«El daño está hecho. De haberte tenido que sentar en el banquillo no te resarce nadie»

Carmen Liedo CASO

CUENCAS

Tomás Cueria, alcalde de Caso.Tomás Cueria, exalcalde de Caso
Tomás Cueria, exalcalde de Caso

Tomás Cueria, exalcalde de Caso, asegura que no ha valorado por el momento volver a la política tras recibir la llamada de Adrián Barbón

23 feb 2018 . Actualizado a las 13:55 h.

Tomás Cueria, exalcalde de Caso por el partido socialista, ha manifestado este viernes su «satisfacción» después de que el Juzgado de lo Penal de Langreo hiciera pública la sentencia en la que se le absuelve de un delito de prevaricación tras la denuncia de IU. Sin embargo, Cueria mostraba esa satisfacción de forma tímida y en las declaraciones realizadas a La Voz de Asturias reiteraba en varias ocasiones que «el daño está hecho», apostillando que «de haberte tenido que sentar en el banquillo no te resarce nadie», sintiéndose herido también porque «me pongan en cuestión mi dignidad por haber trabajado por mi municipio».

Cueria tiene claro que con la denuncia «se me fue a cazar para echarme del Ayuntamiento» y le reprocha a IU haber querido «ganar en el juzgado lo que no ganaron en las elecciones». Pero pese a la sentencia absolutoria, el ex alcalde asegura que no ha valorado por el momento volver a la política aunque se considera «una persona comprometida con mi territorio».

«Estaba tranquilo porque obré de forma clara y transparente pese a tener que tomar decisiones complicadas», ha dicho Tomás Cueria sobre cómo afrontó este proceso judicial, que ahora corrobora «que no obré de mala fe y que no hubo merma para el Ayuntamiento». Sin embargo, el ex regidor socialista de Caso no oculta que «pasar por este trago no es agradable» y que no sólo le ha afectado a nivel político, sino también profesional porque se ha visto obligado a pedir el traslado «provisional» como cartero del concejo casín «porque seguía recibiendo denuncias y amenazas y era una situación muy incómoda y desagradable». Por ello, Cueria plantea que en la denuncia por prevaricación «había un tema personal y buscaron una argucia para que se me abriera juicio oral y dimitiera en cumplimiento del código ético».

El caso es que el exalcalde, que estuvo en el cargo seis años tras ganar dos elecciones, no olvida que con anterioridad fue Izquierda Unida la que gobernó «y que me haya tenido que sentar en el banquillo, llevándome a ese extremo, cuando quien me llevó fue quien dejó la deuda» en el Ayuntamiento. Así, el exregidor considera que «me pusieron trampas permanentemente  y me pedían que levanta reparos para sacarme del Ayuntamiento y de mi trabajo».

Pero tras su absolución, Cueria no ha valorado por el momento volver a la política. «Quiero ser responsable y ahora no estoy pensando en que habrá elecciones. Lo primero es que la sentencia sea firme», ha comentado el ex regidor que, no obstante, se define como «una persona comprometida con el territorio» por el que espera «poder seguir trabajando en la medida que pueda». Aunque eso está por definir, Tomás Cueria confirma que en la tarde-noche del jueves recibió la llamada del secretario general de la Federación Socialista Asturiana, Adrián Barbón, quien le invitó «a pasar por la FSA para charlar con él». Sin embargo, lo que parece que le trasladará Tomás Cueria es que «no me gusta la situación del partido. Hay demasiada crispación, y yo soy un socialdemócrata comprometido y no me gusta participar de guerras internas cuando lo que hace falta es gente y unión».