Homenaje a Leonard Cohen o la argamasa del «crooner» Héctor Tuya

Belén Suárez Prieto OVIEDO

CULTURA

Héctor Tuya toca en el homenaje a Leonard Cohen, en el Ca Beleño.Héctor Tuya toca en el homenaje a Leonard Cohen, en el Ca Beleño
Héctor Tuya toca en el homenaje a Leonard Cohen, en el Ca Beleño

Crónica de un tributo improvisado en un rincón de una pequeña ciudad

13 nov 2016 . Actualizado a las 18:14 h.

Poco antes de las seis de la mañana, la señal del móvil para avisarme de que tenía un mensaje en mi Facebook. No me asusté, no me importó. No me asusté: como hacemos lo que dicen las canciones, sé que alguien puede escribirme a las cuatro de la mañana para preguntarme si estoy mejor. No me importó: entre semana madrugo mucho, para desayunar en el Ca Beleño, una cervecería de mi ciudad.

Un amigo, «vaya dos noticias en dos días», la otra noticia también nos vino de la madre América, de la imprescindible América, donde hubo un tiempo en que no se levantaban muros para impedir la entrada del de fuera, sino que al de fuera se le traía en barcos para doblegarle la espalda en campos de algodón, y de esa espalda humillada surgieron las dos noticias en dos días.

De esa espalda humillada. Y de cantar en las tabernas. De reunirse para cantar en las tabernas con un vaso en la mano. De esa espalda humillada y de cantar en las tabernas surgieron las canciones que hicieron que sonara mi móvil antes de las seis de la mañana en forma de una notica pésima, que tardé unos pocos segundos en confirmar, que Leonard Cohen, como ya nos había advertido, se había muerto, el autor de canciones insertadas en la genealogía escrita en los campos de algodón y en las mesas de las tabernas.