Ciudades, aeropuertos y soledades

Natalia Alonso Arduengo MADRID

CULTURA

Obra de la serie «En tránsito», de Federico Granell
Obra de la serie «En tránsito», de Federico Granell

Una reflexión sobre sobre la ciudadanía global y la homogeneidad de la arquitectura urbana en torno a la exposición «Soledad en la ciudad genérica» por su comisaria, Natalia Alonso Arduengo

24 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El pasado 9 de enero fallecía Zygmunt Bauman, pensador de referencia para analizar la contemporaneidad. Entre sus muchos escritos Tiempos líquidos. Vivir en una época de incertidumbre y La Globalización. Consecuencias humanas están entre los leídos y releídos para abordar la exposición Homo Faber. Soledad en la Ciudad Genérica en la que, de la mano de la pintura de Federico Granell (Cangas del Narcea, 1974):  y de la fotografía de César Lacalle (Madrid, 1963), se reflexiona sobre la crisis identitaria del ciudadano global y la proliferación de una arquitectura urbana homogénea sea cual sea la parte del planeta en la que nos encontremos.

La muestra, que se puede ver hasta el próximo jueves en la Galería THEREDOOM, de la madrileña Calle Doctor Fourquet, es un proyecto seleccionado por Margarita Aizpuru en el contexto del curso «El comisariado y la organización de exposiciones de arte contemporáneo» impartido por la citada Aizpuru y la Fundación FIArt/XTRart.

El título principal Homo Faber hace referencia al homónimo de una novela del escritor suizo Max Frisch que narra la historia del ingeniero Walter Faber, un auténtico ejemplo del individualismo contemporáneo cuando habla en estos términos: «Estoy acostumbrado a viajar solo. Vivo, como todo hombre de verdad, entregado a mi trabajo. Al contrario, no deseo otra cosa y me considero feliz de vivir solo, única situación posible para un hombre, a mi entender. Me gusta poderme despertar solo, sin tener que decir una palabra».