¿Quieres aprender a maquillarte a la manera «kathakali»?

La representación en el Niemeyer de la adaptación del «Quijote» al tradicional teatro de Kerala (India) irá precedida de una sesión de maquillaje de los actores abierta al público

;
El «Kathakali», una forma de teatro mudo de Kerala para un insólito «Quijote» El Centro Niemeyer acoge el 29 de julio una representación de la adaptación de la novela de Cervantes a la tradicional forma escénica del sur de la India

Redacción

El próximo 29 de juilio, el público que acuda al Centro Niemeyer de Avilés tendrá ocasión de asistir, a partir de las 22,30, a uno de los acontecimientos escénicos más llamativos y peculiares del año: la representación de Kijote Kathakali, un montaje que prueba definitivamente la universalidad de la novela de Cervantes al mostrarla adaptada al teatro kathakali: una modalidad teatral compleja, sofisticada y altamente ritualizada del sur de la India. Pero, antes de las dos horas y cuarto de espectáculo propiamente teatral, habrá ocasión de asistir a otro espectáculo, otro ritual. Durante dos horas, desde las 19,30, quien lo desee podrá ser testigo del laborioso proceso de maquillaje con el que los actores se preparan para salir a escena.

Kijote Kathakali es una producción del Festival de Teatro Clásico de Almagro, Casa de la India y la Compañía Margi Kathakali de Trivandrum, dirigida por Ignacio García, que llegará a Avilés recién estrenada en la localidad ciudarrealeña. Declarado Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, el katakhali es una modalidad de teatro basada en lenguaje del cuerpo y los gestos, acompañada en directo por música que, en esta ocasión, en lugar de echar mano del rico patrimonio narrativo de la India, se alimenta de la tradición literaria española en su máxima expresión.

Ignacio García ha encontrado entre el Quijote y el kathakali un factor común basado en una serie de temas que aparecen en la obra y en las representaciones: «batallas y escenas románticas» escenografiadas y coreografiadas de un modo inédito, con la ayuda de un riquísimo maquillaje que, en ocasiones, requiere hasta cinco horas de preparación. El público podrá ser testigo de cerca de una parte de ese proceso en el que, los actores, en torno a una lámpara de aceite y en un ambiente de concentración y quietud, son maquillados en varias fases, algunas de ellas mientras permanecen tumbados en el suelo. En otras, un artesano especializado confecciona una máscara de papel para el actor. Todo ello, según un estricto código de colores y signos.

Como la misma representacion, para la que podrán empezar a retirarse las entradas a partir de mañana, la asistencia a esta excepcional sesión de maquillaje será gratuita.

Comentarios

¿Quieres aprender a maquillarte a la manera «kathakali»?