Llega a la gran pantalla un peligro inminente: Le Pen

josé luis losa ROTTERDAM / E. ESPECIAL

CULTURA

La película «Chez Nous» presenta a una lideresa de ultraderecha que reclama Francia para los franceses

03 feb 2017 . Actualizado a las 12:05 h.

Surgió ayer en el Festival de Róterdam una Marine Le Pen ficcionada, encarnada por la actriz Catherine Jacob, y representada en pantalla como peligro inminente de acceso al poder en Francia en el film de Lucas Belvaux Chez Nous. Una lideresa rubia, inconfundible, que trata de blanquear el pasado ultra del Frente Nacional de su padre -ahí está el gran André Dussollier- y que reclama Francia para los franceses deviene amenaza nada fantasma, mucho más a la vista de cómo evoluciona la política francesa en las últimas semanas.

Aborda Chez Nous el fenómeno del caladero de Le Pen en aguas otrora obreristas a través del personaje de una trabajadora social, de tradición familiar comunista, que interpreta la protagonista de alguno de los films de los hermanos Dardenne, Emilie Dequenne, y que es captada por el populismo lepeniano como candidata regional en la Francia profunda. Es casi un link a La profecía, el clásico demoníaco de Richard Donner.

Como cine político posee Chez Nous el sello del aviso urgente, con la vista puesta en mayo. Pero también es limitado el shock de la película, de guion excesivamente obvio, de manera que su materia, que debería remover y producir inquietud porque de lo que habla es de algo más que de la incubación del huevo de la serpiente, no intranquiliza lo pertinente.