«Fuera fartones»

La manifestación contra los Premios Princesa de Asturias llena la plaza de la Escandalera de banderas y consignas


Redacción

Todas las monedas tienen dos caras, y los premios Princesa de Asturias no son la excepción. La manifestación que ha tenido lugar en la plaza de la Escandalera, frente al Teatro Campoamor, es la muestra de ello. A la concentración han acudido todo tipo de grupos políticos y asociaciones para protestar contra el «despilfarro» que, en su opinión, significan estos galardones para el Principado. Eso sí, dejan muy clara una cosa: no tienen nada en contra de los premiados, no así de los «fartones». Esta fue la palabra más expresada en esta jornada a través de gritos, pancartas y megáfonos por políticos, asociaciones y ciudadanos de a pie, que llenaron la plaza de consignas y banderas de todos los tamaños y colores.

La mayoría de los allí presentes luchaban por todos aquellos derechos que se están quitando, no solamente por un espíritu republicano o antimonárquico. Sentían la protesta «muy suya», como relata la miembro de las Marchas de la dignidad, Alejandra Matallanas, ya que su lema -pan, techo, trabajo y dignidad- refleja «lo que todo ser humano necesita para vivir y que nos están quitando a golpe de leyes y reformas». En la misma línea también estaba, entre otras, la Plataforma Antidesahucio, manifestándose por la vivienda digna, desde la que Pilar Galán afirmaba los premios son «hérmeticos» y que «no revierten nada en la sociedad asturiana».

El secretario general de Podemos no faltó a la cita

Daniel Ripa, secretario general de Podemos Asturias y diputado autonómico, no se perdió la cita en la Escandalera. «La manifestación reivindica muchas cosas pero hay una que es muy llamativa y que se ha puesto sobre la mesa este año y el anterior, que es la composición del patronato de los Premios Princesa» declara, añadiendo que «mientras que hay premiados ejemplares, lo que vemos es que los que dan esos galardones no tienen tanta ejemplaridad». El diputado asegura que entre los integrantes del patronato hay «evasores fiscales, algunos de los multimillonarios más ricos de España y que más han empeorado el mercado laboral en España». 

Ripa asegura que una parte de la sociedad cada vez más amplia está pagando la crisis y unos pocos se están beneficiando «mandando su dinero a Suiza, Panamá o a donde sea». «Yo creo que es una carencia ética del patronato de la Fundación Princesa y que es una cosa que no debería ser así. «La crème de la crème de los evasores fiscales, de la gente del IBEX 35 que se ha enriquecido con la crisis, intenta dar lecciones de moralidad a la ciudadanía que está pagandola», argumenta el secretario general de Podemos.

Ripa no estuvo solo

Daniel Ripa no fue el único miembro de la formación morada que estuvo presente en la concentración, que contó con una amplia representación. Las diputadas Rosa Espiño y Lucía Montijo, y el secretario general de Podemos Xixón y portavoz municipal de Xixón Sí Puede, Mario Suárez, fueron algunos de los que se acercaron a apoyar las diferentes causas que se defendían en la plaza.

«Lo que se está denunciando es a las personas que están integrando el patronato de la Fundación frente al valor cultural y científico que tienen los premiados», comenta Montijo, destacando que desde Podemos hacen hincapié en el valor de la labor cultural, social, y científica y deportiva de los premiados pero «rechazando que eso sirva como mecanismo de legitimación de unas elites» que, a su juicio, son «las culpables de la situación e económica de Asturias». Por su parte, Rosa Espiño se afana en destacar también la «reivindicación democrática» que tiene la concentración.

Al respecto del evento, Mario Suárez decidió darle relevancia a la parte «monárquica de boato y pompa». «Queremos expresar que la ciudadanía asturiana no es favorable a este tipo de actos que nada tienen que ver con ellos», declaró, exponiendo, por la parte que le toca, el caso del teatro Arango de Gijón. «Está en manos privadas, se abre y se hace un gran derroche para adaptarlo a una obra de teatro que representa únicamente dos veces. Acaban los premios y sigue en manos privadas, cerrado y esperando su compra en subasta. Se ha gastado una cantidad de dinero impresionante un acto de prepotencia y de soberbia», sentencia.

Los candidatos de Izquierda Unida también acudieron

Los candidatos a las primarias de Izquierda Unida Alejandro Suárez y Telly Lorenzo también se dejaron ver por la plaza para expresar su rechazo a los premios. Alejandro Suárez fue el que justificó su asistencia aseverando que acudió para «lanzar un grito republicano, contra las elites que pretenden hacerse un lavado de cara y la libertad de manifestarse», ya que afirmó que, supuestamente, se habían dado algunos incidentes con la policía en los que se les pidió la identificación a manifestantes «de forma innecesaria». Por su parte, Telly Lorenzo expresó que «los asturianos rechazan lo que le cuesta a cada ciudadano los premios. Lo de fartones es por lo que significa el desembolso de este protocolo, año tras año, en una situación donde el país sigue en crisis donde la gente tiene dificultades para llegar a final de mes».

Valora este artículo

26 votos
Comentarios

«Fuera fartones»