Una «bendición de los dioses» que llega al Bellas Artes para quedarse

LA VOZ OVIEDO

CULTURA

La Junta Rectora del museo acepta formalmente la excepcional donación del magnate y filántropo Plácido Arango, que enriquece las colecciones del centro con 29 obras de 28 autores, 18 de ellos inéditos, de entre los siglos XV y XX

25 ene 2017 . Actualizado a las 08:48 h.

Una «bendición de los dioses», un «regalo histórico», uno de los «días más importantes en los 37 años de historia del Museo de Bellas Artes de Asturias»... No se han ahorrado epítetos ni alegría esta mañana en la pinacoteca asturiana, que desde hoy ve enriquecidos sus ya excepcionales fondos con 29 obras maestras de la colección del magnate y filántropo mexicano de origen asturiano Plácido Arango Arias. Son piezas de 28 autores de entre los siglos XV y XX -18 de ellos inéditos en el Bellas Artes- que, según su director, Alfonso Palacio «cualquier museo ambicionaría», y vienen a Asturias para quedarse.

La donación incluye obras vinculadas a la historia del arte español de los siglos XV al XX, siendo la más antigua de 1485 y la más reciente de 1992. Dieciocho de los artistas incorporados permanecían inéditos hasta el momento en las colecciones de pintura del Museo, mientras que cuatro estaban representados mediante depósitos de colecciones públicas o particulares y seis ya figuraban en los fondos. De este modo, la donación permite, por un lado, paliar lagunas existentes en las colecciones del Museo y, por otro, reforzar de manera excepcional lo ya presente.

Entre los pintores hasta ahora no representados destaca la incorporación de obras maestras de artistas como Diego de la Cruz, Juan de Juanes, Juan Pantoja de la Cruz, Rodrigo de Villandrando, Juan van der Hamen, Jerónimo Jacinto Espinosa, Juan de Valdés Leal, Antoni Tàpies, Manuel Millares, Rafael Canogar, Eduardo Arroyo y Darío Villalba, entre otros. Mención especial merece, por su magnitud, la inclusión del Retablo de la Flagelación de Leonor de Velasco, del siglo XV. Y también es especialmente remarcable la presencia de esculturas de autores contemporáneos como Juan Muñoz y Cristina Iglesias.