El reto del «espía minero», intentar salir del pozo Sotón

El Centro de Experiencias y Memoria de la Minería inaugurará este mes un «escape room» pensado para equipos de al menos 6 personas a las que se les dará 90 minutos para terminar el juego

Sotón Scape ¿Te atreves a escapar? #Sotonescape #escapistas #escaperoom #TurismoAsturias #pozosoton #CEMM

El Entrego

El Sotón ha pasado de ser un pozo del que sólo se sacaba carbón a ser una mina con multitud de posibilidades de ser explotada turísticamente. La última idea que ha salido del Centro de Experiencias y Memoria de la Minería (CEMM) es hacer el Sotón Escape, un juego de escape o «escape room» que ya está ultimado y que se inaugurará el día 25 de este mismo mes de agosto. Pero «El espía minero», como se ha denominado al juego, no será un escape al uso. Según han explicado desde el CEMM, los amantes de estas aventuras tendrán en esta un extra de emoción e intriga porque se ha pensado con algunas diferencias respecto a los «escape room» habituales. Así, para los que se atrevan, el reto será intentar salir de las instalaciones del Sotón, en este caso, en 90 minutos, porque escapar de un pozo, de este pozo, no siempre ha sido posible.

Aunque los «escape room» suelen estar ubicados en una sala o en un bajo comercial, en este caso tiene como escenario el propio área industrial del pozo Sotón, concretamente, la casa de aseos. Pero esa es sólo la primera diferencia de Sotón Escape respecto a las habituales. La segunda que mientras que lo normal es que tengan un máximo de 6 jugadores, en este caso ese es el mínimo de participantes, mientras que el máximo será de diez. El equipo se convertirá en un relevo de mineros y entre todos habrán de resolver una misión que, según avanzan desde el CEMM, aunque sin desvelar más que lo justo, «está relacionada con una historia de un espía minero», una historia que, en realidad, «sucedió aquí en el pozo Sotón» y que ha sido adaptada para crear este juego de intriga en el que el objetivo es los integrantes del equipo que son encerrados en las instalaciones «salgan todos juntos, como buenos compañeros», y como se solía decir en el argot minero «¡Todos a una! ¡Compañeru, dame tira!».

Y para resolver los enigmas, pistas y descifrar los códigos que permiten salir del Sotón también será necesario más tiempo de los 60 minutos que habitualmente conceden los «escape room». Para escapar del Sotón se dará a los participantes 30 minutos más. En total 90 minutos de juego, 90 minutos para trabajar en equipo, 90 minutos para que los jugadores comprueben sus habilidades, para descubrir roles y, sobre todo, para disfrutar de una aventura con mucha más interacción que en aquellos primero juegos de escape que se realizaban en ordenador pero que lograron crear un importante público que ahora no duda en recorrer el país en busca de esa intriga y esa emoción que dispara la adrenalina y que conlleva una superación personal.

Por lo pronto, Sotón Escape ya tiene varias reservas, la primera de ellas para el sábado siguiente a su inauguración y otras tres para el mes de septiembre. Por eso desde el CEMM señalan que es indispensable realizar reserva puesto que al tener lugar la misión en parte de las instalaciones que conforman el museo, éste debe prepararse para jornada en la que haya misión. Como se decía antes, Sotón Escape requiere entre 6 a 10 jugadores y todos tendrán su rol. No obstante, para los amantes de los «escape room» que no tengan opción de crear un grupo, en el CEMM dan opción de reservar la plaza de forma individual o en pareja y en cuanto se apunten 6 personas podrán participar de la experiencia como grupo. En ese caso, se hará una dinámica de presentación y conocimiento ágil de los integrantes del equipo el mismo día de forma previa al comienzo del juego. «El espía minero» está pensado para mayores de 16 años con la correspondiente autorización e, incluso, pueden consultar su admisión aquellos menores que estén especialmente interesados. El precio por persona es de 15 euros.

Una prueba en la formación de las empresas

Desde el CEMM del pozo Sotón apuntan que los escapes están orientados al público en general, pero también cuentan con diversos paquetes específicos para empresas. De hecho, varias de las reservas que ya tienen en agenda son de empresas de formación, que han incluido los «escape room» como prueba para ver cómo se comportan los candidatos trabajando en equipo. Así, aunque Sotón Escape está pensado para el ocio, también tiene una vertiente que permite evaluar profesionalmente.

Una oferta de 16 «escape room» en Asturias

Con la puesta en marcha de Sotón Escape serán 16 los «escape room» que se ofertan en Asturias según la página, la mayoría de ellos en Oviedo, Gijón y Avilés. No obstante, será el segundo del valle del Nalón puesto que en Langreo la empresa 60gameover ofrece «La habitación roja». Todos ellos están pensados para entre 2 y 6 personas, mientras que para la experiencia del «espía minero» el mínimo es justamente 6 participantes.

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

El reto del «espía minero», intentar salir del pozo Sotón