesor en la Universidad ¿se ve volviendo a dar clases o poniéndose a disposición del partido para seguir avanzando en su carrera política?

-Yo me veo en mi profesión y en mi trabajo. En su momento lo tuve claro y cuando me preguntan sobre el tema me gusta recordar lo que pensaba cuando estaba en la Universidad y se me propuso encabezar la candidatura y hacer un lapso en mi vida profesional para pasar a la vida política. En aquel momento pensé que venía para un cometido concreto y sigo pensando lo mismo. Mi pensamiento original es que me iba a un contrato temporal de cuatro año y luego se decidió entre muchas partes que se prorrogaba y cuando se acabe este contrato mi destino será la Universidad.

-Por si se vuelve definitivamente a la Universidad cuando concluya esta legislatura, ¿qué le gustaría dejar resuelto?

-En la agenda de temas del municipio tenemos el Plan General de Ordenación Urbana que no está parado, sino en fase de informes sectoriales. Se envió al Ministerio de Industria, Carretera, Medioambiente, Confederación Hidrográfica? para que envíen sus informes sobre lo que hemos planeado, y estamos pendientes de recibirlo. Por otro lado, tenemos el plan de eficiencia energética, con 1,5 millones de euros. Está en fase de elaboración de pliegos administrativos y con él se van a cambiar 2.500 luminarias que pasarían a leds en toda la zona urbana de San Martín y esto se ejecutará probablemente el año que viene. Este año será para terminar el proceso. Un tercer proyecto es habilitar un punto limpio en la zona de La Hullera. Van muy avanzados los trámites y es fácil que la ejecución y la puesta en servicios se realicen también en el 2017. Y también estamos trabajando intensamente, con pocos medios pero con mucha dedicación, en un plan de limpieza. Incluye el refuerzo a través de una empresa especializada los fines de semana, se requerirá a propietarios de fachadas para que las limpien, para propietarios de edificios abandonados para que los restauren o los demuelan, vamos a tratar de mejorar el ornato en la zona periurbana y también vamos a buscar una aplicación más exigente de la ordenanza relativa al deposito de basura y excrementos caninos y limpieza y cuidado del ornato público. Vamos a intentar con todos esos frentes dar un golpe importante a la limpieza. Se han hecho muchas inversiones en el municipio y no brillan con todo su esplendor por falta de limpieza, y es el momento de ponerse con ello.

-Hagamos repaso al concejo. Empezando por la capital del municipio: Sotrondio espera desde hace años por el desarrollo de un Plan Especial de Reforma Interior (PERI) que conlleva una actuación en el antiguo teatro Virginia para dotar a la localidad de un nuevo centro de salud. ¿En qué fase se encuentra dicho proyecto y que novedades darán titulares a corto plazo?

-Lo último que hemos hecho es trabajar con la Consejería de Sanidad para que acepte la propiedad de la parcela que hasta ahora era de la Consejería de Vivienda, y un dato significativo de que va bien es que Sanidad ha pedido más suelo para poder ampliar el tamaño del centro de salud y, por tanto, la calidad asistencial. Eso es buena noticia y estamos haciendo trámites urbanísticos en el Ayuntamiento porque hay que hacer una modificación puntual para acceder a esa petición y a partir de que esto se realice, que se prevé en este mismo año, estaremos a la espera de la disponibilidad presupuestaria del Principado para realizar esta inversión. Por tanto, como otras muchas cosas en el municipio, la necesidad existe, la voluntad de acometer la inversión también existe, y falta la última parte que en estos tiempos suele ser muy esquiva, que es la financiación. Esperamos poder ir dando pasos que muestren que nos dirigimos a esa meta de forma indudable. En lo referente a la parte de vivienda de este Plan Especial, seguimos apostando por construir pero es cierto que las últimas promociones del municipio no están ocupadas al cien por cien, como es la última promoción de Blimea, y las dificultades financieras para la construcción de nueva vivienda, unido a que hay promociones que no están ocupadas totalmente, pues hace que no se plantea como lo más urgente esta cuestión. No obstante, la construcción del centro de salud y la posibilidad de construir vivienda tiene ritmos y plazos independientes.

-El proyecto más importante de El Entrego será el desarrollo de los Talleres Santa Ana como parque empresarial y la administración local no descarta un segundo centro TIC en el pozo Entrego ¿se sustentan estos proyectos en el interés de alguna empresa concreta de ubicarse en el concejo? Porque en su día lo suyo costó llenar el actual macroedificio de El Entrego?

-Nosotros lejos de ideas felices u ocurrencias, tratamos de trabajar sobre indicios reales, porque pedir certezas es imposible. Tanto el interés por un nuevo centro tecnológico como por los espacios que pudieran quedar libres susceptibles de ser ocupado en Talleres Santa Ana responde a cuestiones que nos han trasladado desde el propio sector empresarial y desde las propias empresas que actualmente están ubicadas en el municipio, que ven posibilidad de ampliación y expansión con nuevos equipamientos y nuevos espacios para ellas y para empresas del sector. En ese sentido, no sólo hablamos de espacios de Talleres de Santa Ana, sino también interés en desarrollar el suelo industrial que queda pendiente en Venturo para que se puedan ubicar empresas del sector agroalimentario, que tengan un espacio exclusivo para ellas. Esto depende de fondos mineros, y en esta voluntad estamos chocando con la no disponibilidad de fondos mineros, entonces a la hora de generar actividad empresarial, empleo y riqueza para el municipio, nos estamos encontrando con todas las dificultades habidas y por haber por no disponer de recursos.

-¿Diría que es una faena para las cuencas el bloqueo de los fondos mineros?

-Lo de los fondos mineros es un hurto, porque es algo que está firmado. Además, yo creo que es importante saber que en esta última fase de los fondos mineros hay un efecto aprendizaje y las administraciones ya hemos aprendido de algunos errores que pudieron cometerse en el pasado, aunque sin duda ha habido más aciertos. Para mi un debate sosegado y constructivo sobre los fondos mineros tendría que reconocer aciertos y errores, y no sólo los errores. Con los años, a toro pasado, algunas inversiones, no todas ni siquiera diría que la mayoría, sí que pudieron ser prescindibles o ubicarse en otras realidades, y esto sin querer hacer juicio de los gestores de entonces. Es cierto que se hicieron unas inversiones que en aquel momento porque se preveía bonanza y la llegada de más recursos económicos. Que podían ser prescindibles lo sabemos ahora que ha venido la crisis, la supresión de los fondos y el cierre acelerado de la minería, pero en aquel momento quizá no se podía saber y si yo hubiera sigo gestor en aquel momento, pues quizá con las perspectivas que había, hubiera echo lo mismo. Es decir, que yo igual hubiera cometido esos mismos errores. Pero a toro pasado, si ahora vinieran fondos mineros, seguro que no nos íbamos a dedicar a construir piscinas ni museos, seguramente haríamos otras cosas, pero ahora no vienen?

-¿Confía en que si se siguen asentando empresas tecnológicas en el concejo se pueda invertir la despoblación?

-La pasividad y el estar cruzados de brazos es algo que no nos podemos permitir. Desde la administración tenemos que salir al encuentro del futuro, tener una actitud proactiva y hacer apuestas de progreso para esta tierra. A día de hoy sabemos que el futuro de la economía, no sólo municipal y asturiana, sino también nacional pasa por sectores intensivos en investigación y conocimiento que generen valor añadido y eso se nos dice a nivel nacional. Por tanto, nosotros que ya tenemos parte del camino recorrido y hay un asentamiento ya relevante de empresas tecnológicas, de investigación y conocimiento en el municipio, pues tenemos que continuar por ese camino. Y una vez que se da un paso hay que pensar ya en el siguiente. Por tanto, ese es un sector por el que vamos a apostar. ¿Y ese es un sector primordial, estratégicamente capital? Sí ¿Es el único? No. Lo que hay que desechar totalmente es la idea de que estas cuencas van a vivir de un único motor como en su día fue la minería. Ahora planteamos las empresas tecnológicas, aprovechar los recursos turísticos que tenemos generando una industria turística y para eso hace falta más que tener recursos turísticos, hace falta una industria privada que se mueva, que consiga generar pernoctaciones y consumo, necesitamos aprovechar los recursos naturales dándoles todo tipo de usos y, por supuesto, defender los sectores ya implantados: a las pymes que tenemos en municipio hay que cuidarlas, los polígonos tratar de que estén completos, porque como consecuencia de la crisis algunas empresas han caído y en algún polígono hay espacios y hay que buscar la plena ocupación. También hay que cuidar mucho al pequeño comercio porque es el que hace ciudad, y eso lo tenemos claro, al igual que los hosteleros; y no renunciamos nunca a que siga perviviendo un sector minero en una dimensión adecuada que permita garantizar, por una cuestión de inteligencia económica y política, el suministro energético en este país y la estabilidad de precios, porque en el momento que no tengas suministro propio pasará como con el petróleo. La decisión sabia es no cerrar para mantener cierto pulso en las comarcas mineras.

-Hablando de esto no se puede pasar por alto el edificio del pozo Venturo, hoy abandonado cuando hace una década era ejemplo de reconversión en el que se invirtieron muchos fondos mineros ¿será que los edificios condenados a la soledad no tienen otra oportunidad?

-Ojalá la tenga porque sería bueno para todos. Ahora tengo que decir que el nacimiento, crecimiento y el fallecimiento me pilló en la Universidad. Yo he tenido que gestionar una realidad en la que Venturo XXI ya no estaba, aunque ya me hubiera gustado que hubiera los empleos que en su día se generaron. El edificio está ahí y me consta que sus propietarios quieren ponerlo en activo y por aquí no han pasado empresas interesadas en el edificio, pero si pasaran las redirigiríamos hacia sus actuales propietarios. Ojalá sea posible, porque es cierto que es un momento árido en cuanto a proyectos empresariales y oportunidades de financiación para las empresas, aunque parece que va mejorando.

-San Martín del Rey Aurelio es referente turístico por contar con dos equipamiento importantes, como son el Museo de la Minería y la Industria y el Centro de Experiencias del Pozo Sotón. Sin embargo, pese a ser visitados cada año por miles y miles de turistas, eso no repercute económicamente en el concejo y en sectores como la hostelería y el comercio ¿qué falla? ¿le falta promoción al concejo en ese sentido?

-Una industria turística que genera empleo y riqueza no se consigue sólo teniendo recursos turísticos de primer nivel como tenemos nosotros, hace falta algo más, que los turistas vengan, pero luego que pernocten, que coman, que compren y, claro, hay que ofrecerles unos servicios adecuados desde la iniciativa privada y hay que coordinar esa oferta. Es la forma de generar riqueza y empleo, y eso es lo que falta, porque recursos turísticos tenemos, y no sólo patrimonio minero e industrial, tenemos paisaje, tenemos gastronomía, recursos culturales propios, todo de primer nivel. Tampoco es una cuestión de flagelarnos. Es cierto que no hemos tenido nunca necesidad de recurrir a estos recursos y puede ser cierto también que a día de hoy mostramos cierta atrofia típica de quien nunca ha usado ciertos recursos. En ese sentido, lo que hay que hacer es ponerse en marcha y dar pasos. No tengo por qué negar que la I Feria de Turismo Minero planteada en el Sotón es un pequeño paso en la dirección adecuada, pero hay que dar muchos más y la iniciativa privada no debe eludir su responsabilidad de ofrecer unos servicios, de estar a la altura de estos recursos para generar el empleo y la riqueza que se puede generar con estos atractivos. La forma de coordinar todo esto es a través de la Mancomunidad porque no podemos entrar en competencias entre municipios, sino que esta oferta turística tiene que ser una oferta integral del Valle del Nalón, eso será el éxito, que haya mucho que ver a lo largo y ancho del valle del Nalón y eso permitirá alargar las estancias y favorecer las pernoctaciones y los consumos que es lo que genera el empleo y lo que haya un verdadero sector turístico.

-En septiembre se retomará el curso en muchos sentidos, en el educativo también después de toda la polémica suscitada por la supresión de un aula de infantil en el colegio El Bosquín. ¿No cree que aceptar esos recortes es perder en calidad de la educación?

-Lo primero que quiero dejar claro es que el tema educativo no es competencia municipal ni de este equipo de gobierno. Quiero aclararlo porque en algún momento alguien ha tenido interés en confundir a la opinión pública, por tanto, esas decisiones no son nuestras, por tanto, la información completa sobre esos asuntos no la tenemos aquí, es un tema de Consejería. En segundo lugar, desde el Ayuntamiento cuando hablamos con la Consejería de temas educativos siempre les hemos trasladado nuestra preocupación por la viabilidad de todos los centros educativos actuales del municipio. Es decir, una preocupación porque alguno tuviese que ser cerrado y eso sí que entendemos que sería una perdida de servicios y un paso atrás en los recursos y calidad educativa del municipio. Temas concretos de algún centro, ahí no vamos a entrar porque no es nuestra competencia.

-El Ayuntamiento tiene cuestiones pendientes con la administración regional ¿ve un verdadero compromiso del Principado con el municipio?

-Sí, porque entendemos las dificultades que tiene el Principado, no creemos que sean falsas, son las mismas que tenemos nosotros para atender las peticiones de los vecinos. No hay recursos suficientes y el Principado nos lo hace ver. Pero entendemos que a un ritmo ajustado a los tiempos actuales, el Principado está respondiendo y en todo caso las relaciones son cordiales a cualquier nivel cuando hemos tenido que tratar con consejerías y direcciones generales.

-El próximo mes será también tiempo de Femex. Pese a los tiempos difíciles, que incluso han hecho desaparecer ferias como la de Mieres, la de San Martín se mantiene ¿qué novedades presentará este años?

-La Femex es un evento arraigado y consolidado en la programación de San Martín del Rey Aurelio. Es un certamen que hemos conseguido mantener, contra viento y marea, a pesar de la crisis. Pero el mérito no ha sido sólo del Ayuntamiento, sino principalmente de los comerciantes, empresarios y los vecinos del valle del Nalón que han mostrado su fidelidad a esta cita. Este año parece que se va a volver a poner cartel de completo en la vigésimo sexta edición y nuestra intención es mantener este evento en el calendario. Además, para nosotros la Femex es importante por varias razones: porque es una oportunidad de encontrarnos con el comercio local y porque es algo más que una feria, genera un ambiente en el Floran que trasciende la actividad puramente comercial con actividades lúdicas, festivas y culturales y engloba el certamen ganadero con mucha participación y asistencia. Entra en ebullición el parque El Florán, que hemos descubierto que es un sitio muy válido para desarrollar todo tipo de actividades que permitan dinamizar en ciertas fechas el territorio. Y es nuestra voluntad que sea un núcleo dinamizador de actividades de todo tipo que permitan poner en el mapa a San Martín y atraer visitantes.

-La parte lúdica no ha estado tampoco exenta de polémicas por las subvenciones al Alcuentru Medieval que aspira a ser Fiesta de Interés Turístico Regional?

-Las políticas que aplica el Ayuntamiento nunca deben ni pueden ser caprichosas, ni pueden ser un traje a medida para cada asociación. Nosotros estamos apostando y apoyando toda iniciativa, creativa, dinamizadora, emprendedora, social? en nuestro municipio, y bajo ningún concepto nos gustaría que el Ayuntamiento sea culpable o responsable de que alguna de estas actividades salgan del calendario. Por lo tanto, lo que estamos es comprometiendo con todas las asociaciones un volumen de recursos mínimo y un nivel de apoyo mínimo que permita mantener las actividades a pesar de la crisis. El Ayuntamiento no puede dar apoyos grandes, no puede dar grandes patrocinios, pero sí estamos dando el apoyo mínimo a cada asociación y a cada colectivo el apoyo mínimo para que se mantengan. Y ese sentido, el Alcuentru no ha sido una excepción. Hay más asociaciones, agrupaciones, colectivos que reciben subvenciones similares, aunque no se ha hablado tanto de ellas, con el objetivo de que no caigan del calendario festivo, cultural, social del municipio, porque no queremos asumir esa responsabilidad. Y es ese sentido, lo que estamos es vigilantes de sustentar todas las actividades. En cuanto a la polémica, éstas son muy libres, y hoy en día, con las redes sociales, están a la orden del día. Lógicamente, el Ayuntamiento y el equipo de gobierno tienen que jugar un papel moderador y nunca iniciar o encender polémicas. Nuestro papel es el contrario.

-El municipio alberga la sede de la Mancomunidad de Servicios del Valle del Nalón ¿cree que sigue teniendo sentido mantener un ente supramunicipal para la comarca naloniana?

-Lo de la Mancomunidad es como el Brexit, hay opiniones de que se está mejor dentro de la UE pensando que la unión hace la fuerza, y también hay opiniones de que es mejor ir por libre y hacer la guerra por tu cuenta. Yo soy de los primeros, de los que creen que la unión hace la fuerza y la Mancomunidad en el Nalón tiene un papel que jugar, como decían antes en el plano turístico y en, por ejemplo, la defensa del transporte ferroviario en la comarca que es un elemento irrenunciable de vertebración, y muchas más cuestiones que son de interés común en el valle, porque se trata de cooperar no de competir. No hay que olvidar que la Mancomunidad tiene un componente solidario, porque mancomunar significa también solidarizarse y no se trata sólo de hacer cálculos económicos: en unos casos te beneficiará y en otros te tocará apoyar y sostener y ese es el principio solidario, y la Mancomunidad tiene que analizarse en términos de solidaridad y entendimiento.

-Hace una semana, en el acto de La Camperona, María Luisa Carcedo mantenía el no a la investidura de Mariano Rajoy mientras otras voces del PSOE abren la puerta a reconsiderar esa negativa ¿cómo veis un panorama tan complejo desde el partido socialista de San Martín?

-Yo creo que a mí no me toca opinar de esa cuestión, y para eso tenemos un secretario general de la Agrupación Socialista. Lógicamente tengo una opinión personal, pero es la opinión de un militante más.

-Los nulos avances logrados hasta ahora por el PP tienen visos de desembocar en unas terceras elecciones aunque nadie las quiere?

-Este debate excede ampliamente lo que yo represento, que es el ámbito municipal y no creo que deba entrar.

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

«Hay que desechar la idea de que estas cuencas van a vivir de un único motor como fue la minería»