El olvidado y abandonado Museo de la Siderurgia de Asturias

La Asociación MU.SI.-Pedro Duro considera una «traición total» que no se haya buscado el modo de integrarlo en la marca «Minas de Asturias» mientras sufre desperfectos


Redaccion

El Museo de la Siderurgia de Asturias (MUSI), ubicado en un antiguo refrigerante de Valnalón, en La Felguera, fue el primer museo dedicado a este sector, no sólo de Asturias, sino de España, cuando se inauguró en 2006 gracias al apoyo e impulso dado por la Asociación Cultural MU.SI.-Pedro Duro al Ayuntamiento de Langreo para sacarlo adelante. Ahora, casi 12 años después, esta misma asociación ve con desagrado cómo la administración local deja en el olvido a este equipamiento tanto por la desatención a la que lo tiene sometido como por la falta de interés en impulsarlo, al no demandar que se buscara la fórmula de integrarlo en la recién creada marca «Minas de Asturias» con la que se pretende promocionar el turismo minero. Y es que para los representantes de este colectivo, dejar la siderurgia al margen de la minería es «desconocer la historia».

El portavoz de la Asociación MU.Si.-Pedro Duro ha calificado de «traición total» que se esté dejando al margen de la promoción al Museo de la Siderurgia, de lo que ha culpado al alcalde de Langreo y a Hunosa, «que lo que hace es desunir en vez de unir». «Desde la Asociación nos preguntamos que es lo que hace falta para que nuestros hijos y nietos recuerden nuestro pasado siderúrgico y llegamos a la conclusión de que faltan ganas y agallas para reconocer que los valles del Nalón y del Caudal fueron también siderúrgicos», ha manifestado Jerónimo Blanco, quien con ironía ha añadido que «Santa Hunosa no existe porque la mayoría de las minas eran de Pedro Duro Benito, que era un siderúrgico».

Pero el que no se haya incluido al MUSI en la marca «Minas de Asturias» no es lo único que el colectivo considera «desagradable» y por lo que están dispuestos a ponerse en pie de guerra. El portavoz ha criticado con dureza el abandono al que lo tiene sometido el Ayuntamiento de Langreo porque tras girar varios integrantes de la Asociación una visita al mismo han observado una serie de deficiencias a las que consideran que la administración local deben dar respuesta con urgencia. Según ha explicado Jerónimo Blanco, en el equipamiento se cuentan una veintena de goteras, no funciona el sistema de calefacción, hay falta de limpieza en las cristaleras y en el lucernario, además de carecer la torre de refrigeración de iluminación nocturna cuando es el reclamo del museo. A esto, añade la falta de vigilancia por parte de la Policía Local, ya que el MUSI parece ser el lugar elegido, un fin de semana sí y otro también, por quienes practican el «botellón», lo que deja el exterior del equipamiento en pésimas condiciones y ofrece una mala imagen a los visitantes.

Jerónimo Blanco señala que es otra prueba de la falta de interés del Ayuntamiento de Langreo por ponerlo en valor, y apostilla que en lo que va de legislatura no se ha reunido ni una sola vez el Patronato del Museo de la Siderurgia, en el que están representantes de la Corporación, comerciantes, empresarios y agentes sociales. «Es urgente que se reúna el Patronado y decida implicarse en la promoción del Museo de la Siderurgia, de la misma manera que hace con otras infraestructuras culturales, a la vez que exigir al Gobierno regional que el MUSI forme parte de la red de museos del Principado», ha dicho el portavoz de la Asociación MU.SI.-Pedro Duro. Además, el mismo ha recordado que dicho Patronato tiene «la obligación de velar y poner en valor el museo, así como extender los documentos de cesión o donación de piezas que han sido entregadas para su exposición».

En relación con esto, el colectivo ha calificado de «desagradable sorpresa» que del interior del museo se retirara la placa donde se le agradecía a la Asociación Cultural MU.SI-Pedro Duro «su lucha y esfuerzo para conseguir la construcción del primer Museo de la Siderurgia de España». «Consideramos esta acción como ruin y miserable por parte de quien haya dado la orden de su retirada a la vez que exigimos la colocación de dicha placa en un lugar privilegiado tal y como se merece la asociación promotora del MUSI», ha recalcado el portavoz.

Sin embargo, aunque el colectivo parece tener claro que al MUSI «lo están asfixiando», la Asociación ha anunciado que seguirá reivindicando y defendiendo este equipamiento e, incluso, apuesta por demandar el desarrollo de una segunda fase «para que vea la luz una oferta turístico-cultural digna de unos valles no que recibieron ayuda ante la reconversión siderúrgica de hace años».

Además, Jerónimo Blanco se ha referido al potencial turístico que podría tener la comarca del Nalón que, en su opinión, «ofrece una oferta de tal envergadura que no existe en ninguna otra parte del mundo», con lo que estima que aquí se podría dar lugar a «una primera marca mundial» si se pusieran en valor otros recursos. Así, comenta que lo que debería ponerse en marcha sería una entrada única que incluyera, además del Museo de la Minería, el Ecomuseo del Samuño y el pozo Sotón, el Museo de la Siderurgia de Asturias y el Archivo Histórico Minero ubicado en el pozo Fondón.

Un museo muy bien valorado en internet

El caso es que pese a las deficiencias que presenta el Museo de la Siderurgia de Asturias y a la escasa promoción turística que se le da desde el Ayuntamiento de Langreo en ferias como puede ser la Feria Internacional de Muestras de Gijón o en Fitur, que justamente se celebrará este fin de semana en Madrid sin la presencia de este equipamiento, el MUSI es un museo muy bien valorado en internet por quienes lo han visitado. Así, en puntuación está considerado como «muy bueno» o «excelente» en páginas como Tripadvisor, en donde los usuarios manifiestan que muestra «buena información sobre la siderurgia asturiana», que es «muy completo» o que es «pequeño pero bien hecho».

Hay quien también considera que sería «muy buen complemento con el Ecomuseo». De hecho, en su día se habló de la posibilidad de establecer una entrada conjunta para el MUSI y el Ecomuseo del Samuño, sin embargo el Ayuntamiento de Langreo nunca lo llevó a cabo al verlo complejo por estar gestionado cada equipamiento por una empresa diferente. Los inconvenientes parecen ser menores ahora para sumarse a la propuesta de oferta conjunta del Ecomuseo del Samuño, del Museo de la Minería y del pozo Sotón.

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

El olvidado y abandonado Museo de la Siderurgia de Asturias