«España es un pueblo de canallas, pero los asturianos son distintos, y yo creo que es por la sidra»

Carmen Liedo MIERES

CULTURA

Carmelo Gómez
Carmelo Gómez

El actor Carmelo Gómez destaca en Mieres la «gran afición al teatro» que hay en el Principado, algo que vincula a que «aquí la gente es irónica y jocosa»

08 nov 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Ha sido un taller de teatro organizado desde el departamento de cultura del Ayuntamiento de Mieres lo que ha traído de nuevo al actor Carmelo Gómez a tierras asturianas, un taller que estrena en este concejo de las cuencas mineras antes de pasar por Barcelona y Madrid y con el que pretende descubrir ese mundo de Lorca que está más allá de lo escrito por el autor. Justo después de la presentación de este taller en la que estuvo acompañado por Emi Ecay, Carmelo Gómez concedía una entrevista a LA VOZ DE ASTURIAS en la que además de explicar lo mucho que le aportan a él mismo actividades como la que desarrollará en Mieres durante toda esta semana, ha puesto de relieve la gran afición que hay en Asturias por el teatro, donde siempre llenó aforos cuando vino con obras a Gijón o Avilés, una afición que vincula a que «el asturiano es irónico y jocoso». Sin embargo, señala que nunca ha ido al Campoamor a hacer teatro. El actor no oculta en las siguientes líneas su desencanto con un cine «que se ha puesto a los pies de los caballos», hasta el punto de afirmar que tiene sus dos Goyas en casa de su hermano porque «no puedo ver nada que tenga que ver con el cine y tardaré mucho tiempo en ir a ver cine». Pese a ese resquemor, Carmelo Gómez confiesa que volvería a ponerse delante de una cámara para interpretar al Quijote, aunque duda mucho de que, de hacerse, fuera una producción española.

-Como decía la canción ¿qué hace un chico como tú en un sitio como éste?

-Asturias y León tienen una relación de amor-odio como la que tiene un padre con un hijo, lo que pasa que aquí no sé quién es el padre y quién el hijo. Tengo familia que vino para acá y desde hace unos años tengo una extraordinaria relación con ellos, con lo cual he ido viniendo y hablando con ellos que últimamente me estoy dedicando más a la enseñanza o al mundo pedagógico y a compartir experiencias. Así surgió este taller. Ya había venido a alguna cosa, a hacer algún recitado de versos, y estuve en este mismo Auditorio de Mieres recitando unos versos de Pablo Neruda. Y estoy recordando que uno de ellos era un poema dedicado a Lorca y ahora estamos aquí con el mismo Lorca.

-¿En qué consiste este proyecto en torno a Lorca?

-Queremos descubrir un Lorca que no ha sido analizado por los analistas. Hablamos de proxemia porque es esa expresión que surge de lo no verbal y yo creo que todo gran autor tiene huecos por donde filtrarnos a un mundo que no quiso plasmar en palabras, y esa es la labor de los actores. Porque yo creo que el actor de oficio es aquel de tratar de ir, no a la literalidad de las palabras, sino a lo que las palabras evocan. Y ese mundo es el que queremos descubrir y esa es la vocación con la que estamos trabajando en todos los talleres que estamos haciendo sobre Lorca. Empezamos aquí, continuaremos en Barcelona y terminaremos en Madrid si la cosa no la enreda el diablo, porque a lo mejor tenemos que seguir. La verdad es que Lorca tiene para seguir y seguir, porque siempre que he leído algo del Romancero gitano le leído una cosa distinta, es una permanente ensoñación.