Las cuencas, más que nunca con Adrián Barbón

Las agrupaciones locales de las comarcas mineras que apoyaban el proyecto de José María Pérez cierran filas con el secretario electo de la FSA-PSOE y se ponen a su disposición tras un proceso que todos han calificado de «ejemplo de democracia»

 El alcalde de Laviana, Adrián Barbón (d), tras ser elegido nuevo secretario general de la FSA-PSOE en las elecciones primarias, con Adriana Lastra y Gimena Llamedo
El alcalde de Laviana, Adrián Barbón (d), tras ser elegido nuevo secretario general de la FSA-PSOE en las elecciones primarias, con Adriana Lastra y Gimena Llamedo

Redacción

Las primarias celebradas el domingo por la Federación Socialista Asturiana ha dejado dos conclusiones claras en las comarcas mineras: por un lado que el proceso fue un «ejemplo de democracia para la política asturiana» y, por otro, que una vez que la militancia se ha decantado por el proyecto de Adrián Barbón toca cerrar filas con el nuevo secretario electo de la FSA-PSOE y ponerse a su disposición. A este respecto no había duda con las agrupaciones locales que durante toda la campaña de primarias habían apoyado al alcalde de Laviana y este lunes lo trasladaban así también representantes de municipios que iban más con la línea socialista de José María Pérez, como Morcín o Caso. Así, lo que desean los militantes de las cuencas es que haya «cohesión» y «trabajar para que la FSA recupere protagonismo en la vida política asturiana».

Con unas u otras palabras es lo que han expresado algunos de los representantes socialistas de los territorios mineros, en los que Adrián Barbón contaba con grandes apoyos, aunque no con el de la totalidad de las agrupaciones. Langreo, San Martín del Rey Aurelio o Lena, además de Laviana, fueron sus principales bastiones y en ellas se felicitaban hoy por unos resultados que entienden dará «continuidad al proceso de cambio y renovación iniciado en mayo con la elección de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE», trasladaba el secretario de la agrupación de San Martín, José Ramón Martín Ardines.

Su homóloga en Langreo, María Fernández, ponía de relieve que «la grandeza» del partido y su «principal valor» es «la militancia» por haber hecho posible «un proceso ejemplar», la primera vez que las bases socialistas elegían a su secretario general. «Se ha de destacar la ejemplaridad del proceso y el comportamiento de los dos candidatos, así como de la militancia», ha señalado la secretaria de la agrupación langreana que ha instado a los partidarios de uno y otro candidato a «trabajar para recuperar el protagonismo que la FSA tiene en la vida política asturiana, recuperando afiliados y votantes». Además, la misma ha querido poner el acento en que la FSA está «a la vanguardia del cambio» y, por tanto, ha dicho que «tenemos que estar orgullosos del partido y de sus pilares».

«Muy satisfechos». Así declaraba el portavoz del PSOE en Lena, Daniel Sánchez Bayón, que se sentían en la agrupación lenense con la victoria de Adrián Barbón, con el que ha dicho que «hay que unirse, integrarse y trabajar» de cara «a revitalizar la FSA y que salga reforzada» de un proceso que considera ha sido «muy largo» y que, en su opinión no se cerrará hasta que no se culminen los congresos locales.

Un importante apoyo a su candidatura encontró Adrián Barbón en la dirección del SOMA-FITAG-UGT. El secretario general del sindicato, José Luis Alperi, también valoraba en la jornada de ayer lunes la elección del alcalde Lavianes para ponerse al frente de la FSA aunque reseñaba, en primer lugar, que las primarias hayan sido «un proceso democrático interno que ningún otro partido en Asturias ha hecho hasta el momento». Respecto a la victoria de Barbón, ha manifestado que «viene a reivindicar el papel relevante que los militantes debemos  jugar dentro del partido para hacerlo más sólido y cercano» y lo ha entendido como «un punto y seguido importante al proceso que iniciamos con Pedro Sánchez a nivel estatal». «Los compañeros y compañeras del SOMA-FITAG-UGT, organización de clara base socialista, recogió el sentir mayoritario de los trabajadores con doble militancia y apostó claramente por lo que significaba para el futuro Pedro Sánchez y Adrián Barbón», ha señalado Alperi.

La opción política que apoyaron el actual alcalde de Caso, Miguel Ángel Fernández, y para el ex regidor de Morcín, Jesús Álvarez Barbao, era la que representaba en este proceso José María Pérez. Sin embargo, una vez que ambos conocieron que sería Adrián Barbón el nuevo secretario general de la FSA ni uno ni otro dudó en trasladarle los mejores deseos y en ponerse a su disposición tras reconocer que el proceso de primarias fue una lección de «democracia pura». Así, el primero indicaba la pasada jornada que «ahora lo que toca es cerrar filas con el nuevo secretario general de la FSA» porque advertía que mantener discrepancias «no es bueno ni para el partido ni para la militancia». En la misma línea se expresaba el morciniego Jesús Álvarez Barbao, que le aseguraba a Barbao que «puede contar conmigo para lo que quiera porque estoy dispuesto a trabajar y apoyar a mi secretario general» cuando la FSA necesita «compromiso y unidad». «Necesitamos cohesionar y lo que procede es apoyar y que el nuevo secretario se sienta arropado para caminar», ha concluido Barbao.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las cuencas, más que nunca con Adrián Barbón