«Hay una historiografía española que gira en torno a Castilla, la historia manipulada de  Castispaña»

Juan Carlos Gea GIJÓN

CULTURA

Juan Pedro Aparicio
Juan Pedro Aparicio

El narrador y ensayista leonés presentó en Gijón  «Cuchillos cachicuernos contra puñales dorados. Ensayo sobre nuestro desamor a España», ganador del Premio de Ensayo Jovellanos

29 jun 2016 . Actualizado a las 07:05 h.

Hace año y medio, el escritor leonés Juan Pedro Aparicio visitaba la Casa Natal de Jovellanos, en Gijón, para presentar una novela dedicada precisamente a los últimos días de vida de su propietario, Nuestros hijos volarán con el siglo. Ahora ha regresado de nuevo al solar del ilustrado gijonés, pero esta vez como ganador del Premio Internacional de Ensayo que lleva su nombre, convocado por Ediciones Nóbel. Cuchillos cachicuernos contra puñales dorados. Ensayo sobre nuestro desamor a España es el sonoro título de una obra en la que Aparicio de nuevo se interesa por la historia -una de sus grandes querencias, casi en pie de igualdad con las historias- para entrar a fondo en el «secreto» de la «endofobia» peninsular y ese desamor del que habla el título.

«Puede afirmarse que casi todas las ideas sobre el pasado nacional que hoy viven alojadas en las cabezas españolas son ineptas y, a menudo, grotescas. Ese repertorio de concepciones, no solo falsas, sino intelectualmente monstruosas, es precisamente una de las grandes rémoras que impiden el mejoramiento de nuestra vida». No son palabras de Aparicio, sino del inevitable Ortega. De ellas parte el leonés para escribir un libro terapeútico, que sirva para purificar al español de 2016 de una historiografía tóxica que hace que necesitemos -esta vez la cita es suya- «desprendernos de esas ideas ineptas y, a menudo, grotescas que ocupan nuestras cabezas. «Solo a eso, nada más y nada menos», pretende contribuir este ensayo que entra a fondo, buscando su secreto, en un país que -recuerda Aparicio en las primeras páginas- Manuel Vicent describió a Olof Palme como una salsa mayonesa que se corta cuando no hay una mano autoritaria que trabaje en el mortero-

-Le tomo la metáfora. ¿Cómo le ha dado por meterse a salsero con asunto tan peliagudo? ¿De dónde parte el impulso de escribir este libro?