¿Será el Princesa de Asturias de Investigación para Margarita Salas?

El nombre de la bioquímica ha sonado en los prolegómenos a la deliberación del jurado junto al de la inmunóloga portuguesa Maria Brito de Sousa o el biofísico estadounidense Hugh Herr

Margarita Salas
Margarita Salas
Europa Press
Redacción

¿Será, por fin, 2016 el año de Margarita Salas en los Premios Princesa de Asturias? ¿Se sumará la bioquímica asturiana a un palmarés de Investigación Científica y Técnica que, por el momento, solo incluye en 36 años los nombres de Jane Goodall, Linda Watkins y las galardonadas ex aequo el año pasado, Emmanuel Charpentier y Jennifer Doudna?  La respuesta se conocerá al mediodía de mañana, cuando el jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2016 -el cuarto de los del ciclo de este año- haga público el nombre del ganador o ganadora. El de la bioquímica asturiana es uno de los que ha sonado hoy, junto al del biofísico estadounidense Hugh Herr y otra mujer, la inmunóloga portuguesa Maria Brito de Sousa, antes del inicio de las deliberaciones en el hotel de la Reconquista de Oviedo.

Esos dos campos de la investigación, junto con la neurobiología, estarán sobre el tapete en las discusiones del jurado que decidirá entre los 34 candidatos; unas «muy buenas candidaturas», según ha destacado la ex ministra Cristina Garmendia, quien ha destacado el trabajo de Herr en el campo de la biomecánica y el desarrollo de prótesis destinadas a paliar problemas de movilidad. También se ha referido al científico norteamericano el biólogo Ginés Morata, quien ha destacado que hay «candidatos fortísimos».

Por su parte, el divulgador científico Manuel Toharia, ha avanzado que defenderá «seis candidaturas». Sin revelar más nombres que el de Margarita Salas, ha apuntado a los campos de la tecnología, la física, bioquímica y la medicina. El antiguo rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor, ha apuntado además al Premio Nobel de Química de 1999, Ahmed H. Zewail, como uno de los candidatos.

Según los principios de la Fundación, el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica se concederá a aquellos «cuyos descubrimientos y/o inventos representen una contribución relevante para el progreso y el bienestar de la humanidad en los campos de las matemáticas, la astronomía y la astrofísica, la física, la química, las ciencias de la vida, las ciencias médicas, las ciencias de la Tierra y del espacio y las ciencias tecnológicas, incluyendo las disciplinas correspondientes a cada uno de dichos ámbitos y las técnicas relacionadas con ellas».

Poca presencia femenina

Entre los miembros del jurado ha llamado la atención la «poca paridad» entre las candidaturas, puesto que junto a Margarita Salas, solo la inmunóloga portuguesa Sousa está presente. Por el contrario, son siete las mujeres presentes en el jurado: Mara Dierssen Sotos, Marián del Egido Rodríguez, Cristina Garmendia Mendizábal, Clara Menéndez Santos, Teresa Rodrigo Anoro, Inés Rodríguez Hidalgo y Marta Sanz Solé. Lo completan Juan Luis Arsuaga Ferreras,  Pedro Miguel Echenique Landiríbar, Luis Fernández-Vega Sanz, Álvaro Giménez Cañete, Bernardo Hernández González, José Antonio Martínez Álvarez, Amador Menéndez Velázquez, Ginés Morata Pérez, Enrique Moreno González, César Nombela Cano, Vicente Gotor Santamaría y Manuel Toharia. 

Según este último, la escasez de candidatas responde a una cuestión social. «Cuando alguien llega a un nivel de excelencia en ciencia, es porque ha partido de algo por abajo, ¿si ese algo es injusto desde el principio, cómo no va a serlo arriba?», se ha preguntado. Aún no se ha logrado alcanzar un equilibrio entre hombres y mujeres en la ciencia, por lo que considera que hay que ir avanzando «poco a poco», pero no la paridad no es la respuesta a su juicio: cambiar «de golpe» y exigir «el cincuenta por ciento» para cada género no sería la solución. «No sería ni siquiera justo porque a lo mejor primas más a una mujer por ser mujer que por ser lista», ha abundado.

En esta línea, la matemática Marta Sanz-Solé, ha asegurado que «el gran empuje» de las mujeres en la ciencia «está viniendo ahora», por lo que augura que la situación cambiará «drásticamente en una década». «Hay mujeres que están haciendo una labor extraordinaria, ahora hay mucha más igualdad que en la época en la que Margarita Salas inició su andadura», ha señalado. 

Comentarios

¿Será el Princesa de Asturias de Investigación para Margarita Salas?