El SOMA empieza la cuenta atrás

Las negociaciones de este mes, claves para la continuidad o ruptura del SOMA con FICA UGT

Jenaro Martínez, secretario general de MCA, y José Luis Alperi, secretario general del SOMA
Jenaro Martínez, secretario general de MCA, y José Luis Alperi, secretario general del SOMA

Langreo

Dos meses después del congreso de constitución de UGT FICA Asturias en el que el SOMA se ausentó por las discrepancias en varios puntos de la fusión, aún continúan las negociaciones. Tanto los representantes de UGT-FICA y del extinto sindicato minero tratan de dar una salida a la crisis. Tras aquella primera reunión, el ex secretario general del SOMA, José Luis Alperi, dejaba la escisión en «standby» y se mostraba dispuesto a dar «un tiempo prudencial» a la negociación, un tiempo que se ha prolongado algo más de lo previsto por las fiestas navideñas pero que tiene fecha de caducidad. Alperi manifiesta que se da de plazo para tomar una decisión en un sentido u otro (continuar dentro de UGT o proceder a la escisión del SOMA) «este mes de enero», en el que continuarán las reuniones con UGT FICA para intentar dar una salida a la crisis generada por una fusión que desde el sindicato minero fue calificada de «absorción» tras el congreso.

Lo que no ha desvelado el ya ex líder del SOMA, puesto que las el congreso el histórico sindicato minero dejaba de existir y los integrantes de la Comisión Ejecutiva Regional se quedaban sin cargos, son los términos que se tratan en las reuniones con UGT FICA y que pueden significar la continuidad o la ruptura definitiva, puesto que ha dicho que es «un proceso interno de negociación» y que ambas partes han acordado no hacerlos públicos.

Cabe recordar que después de dicho congreso, desde el SOMA se planteó romper con UGT y no descartó llevar a cabo una escisión dar continuidad a la central de forma independiente a la recién constituida federación UGT FICA en Asturias. Sin embargo, el secretario general de la nueva Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Asturias (UGT FICA Asturias), Jenaro Martínez, tendía la mano al SOMA y unos días después se iniciaban las reuniones con los representantes de UGT FICA a nivel estatal para tratar la compleja situación en la que ha derivado el congreso de constitución de la federación en Asturias.

Las líneas rojas que generaron las discrepancias entre MCA y SOMA fueron, en primer lugar, la elección del secretario general de la nueva federación regional, algo para lo que ya no cabe negociación puesto que en el congreso fue elegido Jenaro Martínez.

Otro de los grandes puntos de fricción entonces era el nombre de la nueva federación. En el resto de congresos celebrados en España, se había optado por el de UGT-FICA, pero en Asturias existía la particularidad del SOMA y desde el principio del proceso de unión todas las partes manifestaron su voluntad de respetar la tradición y valor de las siglas. A pesar de esa supuesta predisposición, en ese punto tampoco llegaron a acordar nada en las reuniones previas al congreso. Otro obstáculo que se planteó entonces era la ubicación de la sede de la federación, ya que el SOMA pretendía que se estableciera en Sama, mientras que MCA defendía que siguiera donde está, en el cuartel general de UGT en Asturias, en Oviedo. La elección de los cargos de la ejecutiva de la federación y las retribuciones de los directivos también fueron motivo de diferencias antes del congreso y, además, en el proceso de fusión habría que buscar encaje al patrimonio que tiene el SOMA.

Valora este artículo

4 votos
Tags
Comentarios

El SOMA empieza la cuenta atrás