«El Parque de Redes es un diamante en bruto que todavía está sin pulir. Se necesita más promoción»

El alcalde de Sobrescobio defiende la labor realizada por los ganaderos en el espacio protegido antes de su declaración y pide un cambio de la ley de montes que les permita el pastoreo en las zonas acotadas porque, afirma, se les está «asfixiando»


Sobrescobio

Marcelino Martínez (Campiellos, 1961) es el alcalde de Sobrescobio desde mediados de 2008, cuando por el fallecimiento de su antecesor Vicente Álvarez cogió el bastón de mando. Sin embargo, no se quitó la espinita que le clavaba la oposición al reprocharle que no había sido elegido por el pueblo hasta que en 2011 se presentó a las elecciones municipales y ganó por mayoría. Admite que ser alcalde las 24 horas del día puede ser «difícil» a la par que «gratificante» y asegura que de su paso por el juzgado ha salido «reforzado». El concejo del que dirige los destinos se enmarca en el Parque de Redes, un espacio que considera que «es un diamante en bruto que todavía está sin pulir» y para el que demanda «más promoción y divulgación» para darle más proyección turística. Sin embargo, Marcelino Martínez apostilla que el sector turístico y el ganadero han de ir de la mano en su concejo, con lo que defiende a este último sector sin miramientos porque recuerda la labor realizada por los ganaderos en el espacio protegido antes de su declaración. Así, reclama un cambio en la ley de montes que les permita el pastoreo en las zonas acotadas porque, apostilla, se les está «asfixiando». Como presidente que fue de la Mancomunidad de Servicios del Valle del Nalón hasta hace unos meses cree en el «futuro» del ente supramunicipal e insta al resto de ayuntamientos de la comarca a «arrimar el hombro» para «relanzarla». 

-Gobernar un municipio pequeño como Sobrescobio puede parecer fácil pero, ¿lo es?

-No por ser un municipio pequeño es fácil gobernarlo. Un alcalde como yo que está en la calle, pues te conoce todo el mundo y todo lo que pasa en el municipio pasa por el alcalde, por mucho que quieras delegar. En Sobrescobio se es alcalde las 24 horas del día y puede que sea difícil pero es muy gratificante y yo creo que tienen mucho que ver los vecinos que apoyan y ven la dificultad de estar todos los días cara a cara con ellos. 

-Desde 1991 en adelante el PSOE ha ganado en el concejo con mayorías aplastantes pero en un concejo en el que se conocen casi todos, ¿gana el partido o gana la persona que lo encabeza?

-Yo creo que gana la persona que lo encabeza porque hay diferencia de votos en los resultados de unas elecciones locales a unas regionales o generales. Con lo cual yo creo que se vota a la persona, aunque nosotros hemos venido ganando todas las elecciones. 

-Usted lleva desde 2008 como alcalde, ¿cuál ha sido su mayor satisfacción y cual esa espinita que tiene clavada?

-Yo llegué a la alcaldía por la desgraciada muerte del anterior alcalde y la oposición siempre me echaba en cara que a mí no me había elegido el pueblo para ser alcalde. Entonces, la espina me la quité en las primeras elecciones a las que concurrí como candidato y gané con mayoría, entonces eso también me supuso la mayor satisfacción. Eso y todos los proyectos que vas sacando adelante, al igual que quedas mal agusto con lo que se quedan en el tintero. 

-Por ser un concejo pequeño no deja de tener proyectos importantes y Sobrescobio alberga el Centro de Recuperación de la Fauna Salvaje, ¿qué le ha supuesto al concejo tener en su territorio este equipamiento así aunque no está terminado?

-En su día, cuando yo aún no era alcalde, se presentó como un proyecto innovador y con mucho futuro, un proyecto que se concibió para que fuera una referencia en todo el norte de España, pero con la crisis este fue uno de los proyectos perjudicados. Aunque es un proyecto del Principado, nosotros seguimos insistiendo mucho para que ese equipamiento salga adelante y sabemos que se está trabajando en ello, con lo que esperamos que no tardando mucho se pueda abrir parcialmente y todos, tanto los que gobernamos como la oposición, deberíamos apoyarlo. Y sí tenemos buenas referencias de que el gobierno del Principado está haciendo lo posible para que se pueda abrir. 

-Sobrescobio logró sacar adelante el polígono industrial de Comillera aunque por el momento no cuenta con actividad, ¿qué previsión tienen en el Ayuntamiento de desarrollo de esta área industrial?

-El Ayuntamiento hizo un trabajo chapó con el polígono industrial de Comillera, hicimos el polígono, sacamos las parcelas a concurso, las vendimos todas y hay un proyecto para una posible embotelladora de agua que sigue ahí. Se compraron el resto de parcelas para hacer una lagar y sigue el proyecto en marcha. Lo único es que había unos pliegos que tenían que cumplir y yo dije que iba a ser el primero que en el momento en que se incumpliera un plazo se iba a rescindir el contrato, y ahora hay un incumplimiento de un pago de un canon y a partir de ese incumplimiento ese proyecto lo llevamos a Pleno para rescindir ese contrato que teníamos. Ahora mismo el ayuntamiento está a la espera porque lo mandamos al Consejo Consultivo y desde ahí nos tendrán que decir los pasos a seguir para rescindir el contrato de la planta embotelladora. El resto de parcelas también están incumpliendo y si no cumplen en un plazo de seis meses también podríamos pedir la rescisión de esas parcelas. Pero desde el gobierno de Sobrescobio siempre se han cumplido los plazos. 

-Y si se rescinde el contrato, ¿renuncian al proyecto de la planta embotelladora?

-Desde el gobierno socialista de Sobrescobio tenemos muy claro que en Comillera va a haber una embotelladora. Eso está muy claro. No sé si va a ser esta empresa, que si aporta lo que tiene que aportar mientras está el asunto en el Consejo Consultivo aún podría salir adelante, pero si no en el momento en que podamos rescindir ese contrato lo sacaríamos otra vez a concurso para la adjudicación de esas parcelas y de la embotelladora. 

-La política municipal también tiene sus sinsabores y usted ha tenido que pasar por los juzgados, ¿le hizo renegar de la política en algún momento?

-Me dio más fuerza para seguir como alcalde de Sobrescobio. Yo creo que se mezclaron temas personales de gente del PP contra este alcalde y contra su familia, porque no sólo me llevaron a mí al juzgado, y yo creo que en política esos temas no se deben de mezclar. Pero al final, salí más reforzado, aunque en el momento que vas al juzgado se pasa un trago bastante feo, sobre todo cuando sale en primera página de los medios de comunicación que el alcalde de Sobrescobio va al juzgado y después cuando se archiva sales en una esquina pequeña. 

-Sobrescobio es la excepción a la regla de que todos los concejos de las cuencas han perdido población, ¿qué políticas tienen en marcha para, no sólo frenar el éxodo, sino ganar algún vecino?

-Seguimos con la misma política, que es dotar al municipio de todos los servicios que económicamente podamos dotar para que los vecinos se sientan tan agusto como viviendo en Laviana, en Oviedo o en Gijón. Además, yo creo que somos un concejo privilegiado por la ubicación y estamos cerca de las grandes ciudades y la gente vive aquí aunque tenga que ir a trabajar fuera. Y yo creo que las políticas de las viviendas sociales también tuvieron mucho que ver para que los jóvenes se queden. Y vamos a seguir con esas política. El ayuntamiento está haciendo actividades con la gente joven y los niños, aunque algunos consideren que eso es malgastar el dinero, porque atraen y la gente se sienten cómodos. Tenemos dos bibliotecas, dos telecentros, una piscina..., y yo creo que el paisaje y el paisanaje de Sobrescobio también tienen mucho que ver. Y en lo que respecta a la vivienda social, hemos comprado unas fincas en Soto de Agues porque también vimos cuando hicimos las últimas en Rioseco que a lo mejor estábamos despoblando pueblos, y decidimos hacer allí unas viviendas sociales y estamos en tramitación para cuando sea posible sacarlas adelante. 

-Lo que sí ganan por cientos son visitantes en casi todas las épocas del año, ¿qué iniciativas tienen en cartera para seguir potenciándose turísticamente?

-En Sobrescobio hay dos sectores muy importantes, que son el turístico y el ganadero, y yo siempre he dicho que tienen que ir de la mano y no puede haber rivalidad entre uno y otro. Pero yo siempre dije y sigo diciendo que el Parque de Redes es un diamante en bruto que todavía está sin pulir. Y lo que más se necesita es promoción y divulgación del Parque, porque todo el mundo conoce Picos de Europa o Somiedo y yo a veces digo que soy de Redes y hay gente que no sabe ni donde está. Entonces yo creo que tenemos que seguir con la política de promoción, además de todas las actividades que pueda hacer la gente, como pueda ser el senderismo. 

-Otro sector importante, como comentabas, es el ganadero, ¿en qué situación está?

-El ganadero es el sector que más reniega de estar en el Parque Natural porque es el que más perjudicado está, sobre todo, con los acotamientos de los montes por los incendios, y parece que los culpables de todo son ellos que son los grandes perjudicados. Lo que pedimos desde ayuntamientos como este es que se cambie esa ley de montes y se permita el pastoreo en esas zonas acotadas porque con este sistema los estamos asfixiando como no busquemos una solución inmediata. Además, estoy convencido de que en el momento en que se cambie esa ley de montes va a haber muchos menos incendios. Hay que tener en cuenta que el parque, antes de serlo, ya existía y estaba así de cuidado y hasta entonces lo mantenían los ganaderos y ahora son los malos de la película, pero desde el ayuntamiento los estamos apoyando y reivindicando ese cambio de ley, porque los vecinos y los ganaderos fueron los que hicieron que esto fuera parque y, desde luego, los grandes defensores del territorio somos los que vivimos aquí. 

-La Casa del Agua, ¿cree que es un recurso desaprovechado?

-Hasta ahora sí se puede decir que es un recurso desaprovechado. Desde el ayuntamiento y desde la consejería siempre hemos trabajado para que se abriera y se abrió hace unos años después de sacarla a concurso y no pintó como nos esperábamos y llegó a cerrar. Ahora logramos abrirla para lo que resta de año, hasta diciembre, y estamos trabajando para que a partir de enero siga abierta, no sabemos si con la empresa que está ahora, pero sí pedimos que esté abierta. Y ahora se nota que sea gratis en el número de visitas, porque antes lo precios eran un poco excesivos, y ahora estamos viendo que en julio que se abrió sin ninguna publicidad tuvo unas 800 visitas. Aunque yo nunca fui a un sitio a sí sin tener que pagar, aunque sea una cantidad simbólica porque a la gente le sorprende que tengamos una exposición así. Pero hay que dinamizarlo y quizá la Casa del Agua se tenía que haber adjudicado junto con el Centro de Interpretación de Redes. Yo creo que hubiera sido bueno para la empresa, para el ayuntamiento y para el Principado. 

-Donde se contabilizan los visitantes por miles es en la Ruta del Alba...

-Es imposible determinar cuanta gente va, pero si hemos pedido que una vez se desarrolle el proyecto de carretera de Soto de Agues, con el que llevamos varias legislaturas, pongan un medidor de vehículos, porque pocas carreteras son tan transitadas como esa.

-La Comunidad Vecinal de Sobrescobio logró el galardón Pueblo Ejemplar de Asturias en 2009, a día de hoy sigue siendo el único que hay en el valle del Nalón, ¿en qué le ha repercutido este premio al municipio?

-En aquellos primeros años repercutió mucho y yo creo que fue positivo para el conjunto del municipio. Y siempre animo a los alcaldes de otros concejos que presentan candidaturas a que insistan, porque nosotros nos presentamos siete años, pero al final merece la pena el galardón. Y es importante que las asociaciones tiren para adelante, pero también que el ayuntamiento se involucre mucho y que de verdad lo consideres una iniciativa interesante. 

-Algo en lo que también gana Sobrescobio es en el reciclaje, con unas cifras por encima de la media regional.

-Para mí es muy importante, y este año Sobrescobio ha estado en la Feria de Muestras como el número uno en reciclaje, y hay que destacar el trabajo que hacen los vecinos y que llevan haciendo durante muchos años. Y ahora en septiembre vamos a empezar con el reciclaje de la basura orgánica en el contenedor marrón tras hacer una reunión con los vecinos. Ya tenemos los contenedores y empezaremos a ponerlos a principios de septiembre, con lo que esperamos aumentar más ese porcentaje que tenemos, porque la gente se involucra mucho. Nuestra labor es poner en todos los pueblos puntos de reciclaje, pero después los que cumplen son los vecinos, así que chapó por ellos. 

-Fue presidente de la Mancomunidad de Servicios del Valle del Nalón y uno de los retos de cada presidente que no llega a salir adelante es la de poner a disposición del turista una oferta conjunta, ¿por qué no logra salir adelante tan ambiciosa iniciativa?

-Cuando yo llegué a la Mancomunidad el reto que tenía era sanearla, porque se estaba pagando a los proveedores a 22 o 23 meses, había multitud de deudas, con lo que mi principal reto era sanearla y a partir de ahí hablaríamos de otras cosas como impulsar el turismo, pero si no llegamos a sacarlo adelante es porque el turismo también requiere dinero. Pero ahora mismo el nuevo presidente si podría desarrollar algo y más después de la Feria de la Minería que hubo en el Sotón con la colaboración de Hunosa. Eso puede suponer un empuje para seguir trabajando, pero teniendo en cuenta que la Mancomunidad no tiene muchos recursos con lo que pedir un gran proyecto sería imposible. Aunque con los recursos informáticos que hay ahora, con poco dinero quizá también se puedan hacer cosas. 

-La Mancomunidad del Nalón fue la primera de España en ponerse en marcha, sin embargo, en los últimos años se ha ralentizado mucho su desarrollo pese a que el PSOE ha gobernado mayoritariamente en los ayuntamientos del Nalón, ¿por qué no se ha conseguido que fuera una entidad de confluencia de intereses?

-La Mancomunidad es de Servicios y en ese sentido yo creo que está dando unos servicios muy importantes al valle del Nalón, porque para concejos como Caso o Sobrescobio es muy importante el trabajo de la oficina urbanística, y quizá otros ayuntamientos tiran menos de este servicio porque lo tienen propio. Pero quizá ahí está el problema, que se hicieron duplicidades sin focalizar esas cuestiones en la mancomunidad. Pero yo creo que es muy importante para el valle del Nalón y tenemos que apostar por ella y dejar de hacer política con la mancomunidad y trabajar todos y arrimar el hombro, arrimando el hombro yo creo que la mancomunidad si tiene futuro, pero lo que no vale de nada es que cada cuatro años, cada vez que hay elecciones la metamos en temas políticos, y siempre fue débil porque económicamente no daba para hacer muchas cosas. Pero ahora está saneada y es el momento de relanzarla todos juntos. 

-Por cierto, ¿se ha quitado un peso de encima cuando su homólogo de Caso ha tomado el relevo al frente de la Mancomunidad?

-No, yo estuve muy a gusto aunque tienes una responsabilidad más y, en mi caso, yo no cobro ni por ser alcalde ni cobre por ser presidente de la mancomunidad, más allá de las dietas que cobran todos los concejales. Pero en ningún momento me supuso un peso, al contrario, estuve muy orgulloso de estar cuatro años trabajando allí. 

-¿Qué destacaría de su gestión al frente del ente supramunicipal?

-Sobre todo la parte económicamente como decía antes, porque además del pago a proveedores había muchas facturas que organizar y pagar. Fueron cuatro años bastante duros, pero los trabajadores respondieron muy bien ante este reto y cuando me fui lo hice con la satisfacción de que todos los proveedores estaban cobrando en el mes. 

-El panorama nacional sigue complicado ¿cómo se ve desde Sobrescobio?

-Yo no soy un gran político, soy un político local y defiendo mi territorio, pero a nivel nacional necesitamos un gobierno ya y el presidente en funciones no acaba de dar los pasos necesarios. Pedro Sánchez está haciendo lo que tiene que hacer, de eso estoy convencido.

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

«El Parque de Redes es un diamante en bruto que todavía está sin pulir. Se necesita más promoción»