Dani Rovira: «Ójala pudiéramos rodar más películas en Asturias»

El actor acudió al preestreno de su nuevo film, celebrado en el Teatro Campoamor, acompañado por José Corbacho y el director Pedro Barbero

Dani Rovira en el Teatro Campoamor El actor acudió al preestreno de su nuevo film, celebrado en Oviedo, acompañado por José Corbacho y el director Pedro Barbero

Redacción

«A nivel personal, Asturias ha sido una experiencia maravillosa. Una experiencia gastronómica y social, con una gente súper agradable...». Esas son las palabras que el actor y humorista Dani Rovira le dedica al Principado. Pero no son las únicas, ya que afirma que «ójala pudieran rodar más películas en Asturias». Estas declaraciones coinciden con su visita a la región con motivo del preestreno de su nueva película, titulada El futuro ya no es lo que era, en el Teatro Campoamor de Oviedo. A la cita le han acompañado el actor José Corbacho, también protagonista del film, y el director, Pedro Barbero. La película, de la cual gran parte del metraje ha sido rodado en Oviedo y que es producido por José Velasco, de la asturiana Zebra Producciones, narra la historia de un hombre con una doble vida: por un lado, un famoso adivino televisivo y, por el otro, un padre de familia que se ve en una encrucijada vital.

El actor ha declarado que Asturias ha tenido una gran influencia en el la película. «Tiene bastante peso porque, aunque no se diga mucho, creo que no hace falta nombrar a Asturias cuando la mayoría de los exteriores se han hecho aquí, en Oviedo. Incluso se ha conseguido que la luz sea la de Asturias y es una película donde en muchos lugares se nota esa luz que es un poquito gris... ¡Que no es Andalucía, vaya!», declara Rovira a La Voz.

Según el protagonista, el film es un proyecto arriesgado que se mueve «en líneas muy delgadas». «Está en el tipo de registro entre la comedia y el drama. Definiría la película como una historia cotidiana», afirma, añadiendo que cree que la gente se puede sentir muy identificada por esta cotidianidad de la historia, que podría ser la de «cualquier persona que se deja llevar un poco por la vida y luego dice: ¡Hostia! ¡No sé si estoy a tiempo de retomar o de empezar a ser feliz!».

Carlos, que es el personaje interpretado por el humorista, se encuentra en el ecuador de su recorrido vital y se da cuenta de que lo que él pensaba que la vida iba a ser «no es tan así, y que lo que él deseaba a lo mejor no era lo mejor». El malagueño comenta que es entonces cuando se da cuenta de que «tiene el volante en las manos y que tiene la opción de dar ese volantazo en mitad de la vida para ser feliz. Y así va». Son un montón de factores los que el protagonista tiene alrededor -encarnados por sus compañeros de reparto- como su jefe, sus hijos adolescentes, un trabajo que no le termina de gustar una madre, interpretada por Carmen Maura, a la que él adora pero que es «una sombra muy alargada».

Por otro lado, interpretar al adivino ha sido duro porque «detesta esa profesión». Según el artista hay unos que se dedican a echar las cartas y que forman parte de un «show», pero les separa «una línea muy fina de quienes, sin escrúpulos, juegan con la credulidad, desesperación y desasosiego de la gente, algo deleznable».

Rovira anima a la gente a que vaya a ver la película, lo cual seguramente les ayudará a «evadirse un ratito». «Lo primero es que siempre animo a que se asista al cine, teatro, cualquier evento de evasión, cultural y de ocio. Sobre todo porque esta película, durante una horita y media o dos horas, les va a ayudar a evadirse», comenta. El protagonista espera que sea una película que «les pellizque» y que, «con un poquito de suerte», su intención -la del film- salga y que «cambie cosas en los espectadores». «Y si, de vez en cuando, en la película se abre una ventanita de aire fresco y de comedia pues eso que te llevas», concluye el actor.

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

Dani Rovira: «Ójala pudiéramos rodar más películas en Asturias»