La mujer minera ya tiene su sitio en el pozo Sotón

El Centro de Experiencias dedica una sala a reconocer «el trabajo duro y silenciado» de las mujeres que durante décadas trabajaron en el exterior de las explotaciones y a mostrar su evolución en la minería

Exposición permanente en el Pozo Sotón para reconocer el trabajo de las mujeres en el exterior de las explotaciones
Exposición permanente en el Pozo Sotón para reconocer el trabajo de las mujeres en el exterior de las explotaciones

El Entrego

El Centro de Experiencias y Memoria de la Minería ubicado en el pozo Sotón ha saldado la deuda que tenía para con las mujeres que durante décadas trabajaron vinculadas a la minería. Con la inauguración en la jornada de este viernes de una exposición permanente se ha querido reconocer a los centenares de mujeres que históricamente trabajaron como carboneras, lampisteras, limpiadoras o aguadoras, y presentar cómo ha sido la evolución del papel de ellas hasta lograr puestos en el interior de los pozos. En la actualidad, 140 mujeres formar parte de la plantilla de Hunosa, lo que supone un 12% del total. Bien es cierto que la cifra se ha ido incrementando desde 2006, cuando las mujeres sólo suponían un 5% en la empresa pública.

Pero como se decía, la labor de las mujeres vinculada a la minería no siempre tuvo visibilidad y pese a que siglos atrás ya realizaban un duro trabajo, su labor ha quedado silenciada durante décadas puesto que algunas no estaban registradas ni tan siquiera como trabajadoras de la empresa minera que fuera, sino que se registraba su trabajo con el de sus maridos. Es más, el Reglamento Minero de 1897 les prohibía entrar dentro de la mina. Todo ese trabajo desconocido que realizaron un número indeterminado de mujeres desde que se iniciara el sector minero en Asturias es desde ahora un poco más visible gracias a la muestra compuesta por paneles informativos, fotografías y vídeo que se ha abierto en el Centro de Experiencias y Memoria de la Minería del pozo Sotón gracias al material facilitado por el Archivo Histórico de Hunosa y por el Museo del Pueblo de Asturias.

Inauguración de la exposión en el Centro de Experiencias y Memoria de la Minería
Inauguración de la exposión en el Centro de Experiencias y Memoria de la Minería

Así, en la sala se pueden ver fotografías antiguas de las mujeres que hacían labores vinculadas con la mina; explicaciones de cómo trataban de conciliar su vida familiar, con la laboral, además de con tareas de ganadería y agricultura; imágenes de cómo era su vida cotidiana, una muestra de la evolución de su vestimenta e, incluso, la sentencia del Tribunal Constitucional que en 1992 reconoció a Conchita Rodríguez su derecho a trabajar en el interior de la mina al no poder ser discriminada por razón de sexo.

Hunosa organizaba la apertura de este aula dedicada a la mujer minera justamente un día después del Día Internacional de la Mujer más reivindicativo en defensa de una igualdad real y la presidenta de la hullera, María Teresa Mallada, manifestaba durante su intervención que la empresa que dirige fue una de las pioneras en planes de igualdad tras firmar hace algunos años con los sindicatos un programa de medidas para potenciar esa igualdad efectiva entre sexos. Así, Mallada comentaba que «en materia de igualdad las cosas han cambiado y se han dado pasos importantes», considerando una prueba de ello que sean mujeres las que están a la cabeza de Hunosa y de la SEPI, que en el Consejo de Administración de la empresa estatal el 20% sean mujeres o que el número de mujeres mineras se haya incrementado un 240% en poco más de una década, pasando de suponer un 5% de la plantilla en 2006 a ser un 12% en la actualidad al contabilizarse 140 mujeres en Hunosa.

Pero la presidenta de Hunosa ha querido dejar claro que «esto no ha sido siempre así», que para ello «ha habido que recorrer un largo camino» y que muchas mujeres han tenido que luchar para llegar a este momento. María Teresa Mallada ha destacado que el trabajo que realizaron las mujeres vinculadas a la mina fue «un trabajo que requirió muchísimo esfuerzo, no sólo físico, sino de saber compaginar lo que ahora reclamamos tanto, esa conciliación de la vida laboral y familiar», aunque ha matizado que «vivieron con unas condiciones peores a las nuestras». Así, ha considerado que la apertura de una exposición permanente en homenaje a la mujer minera «es un reconocimiento merecido que nos quedaba pendiente en este centro y ya lo tenemos».

Al acto de inauguración de esta exposición acudían numerosas personas, entre ellas representantes de los diferentes ayuntamientos mineros y de los sindicatos. También participaban en el mismo mujeres cuyo papel ha sido fundamental en la minería, como Conchita Rodríguez, la mujer a la que en diciembre de 1992 el Tribunal Constitucional le reconoció el derecho a trabajar en el interior de la mina y que abrió la puerta de los pozos a muchas otras mujeres que después entraron a trabajar en Hunosa. Conchita ha recordado la larga batalla judicial que tuvo que librar.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La mujer minera ya tiene su sitio en el pozo Sotón