Líderes políticos y sindicales que rigen Asturias forjados en la «cultura reivindicativa» de las cuencas

Javier Fernández (presidente del Principado), Adrián Barbón (FSA), Ramón Argüelles (IU Asturias), José Luis Alperi (SOMA) o José Manuel Zapico (CC OO Asturias) son los principales nombres con cargos de responsabilidad procedentes de las comarcas mineras

Lideres políticos sindicales de las cuencas
Lideres políticos sindicales de las cuencas

Redacción

Es más que una mera casualidad que el ámbito político y sindical regional esté liderado y dirigido por personas nacidas y criadas en el corazón de Asturias que han sido y son las comarcas mineras. Tampoco es una improvisación. El duro trabajo al que tuvieron que hacer frente a los habitantes de estos territorios el siglo pasado, la lucha por los derechos laborales que tuvieron que afrontar, la solidaridad, la crisis del sector minero-metalúrgico (que aún colea) y la vuelta a las barricadas para reclamar y defender un futuro para unas cuencas en declive, han sido el caldo de cultivo de quienes en la actualidad rigen los destinos del Principado de Asturias, de la Federación Socialista Asturiana, de Izquierda Unida de Asturias, del SOMA-FITAG o de Comisiones Obreras de Asturias. Ellos son Javier Fernández (presidente del Principado), Adrián Barbón (secretario general de la FSA), Ramón Argüelles (coordinador general de IU de Asturias), José Luis Alperi (hasta el viernes secretario del SOMA) o José Manuel Zapico (secretario general de CC OO de Asturias), de Mieres, Laviana, Lena o de Langreo los dos responsables sindicales, todos ellos de concejos de las cuencas, cuna de la cultura reivindicativa que les ha llevado a dar un paso al frente en vista de que la región no es capaz de salir del bucle de la desaceleración económica, el desempleo, la despoblación y el envejecimiento en el que Asturias entró, justamente, a raíz de la pérdida en buena medida de la actividad industrial y minera que había en estos territorio y que durante décadas fue el «el motor de desarrollo y crecimiento de Asturias».

Pues bien, esa «cultura reivindicativa», la «inquietud», la «solidaridad» y las «ganas» de defender a Asturias, en general, y a las cuencas, en particular, es lo que explica para los representantes políticos y sindicales antes citados que, pese a las diferencias ideológicas de las organizaciones a las que representan, se haya dado esa confluencia y que gente de las comarcas mineras haya ido haciéndose con el poder de unos años a esta parte (Ramón Argüelles, José Manuel Zapico y Adrián Barbón en el último año) convirtiéndose en los responsables del presente y, en buena medida, del futuro de la región.

El último en sumarse a esa relación de gente de las cuencas que rige los destinos de Asturias es el lavianés Adrián Barbón tras haber sido elegido el pasado octubre secretario general de la Federación Socialista Asturiana, sustituyendo al, también de las cuencas, mierense Javier Fernández, quien fue durante 17 años el máximo dirigente de la FSA además de presidente del Principado desde mayo de 2012, cargo que Fernández sigue ostentando. Barbón encuentra los argumentos a que los cargos de responsabilidad estén siendo asumidos por personas de las comarcas mineras en «la cultura» de estos territorios donde, dice, «nos han inculcado el espíritu de la solidaridad y de que la unión hace la fuerza». En definitiva, señala que «nuestra historia minera lo explica» y que «la implicación y la participación es una tradición que vamos heredando».

La inquietud y el carácter reivindicativo de las comarcas mineras llegaba a la dirección de Izquierda de Unida de Asturias hace un año de la mano del lenense Ramón Argüelles, quien pone de relieve la presencia que ha tenido siempre la gente de las cuencas en partidos políticos, sindicatos y movimientos asociativos. «Esto no lo inventamos los que estamos ahora, sino nuestros predecesores, aquellos mineros que se juntaron para hacer lucha de clases, aquel trabajo duró con el que se forjó el carácter solidario y reivindicativo de estos territorios», manifiesta el coordinador general de IU en Asturias, que añade que con la idiosincrasia que han tenido estos territorios «a nadie le debe extrañar» que ahora los dirigentes de los principales partidos y sindicatos sean de las cuencas. Así Ramón Argüelles señala que «aquí teníamos mimbres y somos los que más inquietudes tenemos y los que más nos hemos movilizado a partir de la crisis del carbón y del cierre de empresas metalúrgicas», ya que apostilla que «la base sólida que nos dejaron los que nos precedieron» donde «sigue con más fuerzas es en las cuencas», y hace referencia a cómo en estos territorios «la gente sigue unida para lo bueno y para lo malo pese a que no haya oportunidades».

El responsable de la coalición también ha querido ver en el paso que ha dado gente de las cuencas hacia puestos de poder el querer reivindicar desde la primera línea la reactivación de estos territorios «por lo solidarios que una vez fuimos», «para que se reactiven esos fondos que han quedado paralizados pero que tanta falta hacen todavía a las comarcas mineras». Por eso Ramón Argüelles ha aprovechado la oportunidad para lanzar un mensaje a los dirigentes de las otras formaciones políticas y sindicales sobre «la importancia de remar juntos para sacar a las cuencas adelante y para que haya un futuro para las nuevas generaciones».

La «inquietud» de los representantes sindicales

El Sindicato Obrero de Mineros de Asturias (SOMA) ha estado ligado históricamente a las comarcas mineras y, por ende, también quienes desde su fundación en 1910 han ostentado la secretaría general del mismo, que en los últimos tiempos abarcaba la siglas SOMA-FITAG-UGT. Su fundador, Manuel Llaneza, era natural de Langreo. También José Ángel Fernández Villa, quien fue el máximo dirigente del sindicato durante 34 años, hasta 2013, cuando tomó las riendas el igualmente langreano José Luis Alperi. Éste último considera que la coincidencia en puestos de poder de personas naturales de las cuencas «es básicamente por la cultura reivindicativa que tenemos en estos territorios» que, recuerda, «fueron motor de desarrollo y crecimiento de Asturias con la industria minero-metalúrgica como cabeza tractora».

El caso es que el ostentara el cargo de secretario general del SOMA (hasta el viernes cuando el SOMA quedó integrado en la federación UTG FICA Asturias) opina que «Asturias no ha sido tan generosa con estos territorios» como las cuencas lo fueron en su día con el resto de la región. Por tanto, entiende que la entrada de personas de las comarcas mineras en cargos de responsabilidad políticos y sindicales es porque la situación actual «despierta inquietud» además de ser «la manera de defender a las comarcas mineras y de defender esa solidaridad», porque al final de la reconversión «nos queda la despoblación y alguna que otra infraestructura».

Por su parte, José Manuel Zapico, secretario general de CC OO de Asturias, también natural de Langreo, encuentra la razón de que haya tantas personas de las comarcas mineras en puestos de responsabilidad y de decisión para la región en la cultura reivindicativa y solidaria de estos territorios que impulsó en su día la familia minera a través «del compañerismo, de la necesidad de organización y de pelear por conseguir más espacio democrático y más espacio social». Así, Zapico considera que la coincidencia que se da ahora ha sido «una evolución natural» y que los que ahora se dedican al ámbito político y sindical es por ese ánimos de «defensa de los intereses colectivos» y de «dejar una sociedad más avanzada con más derechos y más igualdad».

Otros representantes políticos de las cuencas

Históricamente, siempre ha habido hombres y mujeres (más de los primeros que de las segundas) de las comarcas mineras que han ostentado puestos de responsabilidad en las instituciones, administraciones o en los órganos de los partidos.  Así, como ejemplo más bien reciente, Ovidio Sánchez, natural de Laviana, fue el presidente del PP de Asturias desde 1999 hasta 2012. En el ámbito sindical, el también lavianés Alberto Rubio ya fue secretario general de CC OO de Asturias entre los años 1996 y 2005. Además, hay una larga lista de personas del Nalón y del Caudal que bien han tenido cargos de diputados en la Junta General, tenido cargos en las diferentes consejerías de la administración del Principado o, incluso, puestos en el Congreso de los Diputados o en el Senado, o en los órganos de los partidos a nivel estatal. En la actualidad, se puede citar al diputado regional de Podemos, Héctor Piernavieja, que es natural de Ujo (MIeres); a María Luisa Carcedo, secretaria general del grupo socialista en el Senado; o al lenense Hugo Morán, elegido secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Rural en el 37 Congreso Federal del PSOE.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Líderes políticos y sindicales que rigen Asturias forjados en la «cultura reivindicativa» de las cuencas