Asturias y Santo Domingo se hermanan por la música

La Orquesta de Cámara de Siero apura las últimas horas del proyecto solidario «Vínculos», en la República Dominicana

Concierto en el Centro Cultural Narciso González de Santo Domingo Recital con la Banda de las Escuelas Libres y la Orquesta de la Fundación Fil Armonía dirigidos por Manuel Paz, director de la OCAS, y el director dominicano Santy Rodríguez. A ritmo de bachata, merengue, mambo, rock and roll...Un público infantil entregado desde el minuto uno.

Redacción

La música es uno de los lenguajes más ancestrales de la Humanidad. Permite comunicarse a gente de diferentes culturas, lugares, costumbres o idiomas. Quizá, es la manera de comunicación más universal. Y, en Asturias, hay una orquesta que está en este momento finalizando un proyecto para unir a gentes de ambos lados del Atlántico. Se trata de la Orquesta de Cámara de Siero, que regresará a España tras completar los días que le quedan de su iniciativa solidaria Vínculos 2016, que llevan desarrollando durante todo el mes de julio en la República Dominicana. Según Manuel Paz, director de la orquesta, está siendo un «éxito total y absoluto» en todos los aspectos. «El país ha recibido increíble, como nunca. Nos han entendido a la primera y se han implicado a todos los niveles», comenta entusiasmado a La Voz de Asturias.

El proyecto Vínculos es una iniciativa que combina música y cooperación, la cual se lleva realizando en numerosos países desde el año 2005. Bolivia, Brasil, Honduras, Marruecos o Ecuador han sido alguno de sus destinos. Ahora mismo están colaborando con orquestas juveniles, dando clases de instrumentación y luego actuando juntos en conciertos, talleres de creación de instrumentos, concediendo recitales....«Damos clases a críos, conciertos, trabajamos en zonas en riesgo de exclusión social... Estamos ahora mismo en el barrio de Los Mina, uno de los barrios más desfavorecidos de Santo Domingo, en este lado del río las cosas son complicadas», relata el director de orquesta, que por noche tocó en la residencia de ancianos Bethania, en colaboración con Mensajeros de la Paz, del Padre Ángel. Allí vivieron una experiencia «inolvidable».

Grandes momentos

No sería el único gran momento, del día ni del viaje. Manuel cuenta que por la mañana, mismamente, hubo otro «muy especial». Al parecer estuvieron tocando en un hospital con enfermos de cáncer. «Hemos dado esta mañana un concierto en el hospital INCART (Instituto Nacional del Cáncer Rosa Emilia Tavárez). A las once estuvimos con los niños, que se lo pasaron genial, y a las doce con todos los ingresados», cuenta Manuel, con alegría y entusiasmo, reforzando sus palabras con los adjetivos espectacular e increíble. «Además», prosigue, «hubo un momento apoteósico cuando tocamos una de nuestras versiones, en concreto la de la Bilirrubina de Juan Luis Guerra. Tocamos nuestras propias versiones sinfónicas de muchas canciones, que se ocupan de adaptar Javier Vázquez, Alberto Lozano Y Javier Blanco». Y así, todos los días desde el comienzo del mes de julio, viviendo grandes momentos.

Manuel cuenta que llevan tocando todo este tiempo con músicos locales. «Hemos encontrado a unos chicos que tocan impresionantemente bien y los fichamos para todo el viaje», ya que no solo llevan cosas a la República Dominicana, sino que también fomentan a los músicos y la música de allí. De otra manera, tampoco están solos en su actividad, y han recibido ayuda de algunos organismos de la administración dominicana. «Gracias a la colaboración del Ministerio de Cultura y Turismo pudimos montar un escenario en la Plaza de España, en Santo Domingo, donde tocamos en plan fuerte e hicimos un tributo sinfónico a Miguel Ríos».

Historias personales

En cuanto a las experiencias que han vivido en sus viajes, Manuel es claro: todos los proyectos han tenido historias muy bonitas. En esta ocasión, se queda con la de una chica de 15 años que conocieron en Boca Chica, localidad cercana a Santo Domingo. Cuando fueron a Boca Chica, a montar un coro en Monterrey, la descubrieron. «Por casualidad nos topamos con esta chica que canta... como canta, increíble», y en ese momento decidieron dar un paso por ella. «Quisimos ayudar a esta niña tan impresionante y nos empezamos a mover y contactar gente. Al final, a través de la Fundación Juan Luis Guerra, le conseguimos una beca para que vaya en febrero a estudiar canto en la famosa Universidad de Berkeley». En sus planes también entra que la chica venga a España en octubre, a Asturias, a visitarles y trabajar juntos con la orquesta en Siero.

Ahora que se acerca el momento del regreso, Manuel recapitula y se siente muy satisfecho con la actividad que han desarrollado durante todo este mes, al igual que muy agradecido a todos aquellos que le han apoyado y subvencionado en ésta aventura solidaria. El INAEM (Instituto Nacional de Artes Escénicas y Música), del Ministerio de Cultura, les ha ayudado, al igual que han recibido el patrocinio de algunas empresas privadas como Halcón Viajes y la cadena hotelera Be Live. «Sin su ayuda no habríamos podido venir a hacer esta labor tan importante y hay que agradecérslo sinceramente y de corazón», concluye el director de la orquesta que regresará Siero en las próximas 48 horas, pero ya con la mirada puesta en la próxima en un próximo Vínculos.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Asturias y Santo Domingo se hermanan por la música