«No me da miedo, pero no me interesa que adapten mis libros al cine»

El escritor Carlos Ruiz Zafón, que protagonizará un encuentro con los lectores en el Niemeyer, habla de su evolución con la saga «El cementerio de los libros olvidados» y sus planes de futuro

El escritor Carlos Ruiz Zafón.El escritor Carlos Ruiz Zafón
El escritor Carlos Ruiz Zafón

Avilés

Carlos Ruiz-Zafón ha puesto fin a la saga El cementerio de los libros olvidados con El labertinto de los espíritus. Pone fin a 15 años de trabajo y asegura que las historias acaban tal y como él se había imaginado desde el principio. El escritor en lengua española más leído del mundo hablará de su obra con los lectores en un encuentro que se celebrará este jueves en el Centro Niemeyer. 

-Con El laberinto de los espíritus pone fin a la saga de El cementerio de los libros olvidados, ¿cómo lleva despedirse de una trama que le ha acompañado durante 15 años?

-Lo llevo bien, porque ha sido un proyecto en el que he invertido mucho esfuerzo, ilusión y tiempo y por fin verlo terminado tal y como siempre soñé que pudiera ser me produce una gran satisfacción.

 -¿Cómo ha crecido Daniel en los cuatro libros?

-Ha evolucionado como todos los demás personajes, ya que parte de la idea de este calidoscopio de historias era el poder explorar a una amplia galería de personajes a lo largo de sus vidas y desde muchos ángulos diferentes.

 -Y, ¿cómo ha evolucionado Ruiz Zafón mientras lo ha hecho El cementerio de los libros olvidados?

-Pues he dejado de ser un hombre joven, o relativamente joven, como lo era al iniciar este proyecto y he ido siguiendo la senda que me había trazado hace ya mucho tiempo.

 -La saga son cuatro libros con historias independientes pero entrelazadas, ¿había planificado desde el principio  el final que ha tenido El laberinto de los espíritus?

-Sí, esa era la idea original, el crear un gran laberinto de historias y personajes que permitiera al lector explorar el ciclo en diferentes direcciones, revisitarlo y entrar por cualquier puerta. La arquitectura original viene de la concepción del proyecto, pero por supuesto se ha ido enriqueciendo y evolucionando con los años y conmigo.

 -¿Está satisfecho con el resultado final?

-Es exactamente aquello que me había propuesto hacer, algo que, no sé a usted, pero a mí no me pasa todos los días.

 -Hay un estudio que dice que uno de cada tres españoles no lee nunca, ¿teme una gran crisis de la literatura?

-Temo una gran crisis de la comprensión lectora, del nivel mínimo de espíritu critico y de la capacidad de entender, analizar y apreciar la realidad. Mire usted por la ventana y ya me dirá lo que ve.

 -¿Pesa la responsabilidad de ser el autor en lengua española más leído del mundo?

-No. No creo que sea una responsabilidad sino una suerte (según se mire, porque luego le caen a uno pedradas a cuento de ello) y un privilegio.

 -¿Qué le llevó a empezar a escribir?

-Empecé a escribir de niño, prácticamente desde que tengo memoria. Ha sido desde siempre mi vocación.

 -Y, ¿por qué sigue haciéndolo?

-Porque he tenido la suerte de hacer de mi vocación mi profesión desde hace ya más de treinta años.

 -He leído que no se plantea ceder los derechos de sus obras para ser adaptadas al cine o la televisión, ¿tanto miedo le da lo que puedan hacer con ellas?

-No me da miedo alguno. Simplemente es algo que no me interesa hacer.

 -Y, sin embargo, asegura que cuando inicia un libro lo hace como se escriben las películas, dividiéndolo en tres partes. ¿Cómo es su proceso creativo?

-Eso era una metáfora que emplee una vez, nada más. Una película es un proceso en el que intervienen docenas cuando no centenares de personas y en la que, por mucho que nos empeñemos en creerlo, no existe la autoría. Escribir un libro es algo que hace uno solo y en el que quien lo escribe es todo.

 -Empezó escribiendo literatura juvenil, antes de publicar La sombra del viento, ¿se ha planteado volver a escribir para los lectores jóvenes?

-Si encontrase el proyecto adecuado, por qué no...

 -¿Qué hará Ruiz Zafón a partir de El cementerio de los libros olvidados?

-Seguir trabajando.

Comentarios

«No me da miedo, pero no me interesa que adapten mis libros al cine»