Harry Potter contra los neonazis

En «Imperium», Radcliffe interpreta a un policía del FBI especializado en antiterrorismo que debe afeitarse la cabeza para infiltrarse en el entorno neonazi estadounidense

.

Desde que colgó la varita de Harry Potter, hace unos seis años, Daniel Radcliffe no ha hecho otra cosa que equivocarse a lo Elijah Wood, con sus chungas interpretaciones en bodrios del tipo Horns, Amores asesinos o el ridículo Igor de Victor Frankenstein. Ahora Harry coincide en las pantallas con su amorcito Hermione, pero para dejar más claro aún lo errático de su carrera, pues Emma Watson -¡elemental!- es colega aventajada en la nueva La Bella y la Bestia.

El antaño niño mago ha perdido todo encanto y es ahora un patito feo que no parece poder llegar a cisne, aunque sus agentes lo hayan metido en medio de distintos tipos que desfilan al paso de la oca.

En Imperium -sinónimo de Reich hitleriano para los anglosajones- el actor interpreta a un policía del FBI especializado en antiterrorismo yihadista al que le gusta Brahms y que debe afeitarse la cabeza para infiltrarse en el entorno neonazi estadounidense y así averiguar el paradero de un producto radioactivo susceptible de provocar una catástrofe en la ciudad de Washington. En fin, nada nuevo vamos a encontrar aquí, e incluso es casi seguro que a ratos nos aburriremos un poco con tanto tópico y ritmo afectado. Porque la lista de filmes que giran alrededor de bandas fascistas es larga y, desde luego, hay títulos mucho mejores que Imperium: American History X, Green Room, El creyente, Neo Ned, El sendero de la traición, This is England, El muro, La ola, Romper Stomper, Guerrera, Taxi, Camada negra

Así que, como mucho, esperando que llegue el final, solo podemos intentar entretenernos con el parecido que mantiene con Donald Trump, ese charlatán encarnado por el excelente secundario Tracy Letts. O en como Sam Trammell, el padre de familia amante de la naturaleza y las barbacoas, les construye a sus niños un refugio para protegerse de los negros. También están los disparatados jefes del protagonista: Nestor Carbonell -el policía que se parece a Tony Perkins en Bates Motel- o Toni Collette -La boda de Muriel-, una directiva enrollada que masca chicle y fuma porros. Inefables. Y de huir.

«IMPERIUM»

EE.UU., 2016.

Director: Daniel Ragussis.

Intérpretes: Daniel Radcliffe, Toni Collette, Burn Gorman, Nestor Carbonell, Sam Trammell, Chris Sullivan, Tracy Letts, Linc Hand, Seth Numrich, Pawel Szajda.

Thriller.

110 minutos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Harry Potter contra los neonazis