Estas son las dos primeras películas asturianas subvencionadas por Cineteca

Dos largometrajes de no ficción se repartirán casi 19.000 euros. Diez autores concurrieron a la convocatoria

Página oficial de Laboral Cineteca.Página oficial de Laboral Cineteca
Página oficial de Laboral Cineteca

Oviedo

Los largometrajes «Vida vaquera», de Ramón Lluís Bande, y «El trabajo o ¿a quién le pertenece el mundo?», de Elisa Cepedal, han sido los trabajos seleccionados en la primera convocatoria de ayudas para proyectos cinematográficos asturianos de Laboral Cineteca. A esta primera convocatoria de ayudas, que persigue potenciar la producción de largometrajes y cortometrajes de no ficción mediante el apoyo a propuestas de singular valor creativo, se habían presentado diez creadores asturianos.

En «Vida vaquera», que recibirá una ayuda de 10.000 euros, Bande recoge lo visto y oído durante su convivencia con la comunidad vaquera trashumante del concejo de Somiedo, centrándose en los procesos de la vida cotidiana y, sobre todo, del trabajo de la comunidad que, aún hoy, rige su vida y costumbres en comunión con la naturaleza. Además, Bande realiza una labor de recuperación tanto de la huella dejada por el musicólogo americano Alan Lomax, que en 1952 realizó los primeros registros de la música tradicional asturiana en Modeiros (Belmonte), como de las fotografías de la antropóloga María Cátedra, que reflejan la sociedad y la vida cotidiana de varios pueblos de Tineo, Valdés y Cangas del Narcea entre 1970 y 1972.

«El trabajo o ¿a quién le pertenece el mundo?», que percibirá 8.824 euros, se sitúa en los años entre la última huelga general de 2012 y el 2018, año previsto para el cierre de los últimos pozos mineros, para descubrir cómo estos cierres influyen en la vida de los mineros en activo y en las cuencas sin olvidar lo que supone el fin de una industria con una historia marcada por la lucha obrera. Elisa Cepedal concibe el largometraje como una obra experimental en la que el proceso de montaje tendrá un papel destacado y a las experiencias de mineros y vecinos de la Cuenca del Nalón recogidos en el propio rodaje, sumará textos de las publicaciones realizadas por los trabajadores del Pozu Carrio en 2014 o imágenes de un videoaficionado en los años 90 que muestran la vida en el pozo y el conflicto que en esos años dio lugar a huelgas y manifestaciones.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Estas son las dos primeras películas asturianas subvencionadas por Cineteca