La Asociación de Mutualistas denuncia un Montepío «oscurantista» y «trinchera del SOMA»

Alberto Rubio manifiesta que se les ve como «enemigos» cuando lo que buscan es una mutualidad «con una economía y una base social fuerte» y «acabar con los chanchullos» de la entidad


La Felguera

La Asociación de Mutualistas, con Alberto Rubio a la cabeza, ha denunciado este martes que la Comisión Regional de la entidad «está regresando al Montepío más oscurantista y más de trinchera del SOMA-UGT» tras la destitución de los presidentes de las juntas locales de Sama y Laviana «cuyo delito ha sido formar parte de esta asociación». El exdirigente sindical de CCOO ha asegurado que «el cese fulminante» de Higinio García Fernández y de Antonio Sánchez ha sido «el castigo» por las discrepancias que pueda tener la asociación con la dirección del Montepío y ha añadido que para tal destitución ha habido «cómplices necesarios que ahora son los que acabarán sustituyendo a estos compañeros» en esas juntas locales en las que afirma que ha habido «cambio de cerradura incluido».

Rubio ha explicado que desde el Montepío de la Minería se ve a la asociación como si fuera «el enemigo» cuando lo que buscan es una mutualidad «con una economía y una base social fuerte». Sin embargo, el mismo entiende que el presidente, Juan José Pulgar, tiene esa percepción porque no les ha respondido a su petición de reunión «para presentarle la asociación, decirle cuáles son nuestros criterios y poner en tela de juicio algunas de las decisiones que ha tomado», reunión que según el presidente de este colectivo que aglutina la sensibilidad de CCOO dentro de la entidad solicitó hace un mes, pero «parece ser que no sabe o no contesta a la petición de reunión», por lo que Alberto Rubio ha apostillado que «vamos a hablar a través de los medios de comunicación».

En primer lugar, el exdirigente sindical ha explicado que entre los propósitos de la Asociación está la defensa de la mutualidad, la organización de actividades encaminadas a dar a conocer más el Montepío, propiciar el debate democrático, ayudar al crecimiento de la entidad y velar por las buenas prácticas, «aunque da la impresión que la Asociación nace en contra del Montepío y así lo toma el presidente que no se da cuenta que no es el presidente de todos los mutualistas porque hay gente que pone en cuarentena sus actividades y lo que pasó en la asamblea de junio», ha señalado Alberto Rubio, quien ha querido clarificar que la Asociación pretende ser «un complemento», aunque también ha advertido que mirarán «con lupa toda la gestión económica del Montepío para acabar con los chanchullos y el amigueteo» que se da en la entidad y que según el representante de la Asociación de Mutualistas les han trasladado algunos afiliados «que nos comentan que a las zonas vacaciones siempre va la misma gente en los mismos periodos».

 Además, Alberto Rubio ha criticado que el presidente del Montepío, Juan José Pulgar, «trate de vender un humo de estabilidad que no existe y lo vende con más opacidad amputando la participación y la democracia interna, reprimiendo a las personas discrepantes y contando con la colaboración de cómplices necesarios, de personas que sirven para una cosa y para la contraria». Con estas palabras, el presidente de la Asociación de Mutualistas ha criticado la postura de compañeros de CCOO que en su día pidieron la salida del sindicato del Montepío y ahora forman parte de los órganos de dirección de la entidad. «No entiendo el papel de estos compañeros que regresan al Montepío para pedir el retorno de CCOO y hacen retroceder al Montepío a tiempos extraños», ha declarado Alberto Rubio, que ha advertido también que el colectivo al que representa también está haciendo «de frontera para que mucha gente no se borre» del Montepío.

 Rubio ha dicho no entender cual es el problema para que la dirección del Montepío no se abra a todas las sensibilidades: «¿qué se pretende esconder? ¿cuál es el problema de abrirlo? ¿a qué se tiene miedo?», preguntó el presidente de la Asociación de Mutualistas, para quien «abrirlo sería dar estabilidad» a la entidad, salvo que sea «por otros intereses que tengan consecuencias de tipo particular, sindical o político».

 «Nosotros como asociación vamos a protestar y a poner negro sobre blanco todo aquello que pueda suceder o que vaya en contra de los intereses del Montepío», ha advertido el presidente del colectivo que ya aglutina a 127 afiliados de la sensibilidad de CCOO. Así, Alberto Rubio ha anunciado que dirigirá una serie de escritos con preguntas «sobre las denuncias que nos hacen llegar los afiliados» porque ha apostillado que «consideramos que nuestro patrimonio es el patrimonio del Montepío».

 «Si tiene a bien reunirse con nosotros, le plantearemos estas cosas y le ofreceremos colaboración para modificar lo que haya que modificar y cambiar el Montepío», ha manifestado Rubio, quien reclama una modificación de los estatutos de la entidad. No obstante, el presidente de la Asociación de Mutualistas ha aclarado que «sí seremos colaboradores pero nunca cómplices» de aquellas cosas que consideran que no se han hecho bien.

Comentarios

La Asociación de Mutualistas denuncia un Montepío «oscurantista» y «trinchera del SOMA»