Sanidad garantiza que las Cuencas no perderán servicios si fusiona las áreas

Del Busto se compromete a consultar con los ayuntamientos del Nalón y del Caudal los cambios que incluya la nueva Ley de Sanidad

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, con los alcaldes de las cuencas.El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, con los alcaldes de las cuencas
El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, con los alcaldes de las cuencas

Langreo

El consejero de Sanidad se ha reunido con varios alcaldes de las cuencas para inyectarles una dosis de tranquilidad al asegurarles que por el momento no hay una fusión de las áreas sanitarias del Nalón y del Caudal, como han venido apuntando diversas voces en los últimos tiempos. Además, Francisco del Busto ha garantizado que con la puesta en marcha de la nueva Ley de Sanidad estos territorios no perderán servicios, ni en lo que respecta a centros de salud ni en los hospitales, aunque se planteara una unificación. Y como segunda dosis de tranquilidad, el responsable regional se comprometió a consultar con los ayuntamientos de las cuencas cualquier cambio que incluya dicha ley, para lo cual les facilitaría el borrador antes de iniciar el trámite parlamentario.

Así resumían el encuentro varios de los alcaldes que estuvieron en el encuentro, algunos de los cuales manifestaban incluso que no se opondrían a una fusión sanitaria del Nalón y del Caudal si eso supone adelgazar la estructura administrativa y, a la par, se produce una mejora de la calidad asistencial a los pacientes.

Del Busto ha indicado que lo que se está dando en las áreas sanitarias VII y VII es «una cooperación» con el objetivo de aumentar «los recursos y la cartera de servicios», a la vez que «facilita el acceso a la tecnología más avanzada», lo cual repercute, según se ha trasladado desde Sanidad en que son «más eficientes» a la hora de acercar las prestaciones a los ciudadanos. Del Busto ha explicado que esa colaboración ha existido siempre en el sistema sanitario y que «nada tiene que ver con una fusión encubierta de las áreas como malintencionadamente se ha tratado de presentar a la ciudadanía». Y también ha matizado que la cooperación debe diferenciarse de la nueva Ley de Sanidad que el Principado quiere aprobar esta legislatura y que se presentará a los grupos parlamentarios cuando inicie su tramitación en la Cámara.

Los alcaldes de Langreo, Mieres y Lena valoraban positivamente el encuentro al entender que daba «transparencia» a una situación que les tenía en alerta puesto que diversas voces hablan de una fusión encubierta y como ha trasladado el regidor langreano, Jesús Sánchez, «la sanidad es un servicio esencial para la ciudadanía y las administraciones tenemos la obligación de velar porque funcione de manera ágil y con calidad». Ha apostillado que «era obligación de la Consejería de Sanidad acabar con los rumores, y eso no se hace con el silencio, sino con datos».

Además, todos tomaban la palabra del consejero de Sanidad de que consultaría con los alcaldes de las cuencas «cualquier medida, fusión o reorganización» que pueda incluir la nueva Ley de Sanidad, con la que Francisco del Busto «niega que se vayan a perder servicios». Pues bien, si los servicios van a mejorar y se va a dar una mejor calidad asistencial , «yo no voy a discutir los métodos de gestión» de la Consejería, indicaba el alcalde de Langreo, quien dice que «la palabra fusión ni me asusta ni me genera entusiasmo porque puede tener efectos positivos o negativos».

A esos efectos es a los que se mantendrán vigilantes estos tres alcaldes de las cuencas que, además, coinciden en signo político, porque si en algo están es en «la defensa de una sanidad pública» y en ello, afirman que los encontrarán con «colaboración» para todo lo que sea mejorar los servicios, trasladaba el alcalde de Mieres, Anibal Vázquez, quien mostraba su tranquilidad al conocer de boca de Francisco del Busto que esa cooperación de áreas implica «que los traslados los hacen los profesionales y no serán los pacientes los que tengan que ir y venir de un hospital a otro».

«Si nos dice que se habla de fusión para optimizar servicios y que no se van a cerrar ni centros de salud ni hospitales, en cuanto a la gestión nada tengo que decir», ha señalado Vázquez, para quien la mayor preocupación es «la calidad asistencial».

A ese respecto, desde la Consejería de Sanidad se les ha trasladado que la coordinación entre áreas sanitarias permite desplegar los servicios asistenciales «allí donde resulten más necesarios y eficaces, bien sea en los hospitales o en los centros de salud, porque lo que prima es lo que debe hacer cada equipo de profesionales para resolver los problemas de salud de las personas, con independencia de su lugar de residencia», ha explicado el consejero, que ha ofrecido datos sobre lo que ese trabajo conjunto entre ambas áreas ha supuesto en servicios como el de nefrología, la unidad de hemodiálisis, el servicio de Ginecología y Obstetricia o la cartera de servicios de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Pero esos datos no son los únicos que el alcalde de Langreo quiere que trasladen los responsables de Sanidad. Para Jesús Sánchez también es importante que se informe a la ciudadanía cuando en los centros hospitalarios se dan situaciones como el colapso por la gripe. «Entonces también se necesitan explicaciones y no silencio», ha dicho el regidor langreano, para quien ese silencio puede tener muchas interpretaciones.

En eso incidía también la alcaldesa de Lena, Gema Álvarez, quien entiende que si no hay transparencia «se contamina la información» como ha sucedido con las voces que daban por hecha una fusión de áreas que Francisco del Busto ha negado. Así, la misma ha dicho que se mantendrá «con tranquilidad» a la espera de recibir el borrador de la nueva Ley de Sanidad «y cuando lo conozcamos podremos opinar». No obstante, se ha mostrado confiada en la palabra del consejero de Sanidad del Principado «que nos ha trasladado que cualquier cosa que se haga será en beneficio de los pacientes», con lo cual no implicará «cierre de centros sanitarios u hospitales», ha indicado la misma reproduciendo las palabras de Del Busto.

El alcalde de Aller, David Moreno Bobela, también se ha mostrado satisfecho con la información ofrecida por la Consejería de Sanidad dirigida a clarificar que «no hay fusión y que lo que se está haciendo es coordinar dos centros de referencia para evitar en lo posible la movilidad de los vecinos». Con esto, el regidor allerano considera que desde este departamento regional «se arrojó tranquilidad» en el sentido de que «lo que se va a hacer es mover a los profesionales para dar un mejor servicio a la ciudadanía» y desde el punto de vista «de que no se van a aminorar servicios ni centros». Por tanto, Moreno Bobela entiende que producirse una fusión, «que está en la agenda de Sanidad», esa fusión «sería meramente administrativa y para actualizar el mapa sanitario» regional.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Sanidad garantiza que las Cuencas no perderán servicios si fusiona las áreas