Los ambiciosos planes de Santagadea para el restaurante El Urogallo

El grupo empresarial someterá al emblemático complejo hostelero de El Entrego a una profunda reforma que realizará en fases y que prevé iniciar en la primera quincena de octubre

Restaurante El Urogallo
Restaurante El Urogallo

El Entrego

La reforma y reapertura de el Restaurante El Urogallo, en El Entrego, se ha retrasado un poco más de lo previsto pero, finalmente, el Grupo Santagadea cuenta ya con la licencia de obra y de apertura para iniciar la ambiciosa actuación que quiere llevar a cabo en este complejo hostelero «por fases» durante los próximos meses. No obstante, según ha podido confirmar La Voz de Asturias, la pretensión de la empresa que ha adquirido el emblemático restaurante de las cuencas es reabrir una parte del mismo «antes de llegar al final de este año». Concretamente, será la zona del restaurante-sidrería y el salón de la planta baja. Ya con esto a disposición del público, Santagadea continuará con la profunda reforma que quiere imprimir al resto de espacios con la idea de poner El Urogallo a la vanguardia en hostelería y restauración.

Así lo ha avanzado en primicia el director de la División de Restauración de Santagadea, Javier Riaño Bueno, quien ha explicado que el proyecto de reforma está ultimado, que cuentan con la licencia de obra desde principios de septiembre y que en actualmente se encuentran en proceso la licitación de la reforma con la idea de que ésta comience durante la primera quincena de octubre.

Riaño ha manifestado que para diseñar el «lavado de cara» que se quiere imprimir al conocido restaurante entreguín, que cerró sus puertas hace dos años, lo fundamental fue tener claro «el concepto» de restaurante que se quería poner en marcha y al público al que se querían dirigir. Partiendo de ello, el director de la División de Restauración habla de un ambicioso proyecto que modificará en buena medida El Urogallo tal y como se conocía hasta su clausura, aunque el mismo también ha matizado que se mantendrá el corredor de madera que tanto identifica a este restaurante al entender que le aporta «mucha personalidad», con lo que esa estructura que le da «carácter al edificio» no se va a cambiar y sólo se someterá a rehabilitación.

Respecto a la ejecución del complejo por fases, Javier Riaño ha comentado que se hace necesario al ser un espacio de unos 10.000 metros cuadrados. Las obras comenzarán de forma más inmediata en el restaurante-sidrería, ubicado en la planta baja. Según ha explicado, se hará una ampliación de este espacio al que se dotará de una parrilla vista. La idea es que pueda ser un establecimiento abierto al público «al que la gente pueda acudir a pasar la tarde tomando algo o a comer o a cenar». Además, el mismo deja entrever que El Urogallo estará muy pensado para las familias porque habrá zona de ocio y esparcimiento para los niños, algo que ha considerado «muy importante». En esa primera fase se acondicionará también el salón de la planta baja para dar cabida a cualquier evento que les pudiera surgir tras la reapertura.

Posteriormente, el proyecto contempla la reforma del salón del piso superior. Aunque se busca actualizar todo el espacio, como se decía, se mantendrá el corredor de madera por ser un elemento mítico e identificativo de El Urogallo tanto para la gente de la comarca del Nalón como para los de fuera de ella. Una vez estuviera listo el salón superior, el proyecto contempla volver sobre el salón de la planta baja para proceder a una mayor reforma.

En la zona exterior del emblemático complejo hostelero de El Entrego también se harán cambios, ha comentado el director de la División de Restauración del Grupo Santagadea. «Toda la zona por la que antes se entraba será peatonal y se instalará una zona de terraza con pérgolas», concreta Javier Riaño, que añade que el acceso para los vehículos será por la entrada existente en el área de aparcamiento. También se actuará en la parte en la que antiguamente estaba la piscina de El Urogallo, que se remodelará y se convertirá en una zona verde en la que puedan disfrutar los niños al aire libre o que pueda hacer las veces de aparcamiento si la afluencia en el restaurante ante coincidencia de eventos dejara pequeña el existente.

Un restaurante de «ticket medio»

Riaño apunta que El Urogallo se someterá a una profunda reforma y puesta al día, que se hace necesaria teniendo en cuenta que desde su apertura en 1973 sólo se habían acometido «reformas pequeñas». Además, insiste en lo importante que es tener claro «el concepto y la gestión» que se le quiere dar a este restaurante que gozó de una época dorada que Santagadea tratará de recuperar con su reapertura haciéndolo accesible. El responsable de la División de Restauración señala que El Urogallo contará, además de con esa parrilla para carnes y pescados que le dará versatilidad al restaurante-sidrería, con menú diario a mediodía, con carta de, aperitivos, entradas y tapas y carta de platos de restaurante más elaborados. No obstante, el mismo matiza que comer en El Urogallo supondrá «un ticket medio no muy alto».

En cuanto al horario que tendrá el complejo tras su reapertura, Riaño ha indicado que se establecerá un horario de octubre a abril y otro de mayo a septiembre. La diferencia entre uno y otro que se ha establecido en un principio y hasta ver su funcionamiento radicará en que por semana estará abierto sólo para las comidas en el periodo considerado de invierno, mientras que en el de verano estaría abierto también para las cenas. Durante los fines de semana estará abierto desde la mañana a la noche todo el año.

Generación de empleo

La reapertura del Restaurante El Urogallo por parte de Santagadea significará, además de recuperar un complejo hostelero emblemático, una oportunidad de empleo. Javier Riaño ha manifestado que una vez que esté funcionando la totalidad del complejo requerirá una plantilla fija «de entre 17 y 25 personas como mínimo», a las que habría que añadir «personal eventual por temporada o los extras de fin de semana» para dar servicio a los eventos que pueda tener el establecimiento. Por el momento, aún no han iniciado la contratación de personal, aunque Santagadea tendrá que hacerlo en estos próximos meses si cumple la previsión que tiene de abrir antes de que concluya este 2017. Desde luego, para Javier Riaño es importante que se cumplan los plazos y la apertura se produzca a finales de año a fin de poder ser una alternativa para quienes buscan celebrar un evento en 2018. Además, el mismo ha avanzado que El Urogallo también organizará celebraciones ofreciendo opciones de ocio en fechas señaladas.

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

Los ambiciosos planes de Santagadea para el restaurante El Urogallo