Cineteca Laboral «enchufa» el LEV con «Geometría del Esplendor»

El documental de José Ramón da Cruz sobre el pionero grupo madrileño de música industrial Esplendor Geométrico inaugura la colaboración entre el proyecto filmográfico y el festival

Un fotograma de «Geometría del Esplendor»
Un fotograma de «Geometría del Esplendor»

Gijón

Karin Ohlenschläger -que antes que directora artistica de LABoral en Gijón, fue protagonista y buena conocedora de la efervescencia artística en la España de los 80-, acuñó una categoría para cierto tipo de creadores españoles de la época. Los llamó «los subterráneos creativos». Suena a ocultación, catacumba y un poco a clandestinidad e incluso a infierno; algo que cuadra perfectamente a Esplendor Geométrico, el grupo madrileño cuya música ferozmente tribal y ferozmente industrial sonará como un preámbulo al festival LEV de este año. Pero no lo harán con un directo, sino a través de un documental que es algo más que eso: Geometría del Esplendor, de José Ramón da Cruz, es a la vez un documento fílmico y una pieza de creación atravesada por la visceralidad y la compulsión rítmica que siempre ha caracterizado la música del grupo del que se ocupa. «Musica visual», lo llama Da Cruz. La película se pasará esta tarde a las en el Paraninfo de Laboral Ciudad de la Cultura gracias a la colaboración que por primera vez vincula a Laboral Cineteca y al LEV. La sesión contará con la presencia del director del documental, que participará en un debate con el público.

Sobre un guión del escritor y articulista Pablo Cerezal, y conectado con su veta como videocreador comprometido con la experimentación, Da Cruz se apoya en los testimonios de los propios integrantes del grupo y en los de otras voces para reconstruir el nacimiento y el contexto de la formación surgida en 1980 de una escisión de Aviador Dro y sus Obreros Especializados. Arturo Lanz, Gabriel Riaza y Juan Carlos Sastre emprendieron justo en el arranque de la década un camino completamente divergente de la icónica Movida madrileña. Tomando en préstamo el nombre al poeta futurista (y fascista) Marinetti, se adentraron en un camino propio en el que, bajo el único condicionante de la creación libre, se fundían lo físico, lo tecnológico, lo tribal y lo industrial, a despecho de toda complacencia con público o medios.

En su caso, la condición de «grupo de culto» no fue jamás un marchamo publicitario, como no es exagerado considerar a Esplendor Geométrico unos verdaderos pioneros, tanto en su filosofía de fondo -autogestionaria, autoeditada, realmente alternativa- como en sus técnicas y prácticas, en las que, todavía en plena era analógica, se apoyaban en materiales pregrabados, grabaciones domésticas, cintas autoeditadas y directos con un fuerte componente performativo. De todo ello, y muy especialmente de lo que, por contraste o por afinidad, se trasluce del contexto y de la época, hablan los propios fundadores, Saverio Evangelista -que forma Esplendor Geométrico junto a Lanz desde 1990-, además de Arturo Lanz, Gabriel Riaza, Juan Carlos Sastre, Saverio Evangelista, Andrés Noarbe, Servando Carballar, Genesis P-Orridge, Francisco López, Karin Ohlenschläger, Diego Manrique, Jesús Ordovás, Jesús Rodríguez Lenin, Rosa Pérez, Yago García, José Macabra, José Manuel Costa, Francisco Felipe, Miguel Ángel Martín.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Cineteca Laboral «enchufa» el LEV con «Geometría del Esplendor»