Si estás orgulloso de ser de las comarcas mineras, «¡Súbete a la cuenca!»

El IES Jerónimo González, de Langreo, impulsa un proyecto de aprendizaje y servicio para conectar al alumnado con su entorno y que ellos, a su vez, generen desarrollo social y cultural

Orgullo de la cuenca La presentadora María Herrero se suma a la campaña del IES Jerónimo González, de Langreo, para reivindicar las comarcas mineras

Redaccion

El orgullo de ser de las comarcas mineras es algo que quizá sólo entiendan quienes pertenecen a estos territorios por la propia idiosincrasia de los mismos, por los valores que se forjaron durante décadas en respuesta a las situaciones laborales, económicas y sociales de cada momento… Sin embargo, el que estos territorios se hayan visto afectados por el declive minero e industrial deja en las nuevas generaciones la sensación de pertenecer a una zona económicamente deprimida en la que no hay alternativa de futuro. Para cambiar ese concepto, el Instituto de Enseñanza Secundaria Jerónimo González, de Langreo, impulsa un proyecto de aprendizaje y servicio cuyo objetivo es conectar al alumnado con su entorno y que ellos, a su vez, generen desarrollo cultural y social a la población. Además, para darles cuenta de que el esfuerzo tiene su recompensa y la importancia de luchar por las cosas, una de las iniciativas incluidas en el proyecto es que gente con diferentes profesiones grabe vídeos subiendo o bajando de un ascensor resaltando que son lo que son por ser de estos territorios, vídeos que se han de concluir con un orgulloso «¡súbete a la cuenca!».

Con este proyecto, recogido bajo el título «Ascensor de la cuenca», los alumnos de primero a cuarto de ESO trabajan con metodologías activas los contenidos curriculares de Lengua y Literatura, Educación Física, Tecnología y Física y Química a través de diferentes dinámicas y acciones interdisciplinares con las que se busca «que los alumnos conecten y se sientan parte de estos territorios» concienciándoles de lo que pueden hacer «y de que pueden transformar el entorno con su educación y aprendizaje», ha explicado la coordinadora del proyecto Natalia Cueto. Especial importancia dan a la relación intergeneracional, por lo que muchas acciones están encaminadas a que los estudiantes obtengan información de sus progenitores, cuentos, leyendas e historias a las que después tendrán que dar forma en diferentes formatos, como pueden ser textos o audios.

Pero ¿por qué se ha denominado «Ascensor de la cuenca»? Natalia Cueto indica que han tratado de hacer un símil con la jaula que sacaba a los trabajadores de la mina de la oscuridad a la luz, y que es una forma de decirles a los alumnos que la educación puede ser esa jaula para ellos «en la medida en que se impliquen en su formación». En relación con esto, han puesto en marcha una campaña para que personas de las comarcas mineras con diferentes profesiones les envíen vídeos subiendo o bajando de un ascensor resaltando lo que han logrado ser por pertenecer a estos territorios. «Queremos hacer una campaña con gente que ha conseguido ser lo que quería para que se den cuenta de tienen que formarse para lograr las herramientas con las que sacar estas zonas adelante», ha comentado la coordinadora del proyecto. Según ha adelantado, ya cuentan con algún vídeo que les ha enviado gente mediática, como puede ser el árbitro de fútbol, Enrique Mejuto, o la presentadora de Informativos de TPS, María Herrero, e insta a quienes se animen a enviar su grabación a informatica.jero@gmail.com porque «teniendo en cuenta la importancia que las redes sociales tienen para los jóvenes, queremos hacer algo viral trasladando el «Yo me esforcé…» y el compromiso con las cuencas».

Impulsar un centro de estudios y un centro social

Pero con el proyecto «Ascensor de la cuenca» se pretende que también obtenga beneficio en el entorno  del centro educativo IES Jerónimo González, con lo que la idea es que con las acciones interdisciplinares que se realicen en el marco de esta iniciativa, los alumnos logren impulsar un centro de estudios y un centro social. La posibilidad de crear un «lugar propio”» que sirva de encuentro, motor de actividad cultural y espacio para el estudio, con participación directa por parte de los chicos y chicas, se considera un paso fundamental para que los jóvenes vean en la educación y la formación una herramienta para generar riqueza social en su entorno más inmediato. «El hecho de que nazca de sus manos con perfil solidario y que tome como centro el instituto puede suponer el incentivo que muchos y muchas precisan para no descolgarse del sistema educativo y para verse a sí mismos como los protagonistas de la recuperación social, cultural y económica de su entorno geográfico-social. Se trata de integrar el aprendizaje con acciones solidarias destinadas a mejorar la calidad de vida de la comunidad», destaca Natalia Cueto, quien ha añadido que desde el centro se han mantenido reuniones con concejales la Corporación langreana para «calibrar el apoyo con el que contábamos» para sacar esta iniciativa adelante.

En el proyecto se contempla, por ejemplo, que el Ayuntamiento de Langreo va a concurrir a la convocatoria de fondos europeos para el Desarrollo Urbano Sostenible (DUSI) y que «Ascensor de la cuenca» podría formar parte de su propuesta para los usos futuros de los Talleres del Conde. Esto significaría una forma de tender un puente entre el IES Jerónimo González y la comunidad langrena a través de acciones educativas y formativas que nacieran en el centro educativo, pero que podrían derivar en la creación de una alternativa de ocio cultural y social para el alumnado (centro de estudios, sala de encuentros, áreas de ensayos y conciertos y aulas de formación y exposición).

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Si estás orgulloso de ser de las comarcas mineras, «¡Súbete a la cuenca!»