Ellos son los actores con más nominaciones en la historia de los Oscars

La que ha sido más veces candidata a una estatuílla es una mujer que continúa en activo; otros, como Richard Burton, jamás consiguieron hacerse con un galardón

oscarsh

La Voz

La gala de los Oscars no solo se mide por los ganadores de las estatuíllas, sino también por los actores que acumulan más nominaciones a lo largo del tiempo. Leonardo DiCaprio, uno de los eternos candidatos (hasta que, por fin, se hizo con el galardón por El renacido), lo sabe bien. 

Muchos de los actores de éxito de todos los tiempos acumularon muchas más nominaciones a los Oscars que figuritas doradas en las vitrinas de su casa. Y otros se quedaron sin el ansiado premio, a pesar de haber sido candidatos en más de una ocasión. Siempre les quedará el Oscar de honor.

Meryl Streep, 20 nominaciones

La actriz más nombrada de la historia como candidata a llevarse un Oscar no es otra que Meryl Streep, la misma que, a ojos de Donald Trump, está «sobrevalorada». De su veintena de nominaciones, sin embargo, Streep solo consiguió tres de las estatuíllas a las que optaba. Y, por extraño que pueda parecer, ninguna de ellas fue por Memorias de África o Los puentes de Madison.

Su primer Oscar lo consiguió por su papel de reparto en Kramer contra Kramer (1979), pero su primer galardón a la mejor actriz llegó con su rol protagonista en La decisión de Sophie (1982).

No repitió el Oscar a la mejor actriz hasta casi tres décadas después, cuando encarnó a Margaret Thatcher en La dama de hierro (2011). 

En esta nueva edición de los Oscars, Meryl Streep vuelve a ser una de las nominadas por interpretar a la soprano estadounidense Florence Foster Jenkins en la película que lleva el mismo nombre. Aunque todo apunta a que la actriz tampoco conseguirá llevarse el premio, ya que la pugna está entre Natalie Portman y Emma Stone.

Katharine Hepburn, 12 nominaciones

La rompedora Katharine Hepburn revolucionó Hollywood no solo con su talento y su trabajo duro durante más de seis décadas, sino también con su enérgica personalidad. 

Entre la larga lista de películas que protagonizó, Hepburn «solo» se hizo con cuatro Oscars a la mejor actriz, aunque sigue siendo la intérprete femenina con más estatuillas.

El primer galardón se lo dio su papel de Eva Lovelace en Gloria de un día (1933). Su triunfo en los Oscars continuó más de tres décadas después con Adivina quién viene esta noche (1968) y, posteriormente, con El león en invierno (1969) y En el estanque dorado (1982).

Jack Nicholson, 12 nominaciones

Si Alguien voló sobre el nido del cuco (1975) está considerada una de las mejores películas de la historia del cine, gran parte del mérito lo tiene Jack Nicholson. Fue este filme el que le valió su primer Oscar al mejor actor por interpretar a Randle Patrick McMurphy.

Ocho años más tarde, Nicholson repitió galardón por su interpretación en La fuerza del cariño (1983) y, finalmente, por Mejor... imposible (1998). ¿Quién no recuerda el famoso «tú haces que quiera ser mejor persona»?

Bette Davis, 10 nominaciones

Fue -es y será- una de las divas de Hollywood, pero a pesar de las diez nominaciones a los Oscars de Bette Davis, solo se llevó dos premios. Uno de ellos fue gracias a su papel de actriz perturbada en Peligrosa (1935) y, el otro, por interpretar a Julie Marsden en Jezabel (1938).

Su éxito, aunque sin Oscars, continuó creciendo.

Laurence Olivier, 10 nominaciones

Un poco menos de suerte tuvo Laurence Olivier, quien cosechó las mismas diez nominaciones al Oscar que Davis, pero solo obtuvo uno al mejor actor. Hamlet (1948) y su «ser o no ser. Esa es la cuestión» conquistaron a la Academia en aquella edición.

Pero al actor británico no le faltaron estatuíllas, ya que recibió dos Oscars de honor, en 1947 y 1979.

Paul Newman, 9 nominaciones 

Los ojos azules más famosos del cine cautivaron al público, pero quizá no tanto a la Academia de los Oscars. Paul Newman obtuvo un total de 9 nominaciones a los Oscars, entre otras, por su papel en La gata sobre el tejado de zinc caliente (1958) o Camino de perdición (2002).

Pero después de tres décadas haciendo cine, Newman seguía sin su Oscar. Parece que la Academia reflexionó al respecto y decidió otorgarle el Oscar honorífico en 1985. 

Un año después llegaría su primer y único galardón al mejor actor por encarnar a Fast Eddie Felson en El color del dinero (1986).

Además, Paul Newman recibió el Premio Humanitario Jean Hersholt en 1993 en reconocimiento a su labor en causas humanitarias.

Spencer Tracy, 9 nominaciones

Otro de los actores hollywoodienses de extensísima filmografía. De los nueve Oscars a los que optaba, Spencer Tracy se llevó dos, uno por Capitanes intrépidos (1937) y, el otro, por interpretar al padre Edward J. Flanagan en Forja de hombres (1938).

Marlon Brando, 8 nominaciones

«Le haré una oferta que no podrá rechazar» o «la venganza es un plato que se sirve frío» no son solo dos frases, sino dos partes de uno de los mejores guiones de la historia del cine: el de El padrino (1972).

En aquel filme, Marlon Brando dio vida a un Vito Corleone eterno en el imaginario de cualquier cinéfilo y ese papel le valió su segundo Oscar al mejor actor. El primero le había llegado con La ley del silencio (1954).

Brando también estuvo nominado por Un tranvía llamado deseo (1951) o El último tango en París (1973), pero en aquellas ediciones de los Oscars no tuvo tanta suerte.

Jack Lemmon, 8 nominaciones

Ocho nominaciones y dos premios. Jack Lemmon obtuvo el Oscar al mejor actor por Salvad al tigre (1973) y al mejor actor de reparto por Mister Roberts (1955). No tuvo tanta suerte con Con faldas y a lo loco (1959), por la que también estuvo nominado.

Peter O'Toole, 8 nominaciones

El protagonista de Lawrence de Arabia (1962) se quedó sin su Oscar al mejor actor por su recordada interpretación.

Pero Peter O'Toole, que falleció en el 2013, no se fue de este mundo sin su figurita dorada. Recibió el Oscar honorífico de la Academia en el 2002. 

Al Pacino, 8 nominaciones 

Al Pacino es otro de los grandes actores que, a pesar de sus múltiples nominaciones tuvieron que conformarse con un solo Oscar. En su caso, fue elegido mejor actor por interpretar al exoficial ciego del Ejército de Estados Unidos Frank Slade en Esencia de mujer (1992). ¿Cómo olvidar uno de los tangos más famosos de la historia del cine?

Geraldine Page, 8 nominaciones

Con el mismo número de nominaciones que Pacino, Geraldine Page también recibió un único Oscar por su papel protagonista en Regreso a Bountiful (1985).

Ingrid Bergman, 7 nominaciones

Ingrid Bergman fue candidata al Oscar en siete ocasiones y consiguió llevarse a casa tres premios. El primero fue por interpretar a Paula Alquist Anton en Luz que agoniza (1945) y, el segundo, por protagonizar el filme Anastasia (1957).

También obtuvo el Oscar a la mejor actriz de reparto en la adaptación al cine de la más famosa novela policíaca de Agatha Christie, Asesinato en el Orient Express (1974).

Cate Blanchett, 7 nominaciones

Cate Blanchett se convirtió en la mejor actriz de reparto en el 2004 por su papel en la película de Martin Scorsese El aviador, protagonizada por Leonardo DiCaprio. Este último, en cambio, no tuvo tanta suerte y se fue a casa con las manos vacías.

Cate Blanchett estuvo nominada en seis ocasiones más a los Oscars, pero su único galardón como mejor actriz se lo llevó por Blue Jasmine (2013), una película de Woody Allen muy aclamada por la crítica. Y gran parte del mérito lo tuvo ella.

Jeff Bridges, 7 nominaciones

De las siete nominaciones que obtuvo Jeff Bridges en los Oscars, solo consiguió uno por su interpretación en el drama musical Corazón rebelde (2009). Este año opta al galardón por su papel en Comanchería.

Richard Burton, 7 nominaciones

En Hollywood existe una lista de grandes perdedores de los premios Oscars y Richard Burton figura en ella en letras mayúsculas. Fue candidato hasta en siete ocasiones al mejor actor, pero no consiguió ni un solo galardón.

¿Es posible que la gran Elizabeth Taylor lograra eclipsarlo por completo en ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1966)? Es posible, ya que ella sí se llevó el Oscar.

Judi Dench, 7 nominaciones

Para esta actriz británica hay vida antes y después de la saga Bond. Judi Dench estuvo nominada en cinco ocasiones al Oscar a la mejor actriz y dos más a mejor actriz de reparto. Fue en esta última categoría en la que finalmente Judi Dench consiguió la estatuílla, por su papel de la reina Isabel I en Shakespeare In Love (1999).

Robert De Niro, 7 nominaciones

Parece que los papeles de tipo duro le han dado suerte en su carrera a Robert De Niro. Fue siete veces candidato a los Oscars y se llevó el premio al mejor actor de reparto por El Padrino II (1974) y al mejor actor por Toro salvaje (1980):

Robert Duvall, 7 nominaciones

En las siete nominaciones que cosechó, Robert Duvall no consiguió el Oscar por su interpretación en El padrino (1972) o Apocalipsis now (1979), pero su premio llegó pocos años después por encarnar a Mac Sledge en Gracias y favores (1984).

Jane Fonda, 7 nominaciones

A sus 34 años, Jane Fonda conquistó a la Academia al dar vida a la prostituta Bree Daniels en Klute (1972). Fue su primer Oscar, al que seguiría un segundo galardón por El regreso (1978). Otras cinco nominaciones se quedaron sin premio.

Greer Garson, 7 nominaciones

A la tercera fue la vencida. Después de dos nominaciones sin triunfo, Greer Garson consiguió el Oscar a la tercera por Mrs. Miniver (1942). Posteriormente, fue candidata al Oscar a la mejor actriz en cuatro ocasiones.

Dustin Hoffman, 7 nominaciones

Si Meryl Streep destacó a ojos de la Academia en Kramer contra Kramer, su protagonista, encarnado por Dustin Hoffman, no se quedó atrás con siete nominaciones. Fue el primer Oscar para Doffman, que repetiría triunfo en 1988 con Rain Man.

Kate Winslet, 7 nominaciones

Contra todo pronóstico, la protagonista de Titanic (1998) no se llevó ningún Oscar por esa película. Tampoco lo había conseguido como actriz de reparto por Sentido y sensibilidad (1996) y, más recientemente, se quedó a las puertas de obtenerlo por Steve Jobs (2016).

Pero Kate Winslet, con siete nominaciones, no entrará en la lista de los grandes perdedores de los Oscars. Pocos recuerdan el momento en que se alzó con la estatuílla por The Reader (2009).

Denzel Washington, 7 nominaciones

Ni en Malcolm X (1992) ni en Huracán Carter (1999) consiguió Denzel Washington meterse a la Academia en el bolsillo. Pero obtuvo Oscar, y por partida doble.

Gracias a su interpretación del Soldado Trip en Tiempos de gloria (1989) Washington consiguió su primer premio al mejor actor. El segundo le llegó en el 2001 con Training Day.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Ellos son los actores con más nominaciones en la historia de los Oscars