Un asturiano se consagra en los Oscar

«El libro de la selva» logra el galardón a mejores efectos especiales con el ovetense José María de la Puente como coordinador de producción y pieza clave en su desarrollo

José María de la Puente
José María de la Puente

Redacción

En una noche tan señalada en el mundo del cine como es la de los Oscar, Asturias no podía dejar de estar presente. Como ya se anunció, la película El libro de la Selva, cuyo coordinador de producción fue el asturiano José María de la Puente, había sido nominada en la categoría de mejores efectos visuales. Finalmente ha conseguido llevarse la estatuilla, de la cual una parte se vendrá a la región de una manera figurada. El film ha se ha alzado con uno de los premios más prestigioso del mundo cinematográfico rivalizando con películas de la talle de Rogue One: una historia de Star Wars; Dr. Strange; Kubo y las dos cuerdas mágicas; y Deepwater Horizon. De la Puente, que reside actualmente en Londres, todavía no procesaba esta mañana el resultado de la ceremonia. «La verdad es que suena raro decir que se ha ganado un Oscar, pone la piel de gallina», declaraba el asturiano que, durante aproximadamente año y medio, trabajó en el largometraje en el que también participaron unos 40 españoles desarrollando diferentes labores.

De la Puente vio la gala desde casa con sus amigos, ya que había adelantado que no asistiría porque es un premio absolutamente colectivo y a ese tipo de actos los que acuden son «los peces gordos». «La verdad es que estamos supercontentos, no me lo esperaba aunque éramos optimistas», explica, aunque admite que tuvo muchas dudas cuando vio que le daban el Oscar como mejor película de animación Zootrópolis. En ese mometo pensó que el criterio del jurado tomaría derroteros similares en la categoría en la que estaban nominados. «Pensaba que Kubo y las dos cuerdas mágicas se iba a llevar el premio, tenía bastante miedo, pero al final salió bien la cosa», detalle el coordinador de producción de la película.

En su opinión, las que más papeletas tenían para robarles el galardón eran la citada Kubos y las dos cuerdas mágicas y Dr. Strange. “Kubos me preocupaba porque es el primer largometraje stop motion que está nominado a mejores efectos visuales y Dr. Strange porque, la verdad, tiene unos efectos chulísimos», dice sincerándose sobre sus rivales, aunque también, acto seguido, lo hace sobre su celebración. «Aquí estoy trabajando con dolor de cabeza y un poquito de resaca, esta mañana no sabía si brindar con champán o con café. La gala era muy tarde y pero había que verla, así que al final con la celebración casi no he dormido, pero sarna con gusto no pica», bromea de la Puente.

Le hubiera encantado estar en la gala

Uno de los mayores deseos del asturiano hubiera sido poder asistir a la gala. «Hombre, me hubiera encantado estar allí, pero hay tanta gente trabajando en la peli que es imposible», afirma, haciendo hincapié en que los que recogen el premio solamente lo hacen de forma simbólica por todo el equipo. Respecto a quién se queda la estatuilla de un premio colectivo, el productor despeja dudas. «Normalmente -concreta- la estatuilla se la queda el estudio que produjo el largo, o también puede haber una copia para el supervisor, que supongo que será lo que harán». Cree que les avisarán cuando llegue el galardón para hacer una «ronda de fotos y tener su momento de gloria», pero que quedará a buen recaudo en el estudio.

Respecto a su presente y futuro, el premio es una gran motivación para seguir adelante en su carrera. «Ahora a seguir trabajando, que vengan más premios -Oscar a ser posible- y que me pille aún más de cerca, en un puesto de mayor responsabilidad ya que, poco a poco, voy creciendo profesionalmente», relata de la Puente, que ya ha ascendido a y su situación es en este momento de mayor relevancia. «Ahora mismo ya no soy coordinador de producción en los proyectos en los que ando metido, sino que soy el line producer», afirma, cuyo equivalente español sería el de jefe de producción. Tras terminar su colaboración en el film Assassins Creed, protagonizado por Michael Fassbender, se encuentra inmerso en una de las próximas producciones de superhéroes, en este caso de DC, como es La Liga de la Justicia. «Superman, Batman, etc. ya sabes, todos juntos. La verdad es que todos son proyectos chulos y no me puedo quejar, toco madera para que siga siendo así», concluye el ovetense, que compagina su trabajo en producción con la escritura y dirección de cortometrajes. Su corto Mi Lucha llegó a ser preseleccionado para los Premios Oscar en 2013.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Un asturiano se consagra en los Oscar