Continúa el cachondeo cósmico

«Guardianes de la Galaxia Vol. 2» no tiene la sorpresa y la frescura de su predecesora pero mantiene el ritmo y el desenfado inteligente promovido por James Gunn


Sin ser este crítico un entregado a la traca superheroica (por saturación, más allá de prejuicios cinéfilos y autorales), reconozco que me lo pasé en grande con los títulos de crédito al son de la setentera Mr. Blue Sky a cargo de la Electric Light Orchestra, bailados por el Groot bebé. No solo es divertida, sirve también para presentar a los cuatro personajes principales. Pero en general, el parecido con su antecesora del 2014 incluso semeja exagerado, aunque use como coartada la continuidad natural de la saga protagonizada por Peter Quill, y cabe esperar que otro tanto ocurra en la próxima, allá por el 2020. De manera que desapareció la sorpresa y la frescura, aunque se mantiene el ritmo y el desenfado inteligente promovido por James Gunn en un clara voluntad de sacar a la factoría Marvel de un cierto acomodo tonal y formal, preludio de un inminente desgaste en varias de sus franquicias. Tampoco conviene dejar a un lado su sociedad productora con Disney en cuanto a su aspiración de convertirse en uno de los mainstream del año, y lo que representa prescindir de trazos gruesos.

Obviando cuanto se relacione con su acabado visual, al nivel máximo que permiten la CGI [generación de imágenes por ordenador] actual, y asumiendo que la parafernalia batallera galáctica comienza a resultar un tanto cansina desde la marea starwarsiana a finales de los setenta, fue un acierto recurrir a la que era una de las sagas menores del imperio Marvel -sus creadores son Dan Abnett y Andy Lanning- y ponerla en manos de un director como Gunn, de 46 años, cultivado en el género fantástico de finales de los 70 y primeros 80, durante su infancia y adolescencia, además de integrante de grupos punk, y de tener su pequeña productora. Todo eso aporta un toque diferencial a Guardianes de la Galaxia. Vol. 2, que tiene como eje argumental el origen paterno de Quill, revestido con otros ingredientes que afectan al resto de los personajes, en especial al divertido Yondu de Michael Rooker, cuya última secuencia da pie a otro momento memorable de la trama. Sin descartar a Stallone, igualmente para recordar.

Ficha técnica

«GUARDIANS OF THE GALAXY. VOL. 2». EE.UU., 2017. Director: James Gunn. Intérpretes: Chris Pratt, Zoe Saldana, Dave Bautista, Bradley Cooper, Vin Diesel, Michael Rooker, Karen Gillan, Kurt Russell, Sylvester Stallone. Ciencia-ficción. 137 minutos. 

Tags
Comentarios

Continúa el cachondeo cósmico