Viaje de ida y vuelta del arte a la chapuza y sin salir de Borja

El Santuario de Misericordia acoge el estreno mundial de la ópera sobre la fallida restauración del Ecce Homo


A veces la creación surge en el lugar más insospechado, hasta de los materiales de desecho. Unas veces animada por el genio, el talento; otras, por una suerte de ironía. Algo así ha debido suceder en la hoy famosa localidad zaragozana de Borja, capital viral de Aragón. Allí fue donde la osada vecina Cecilia Giménez afrontó en el 2012 la compleja restauración de un Ecce Homo (un pequeño fresco obra del pintor decimonónico Elías García Martínez), en una chapuza que transformó el convencional retrato de Cristo en una pieza kitsch del siglo XXI. La hazaña se convirtió en un fenómeno mediático, que arrasó en Internet y desencadenó una fiebre turística (¿cultural?) para contemplar in situ aquel desaguisado. Cuatro años después aquel viaje del arte a la chapuza regresa al arte de la mano del libretista estadounidense Andrew Flack y el compositor Paul Fowler, autores de la ópera cómica Behold the Man [He aquí el hombre, palabras que dijo Pilatos ante Cristo poco antes de su crucifixión], inspirada en el fenómeno desatado a raíz de la fallida restauración y que hoy se estrena a nivel mundial en Borja. El Santuario de Misericordia acoge la interpretación de nueve canciones de la mano de varios artistas españoles y la coral local Vientos del Pueblo, dirigidos todos por Esmeralda Jiménez, soprano nacida en Borja. Poco después de que Flack y Fowler decidieran acometer este proyecto, el propio Flack viajó al pueblo para conocer a Cecilia Giménez y hablarle de su idea de ponerle letra y música a este boom viral desde EE.UU. Así, la describe como «una señora adorable, muy estilosa, con una elegancia simple pero típica de la realeza. Dios ama a las personas humildes, a los indefensos, a los ingenuos, a los pobres», proclama. De hecho, de los personaje del libreto solo el de la octogenaria restauradora está basado en una persona real. Han construido «una historia que representa las luchas y tribulaciones del día a día, y el absurdo de la vida en la era de Internet», explican fuentes del Ayuntamiento.

«Cecilia tiene una lección que enseñarnos a todos: tu desastre puede ser un milagro -afirmó ayer Flack en una entrevista concedida a Efe-. Cuando vi la historia en los periódicos reconocí una cara seria, aquella mujer estaba triste, estaba aterrorizada por haber cometido un error con una pintura que tanto adoraba».

Flack
Flack

Flack relata que enseguida identificó los ingredientes de una gran historia: un pequeño pueblo en medio de España y el poder de Internet que cayó sobre él. «Es simplemente fantástico», añade. La restauración hizo las delicias de los internautas, que compartieron imitaciones a partir de retratos de famosos, como Michael Jackson o Homer Simpson.

La ópera combina música de Bach y Tomás Luis de Victoria con la zarzuela o la jota. «Es un híbrido, tiene Bach, cantos gregorianos e incluye algunos números que suenan como Lady Gaga o Frank Sinatra», dijo a Afp.

Comentarios

Viaje de ida y vuelta del arte a la chapuza y sin salir de Borja