La reunión sobre futuro del carbón: entre la urgencia y la voluntad de diálogo

Los sindicatos se reunirán en la tarde del lunes con representantes del Instituto para la Reestructuración de la Minería y del Ministerio para la Transición Ecológica con el objetivo de avanzar en la negociación para el sostenimiento de la actividad

.Vista del parque de carbones y de la central térmica de Aboño
Vista del parque de carbones y de la central térmica de Aboño

Redacción

El inesperado cambio en el gobierno central a principios del pasado mes de junio tras ganar Pedro Sánchez (PSOE) la moción de censura presentada contra Mariano Rajoy (PP) conllevó la suspensión de la reunión programada para el día 7 de ese mes entre los sindicatos mineros y representantes del Instituto del Carbón y del Ministerio de Energía. Aunque se había previsto para hace unos días, esa reunión tendrá lugar finalmente este lunes y con ella se retoma una negociación que para las centrales sindicales tiene el fin último de dotar de un marco regulador al sector carbonífero para que este tenga futuro más allá del 31 de diciembre de este año, fecha a partir de la cual la UE a través de la Decisión 787 prohíbe la concesión de ayudas a las explotaciones no competitivas. Así, lo que se busca ahora es flexibilizar ese fin que supondría para la minería y para las centrales térmicas. Tanto CCOO como SOMA-FITAG-UGT acuden a dicho encuentro firmes en los mismos planteamientos que en su día presentaron al Gobierno del Partido Popular, si bien el primero de los sindicatos considera que a cinco meses del fin del plan del carbón «urge» avanzar en la negociación para el sostenimiento de la actividad, el liderado por José Luis Alperi  señala que «con voluntad política el tiempo que se necesita no es mucho», con lo que acuden a la reunión del lunes con voluntad de diálogo.

Será a partir de las cuatro de la tarde del lunes 30 de julio cuando se reúnan los representantes sindicales con el gerente del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón (IRMC) y con responsables del Ministerio para la Transición Ecológica, aunque parece ser que aún no tienen confirmado quién de este departamento acudirá. En este encuentro esperan las centrales sindicales recibir por escrito la propuesta que se hace desde el Gobierno central para dar un futuro al sector minero puesto que los sindicatos SOMA-FITAG-UGT y CC OO ya presentaron en su día al Ministerio, también por escrito, la propuesta de lo que consideran que sería un marco de actuación posible para el carbón. Además, tratarán de buscar la «voluntad política» que lleve al Ministerio de Transición Ecológica a negociar en Europa una transición justa y no traumática para la minería.

Así, el talante con el que acuden tanto el líder del SOMA, José Luis Alperi, como los representantes de CC OO, Jaime Martínez Caliero y Jesús Crespo, es mantenerse firmes en sus planteamientos, aunque el primero señala que puede haber un «margen» para la negociación esperando que la propuesta que presenta el Ministerio de Transición Ecológica no sea rígida. «Como en toda negociación abogamos por la negociación, el diálogo y el consenso, por lo que siempre hay que dar un margen para el acercamiento si las posturas están alejadas», ha señalado Alperi dejando clara su voluntad de llegar a un acuerdo.

Desde CCOO, el secretario de la Federación de Industria de CCOO de Asturias, Damián Manzano, señala que en la reunión del lunes los representantes de su sindicato trasladarán «la necesidad de adoptar de forma inmediata medidas para avanzar en el sostenimiento de la actividad minera para la extracción de carbón autóctono, ligado a la presencia de las centrales térmicas dentro del mix energético nacional», y añade Manzano que ahora el Gobierno del PSOE tiene la oportunidad de recuperar el tiempo perdido durante los últimos años y poner encima de la mesa medidas que permitan cumplir los compromisos que se reflejan en el actual Marco para la Minería del Carbón 2013-2018.

La prioridad para CCOO de Industria es buscar fórmulas que permitan, en el corto plazo, la entrada de carbón autóctono en las térmicas con el objetivo de aliviar «la insostenible situación que padecen, con especial crudeza, los trabajadores y trabajadoras de la minería privada». En opinión de este sindicato, «deben primar las necesidades como país, en beneficio de la ciudadanía, de las personas trabajadoras y de la industria, por encima de otros intereses» y entre tanto, señala Damián Manzano, «se debe planificar una transición energética justa, en la que se planteen medidas clarificadoras que garanticen un futuro estable, tanto a los trabajadores y trabajadoras, como a los territorios afectados».  Además, recuerda que el carbón, especialmente el autóctono, juega un papel primordial como energía de respaldo y elemento regulador de los costes eléctricos.

«La elaboración de un marco regulatorio para el sector que incida tanto en las medidas a tomar en el ámbito del Estado español, como en las que emanan del marco de la Unión Europea, son tareas que requieren de forma inmediata una puesta en marcha y un desarrollo cierto», manifiesta el secretario de la Federación de Industria, que apostilla que «ni los trabajadores y trabajadoras del sector ni las comarcas mineras pueden perder más tiempo para garantizar su futuro».

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

La reunión sobre futuro del carbón: entre la urgencia y la voluntad de diálogo