Centros de salud con demoras crónicas

Pola de Lena, Sotrondio, Turón, Collanzo y Campo de Caso esperan desde hace años que se ejecuten proyectos dirigidos a mejorar los servicios de la atención primaria

Teatro Virginia
Teatro Virginia

Mieres

Hay quien tiene problemas crónicos de salud y centros de salud cuyos proyectos pueden declararse como crónicos dado el tiempo (contabilizado en años) que llevan sobre la mesa sin acabar de materializarse. Así, cuando el Gobierno del Principado comienza las negociaciones y a intentar atar los cabos para sacar adelante el presupuesto del año siguiente, como ocurre estos días, algo que está a medio camino entre la confianza y la esperanza resurge en los ayuntamientos con los que la Consejería de Sanidad tiene proyectos en trámite. En concreto, son cinco los concejos de las comarcas mineras que tienen actuaciones pendientes para la mejora de la atención primaria a los vecinos, lo que en casi todos los casos requiere de la coordinación entre las administraciones locales y regional, además de las pertinentes consignaciones presupuestarias.

El traído y llevado centro de salud para Pola de Lena, el ansiado centro de salud para Sotrondio, el necesario consultorio de Turón, el reivindicado consultorio de Campo de Caso o el demandado consultorio de Collanzo son los cinco proyectos que la Consejería de Sanidad le adeuda a las comarcas mineras desde hace varios años y que por motivos diversos, entre ellos la crisis y la falta de recursos, se han ido posponiendo y prolongando en el tiempo. Sin embargo, los ayuntamientos de Lena, San Martín del Rey Aurelio, Mieres, Caso y Aller esperan que el 2017 sea un año decisivo para avanzar en los proyectos en el caso de los dos primeros y para verlos ejecutados y en servicio en el caso de los otros tres consultorios.

Centro de Salud de Pola de Lena 

Más de una década se lleva hablando del futuro centro de salud de Pola de Lena pero, por el momento, sigue sin estar decidido la ubicación del mismo de entre las tres propuestas planteadas: en la zona de La Ería, en Hermanos Granda o en la parcela del actual centro de salud, lo que obligaría a colocar módulos medicalizados mientras se construye el nuevo equipamiento. Sin embargo, ésta es la propuesta de la que más reniega la Consejería de Salud, por lo que el responsable de este departamento, Francisco del Busto, anunciaba el pasado jueves en la Junta General del Principado la disposición del Gobierno regional de aportar financiación para ayudar al Ayuntamiento a comprar la parcela más adecuada para levantar el nuevo equipamiento.

Entre tanto, desde el Ayuntamiento de Lena aseguran que siguen trabajando en el proyecto de los módulos medicalizados, a lo que se les instó desde la Consejería de Salud. Y es que desde la administración local están convencidos de que «levantar el centro de salud sobre el existente es la mejor y más rápida opción, ya que se trata de un edificio municipal y no lo tendríamos que expropiar». Además, según los técnicos municipales, se podría ampliar hacia atrás el nuevo edificio que se construya, por lo que se ganaría más espacio por planta sin necesidad de levantar muchas en altura, algo de lo que rehusa la Consejería de Sanidad. En opinión de la teniente de alcalde, Gema Álvarez, «el resto de opciones supondría retrasar mucho la construcción, ya que habría que expropiar y realizar muchos trámites, a lo que sumaría el elevado coste», que se ha estimado que sería de 600.000 euros en el caso de La Eria y de 1,7 millones en el de Hermanos Granda. De todos modos, la futura alcaldesa confía «en poder trabajar en sintonía con la Consejería y llegar a un acuerdo lo antes posible».

Aún así, el plazo de construcción del nuevo centro de salud de Pola de Lena será de entre dos y tres años una vez resuelto todo el procedimiento administrativo, por lo que los vecinos de esta localidad aún tardarán en ver en servicio el equipamiento.

Centro de Salud de Sotrondio

Fue en enero de 2010 cuando el Pleno del Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio aprobaba la firma de un convenio con el Principado para desarrollar el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de la unidad urbanística Sotrondio-13, dentro del cual se contemplaba la construcción de un nuevo centro de salud en el espacio que ocupa el viejo Teatro Virginia, cuya fachada se respetará, además de viviendas. A finales de 2013 daba comienzo la demolición de los edificios en ruinas de ese espacio y en marzo de este año el Consistorio ponía en marcha una modificación del PERI.

La modificación del plan urbanístico tiene que ver con el incremento de la superficie que se va a destinar al futuro centro de salud, un 20% más de lo previsto inicialmente, pasando de 700 a 900 metros cuadrados. Este cambio se planteó la pasada primavera cuando la Consejería de Servicios y Derechos Social cedió la parcela en cuestión a la Consejería de Sanidad, que entendió que se podría  incrementar la superficie para disponer de un centro de salud de mayor tamaño, con más espacio para distribuir y dotar los diferentes servicios sanitarios, y en consecuencia mejorar la calidad asistencial. Fue entonces cuando el Ayuntamiento acordó iniciar la modificación del PERI, que hasta principios de diciembre está a exposición pública para que se puedan presentar alegaciones. Posteriormente, se prevé aprobar en el  pleno de ese mismo mes con carácter provisional y remitir seguidamente a la CUOTA para que dicte un informe favorable. Por último, se tendrá que aprobar con carácter definitivo en sesión plenaria.

Sin embargo, una vez terminado todo este proceso administrativo, la Consejería de Sanidad aún tendrá que encargar la redacción del proyecto para levantar el nuevo centro de salud en Sotrondio, que mantendrá la fachada del teatro Virginia, y consignar financiación para la ejecución del mismo. Lo que se ha venido manifestado repetidamente en estos años desde el Principado es la voluntad de dotar a la capital de San Martín del Rey Aurelio de un nuevo edificio para la atención primaria, sin que por el momento el Ayuntamiento tenga más novedades al respecto.

Consultorio de Turón

El deterioro del consultorio de La Cuadriella, en Turón, hizo que el Principado se planteara en 2007 ya necesidad de habilitar un nuevo equipamiento para la localidad que, posteriormente, se decidió que fuera el edificio de La Salle tras el cierre como colegio en 2006. Además, dado lo céntrico de este inmueble no se descartaba que en el mismo se pudieran unificar los pacientes de ese consultorio y los del periférico de Lago.

Sin embargo, el tiempo ha pasado y en el Ayuntamiento de Mieres aseguran no tener noticias nuevas respecto a este proyecto más allá de la posibilidad de que se consigne una partida presupuestaria en 2017 para realizar las reparaciones que sean oportunas y la adecuación del edificio de La Salle como consultorio médico. Precisamente, el alcalde mierense, Anibal Vázquez, hacía referencia a la falta de información al respecto hace una semana cuando se quejaba de la falta de inversiones del Principado en su municipio, y ponía como ejemplo el que el Gobierno regional se comprometiera a dar solución a esta necesidad para Turón sin que por el momento lo hayan cumplido.

Consultorio para Campo de Caso

Reivindicación de hace años es también la del Ayuntamiento de Caso para dotar a la capital del concejo de un consultorio más amplio y con mejor. En este caso, parece que la solución podría llegar antes de que concluya el año, según ha adelantado el alcalde casín, Tomas Cueria, quien ha explicado que la administración local está culminando los trámites para ceder la antigua Casa del Médico a la Consejería de Sanidad para que habilite allí el nuevo consultorio.

En la actualidad la cesión está en exposición pública y el proceso concluirá en unos días, con lo que el regidor espera que la adaptación del edificio para el nuevo uso se haga en lo que resta de año, puesto que el edificio está reformado y en buenas condiciones y la inversión necesaria no sería muy elevada, sino de «una obra menor». Así, Cueria señala que el traslado podría hacerse a principio de 2017. «Esta es una reivindicación de hace muchos años de todos los grupos políticos y de los vecinos», ha manifestado el alcalde de Caso, que apostilla que con este cambio de ubicación no se está pidiendo nada extraordinario, sino «garantías de que se presten servicios sanitarios en condiciones».

Consultorio de Collanzo

El consultorio de Collanzo es uno de esos proyectos que dependían de fondos mineros y que tras el bloqueo de estos se quedó en el aire. Concretamente, era la compra de los terrenos lo que se preveía financiar con fondos del plan de la minería. Así, el Ayuntamiento de Aller ha tenido que hacer lo posible para cuadrar sus cuentas y según ha confirmado el alcalde, David Moreno Bobela, en 2017 destinará una partida de 124.000 euros para la compra de un segundo inmueble, ya que para construir el nuevo consultorio será necesario fusionar dos bajos, uno de los cuáles ya es propiedad municipal.

A partir de la adquisición, el Ayuntamiento iniciará los trámites para ceder el espacio al Principado, ya que la Consejería de Sanidad «no puede ejecutar obras en lo que no sea patrimonio de la administración regional», ha recordado el regidor. Pero David Moreno espera que a partir de ese momento se agilice el proyecto, en tanto que lo que le han trasladado es que sería una «prioridad en la atención primaria». Además, el alcalde apostilla que «el acondicionamiento es una obra menor», aunque resta ver en que condiciones están los bajos con los que se construirá el nuevo consultorio de Collanzo.

Y aunque esta actuación aún dependerá de la consignación presupuestaria, cuando los presupuestos del Principado todavía están en el aire, y de «la temporalidad del proyecto», el primer edil allerano confía que el nuevo equipamiento pueda estar listo para entrar en servicio «a principios de 2018».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Centros de salud con demoras crónicas